Héroes cotidianos: una maestra rural de Santa Ana imprime tareas y recorre chacras para repartirlas a sus alumnos que no tienen Internet

Héroes cotidianos: una maestra rural de Santa Ana imprime tareas y recorre chacras para repartirlas a sus alumnos que no tienen Internet

Laura Iszczuk docente de un aula satélite en Santa Ana vio que muchos de sus estudiantes no podían acceder a las clases y las actividades, debido a la falta de conectividad en esa zona rural, por ello optó por fotocopiar, imprimir y acercar materiales educativos para sus alumnos, con el objetivo de que sus 20 niños a cargo no pierdan sus clases.

Laura Iszczuk es maestra en el aula satélite que corresponde a la escuela N 182 de Mártires y su día a día inicia con una ardua, pero gratificante labor. A su cargo hay 20 niños rurales que quieren aprender y todos son de diferentes grados, de 1ro a 7mo. “Soy personal único”, comentó.

 

Cuando inició la cuarentena, la vida de Laura no solo cambió en relación a los hábitos sanitarios más estrictos que debía seguir, su rutina como maestra también se vio afectada, pero como en cada crisis hay una oportunidad, decidió darle la vuelta y aprovechar este tiempo.

 

“Empecé a incorporar hábitos como el uso de alcohol en las manos, del barbijo, eambios en el saludo, el uso del codo y no los dos besos como lo hacía siempre. y en relación a mi empleo, antes tenía horarios de trabajo, hoy estoy todo el día enseñando y corrigiendo, mi casa se ha convertido en mi lugar de trabajo, contó.

 

 

Cuando las autoridades decidieron que las clases no serían de manera presencial debido al aislamiento social preventivo y obligatorio, empezó el desafío en vista de que la mayoría de sus estudiantes no cuentan con los medios para poder llevar las clases de manera 100% online.

“ La idea de imprimirles las actividades nace como una estrategia para que los alumnos puedan seguir estudiando y realizando las actividades escolares ya que viven en una zona rural donde no hay conectividad y no tienen acceso a internet”.

 

 

La maestra deja las actividades en las entradas de los caminos que se dirigen a sus casa, “ya que no podía haber contacto físico, imprimí actividades de las cuatro áreas: Lengua, Matemática, Ciencias Sociales y Naturales, las coloqué dentro de un sobre y las distribuí dentro de una caja por sectores. A diario les envío un mensaje de texto con el número de página a realizar en el día, los que tienen la aplicación whatsApp también les envío audios y videos explicativos, y los que no, nos comunicamos por llamadas, también de esa manera realizo a diario las correcciones de las actividades enviadas”.

 

Si bien, el desafío es grande reconoce que todo el esfuerzo valió la pena,mis alumnos responden favorablemente a las tareas enviadas, los padres colaboran muchísimo para ello, creo que esto de la pandemia nos abrió las puertas en los hogares de cada niño y nos permitió acercarnos mucho más a las familias de los alumnos, acotó.

 

 

SPM



Quizás tambien le interese...