comScore
Una encuesta revela que 9 de cada 10 posadeños está de acuerdo con el cambio de horario para que los comercios y organismos trabajen de corrido

Una encuesta revela que 9 de cada 10 posadeños está de acuerdo con el cambio de horario para que los comercios y organismos trabajen de corrido

La muestra abarca más de 700 casos con diversos grupos etarios consultados, ocupaciones y zonas geográficas en una encuesta que se realizó íntegramente en la modalidad virtual. Ahorro de tiempo y dinero son las principales ventajas que encuentran los ciudadanos, que contrasta con aquellos que opinan que el calor y una breve interrupción para dormir la siesta, son impedimentos.

 

Una encuesta revela que 9 de cada 10 posadeños está de acuerdo con el cambio de horario para que los comercios y organismos trabajen de corrido

 

Los cambios de hábito que nos impuso la pandemia del coronavirus, reabrió la puerta para un debate que hace años insinúa la sociedad posadeña pero que nunca se concreta a fondo y con todos los actores involucrados, realmente comprometidos. El notable crecimiento demográfico y territorial de la capital misionera interpela una vez más acerca de modificar los usos y costumbres, fundamentalmente en el sector comercial. Es allí donde renacen las consultas acerca de la necesidad de extender los horarios de atención y que operen de corrido, sin cortes en la bendita hora de la siesta “sagrada”.

La organización Podemos, cuyo referente es el actual presidente del Concejo Deliberante de Posadas, Facundo López Sartori, elaboró un muestro consultando a más de 700 posadeños y arrojó resultados muy similares al trabajo que durante el 2019, encargó el actual concejal y ex integrante de la Cámara de Comercio de Posadas, Diego Barrios. El 64% de los encuestados considera que con el horario de corrido tendrá más tiempo, mejorará sus ingresos y su capacidad de ahorro. El 20% cree que el horario de corrido es más fácil, es más práctico y más cómodo para la organización de sus horarios. Mientras que el 9% considera que su salud mejoraría.

La encuesta se realizó de forma online, tuvo una duración de 15 días y se ejecutó mediante un formulario que se debía completar, con segmentos sobre ocupación y zonas geográficas de residencia. Participaron personas de diferentes edades y ocupaciones entre los que se incluyen estudiantes, comerciantes, profesionales, entre otros.

Datos contundentes

El 91% de los consultados que vive fuera del centro de la ciudad está de acuerdo con el cambio de horario. Mientras un 87% que vive dentro del centro de la ciudad quiere horario extendido. Entre los profesionales, emprendedores (freelancers), el 82% está de acuerdo con el cambio de horario; entre las personas que tienen un trabajo en Relación de Dependencia el porcentaje asciende a 93% a favor de la variante.

Más allá del alto grado de adhesión, hay un número menor, pero no menos importante, que mostró su disconformidad con la idea. Entre los que no están de acuerdo con el horario de corrido, los argumentos más fuertes circulan en torno a las costumbres arraigadas de los misioneros, como por ejemplo dormir la siesta que alcanza un 37% dentro de los casos negativos. Otros consideran que habrá superposición de tareas como el trabajo, la escuela, el supermercado y los bancos (28,1%) y un 12,5% de los que están en contra señalaron al factor climático, como un impedimento. Allí vale mencionar que la referencia clara es acerca de los meses de alta temperatura en esta región del país que ocupa buena parte de nuestro calendario.

 

Facundo López Sartori dijo que “este tiempo de pandemia nos posicionó en un horario de corrido, nos cambió los hábitos. En una primera instancia los comercios comenzaron a trabajar de 8 a 16 horas, en base a eso hicimos la encuesta”.  Dentro del análisis global e incluso los estudios previos para reabrir el debate, el concejal renovador incluyó la opinión de diversos nutricionistas, “quienes nos comentaron que el posadeño tiene una costumbre que no es buena que es que cena entre las 10 y las 11 de la noche y se levanta muy temprano al otro día, entonces no tiene tanto tiempo para hacer bien la digestión”. Y sobre la costumbre de dormir la siesta, para el presidente del cuerpo deliberativo, “es casi un lujo que se dan algunos pocos, porque Posadas creció tanto que los que viven alejados del centro, pasan mucho tiempo arriba del transporte público y casi no les queda tiempo para dormir la siesta”.

Sartori admitió que “con estos números que tenemos y con los que hizo el concejal Diego Barrios el año pasado que son similares, ya comenzamos a hablar con la Cámara de Comercio, dijeron que sí y quizás el impedimento más importante está en el Concejo de Educación, porque no tenemos muchas escuelas de jornada completa”

Sobre las altas temperaturas que soporta la ciudad en buena parte del año, puso como ejemplo a la ciudad de Encarnación “que tiene un flujo comercial mayor al nuestro y la misma temperatura que Posadas y no tienen inconvenientes, así que considero que el clima no puede ser un impedimento para llevarlo adelante”.

El debate está abierto “y pensar en una ordenanza o alguna normativa para que regule el cambio debe pasar primero por un proceso profundo de análisis, de debate de todos los sectores involucrados para que el cambio de hábito esté legitimado, aceptado socialmente”, concluyó Sartori.

 

 

DG

guimaraez.dario-

Canal W



Quizás tambien le interese...