comScore

Héroes cotidianos: “ayudar es un don”, la madre de Aristóbulo que con un grupo de voluntarios asiste a las familias más pobres

Héroes cotidianos: “ayudar es un don”, la madre de Aristóbulo que con un grupo de voluntarios asiste a las familias más pobres

Silvia ‘vivi’ Acosta vive en Aristóbulo del Valle, su día transcurren entre sus actividades como ama de casa y como la líder de Acción Solidaria, un grupo de voluntarios que reúne a tareferos, albañiles, padres y madres de familia, entre otros, que buscan demostrar que con lo que uno tiene, aunque parezca poco, puede impactar de manera notable.

 

Vivi Acosta recuerda la humildad de su infancia, sabe que el ayudar es un don divino y para ello se requiere disciplina y mucha pasión. Por ello, solo en las pascuas pasadas, convocó a un grupo de amigos y conocidos y prepararon más de 2.000 huevos de pascuas que entregaron casa por casa a los niños de los barrios más carenciados. La presentación de los huevitos estuvo llena de detalles y es que para Acosta las cosas se deben realizar con mucho amor y compromiso.

 

 

Vivi trabaja como ama de casa y a la vez destina tiempo todos los días para organizarse en su grupo Acción Solidaria. Acosta afirmó que no reciben ningún tipo de ayuda de las autoridades, ni  tienen una organización que los respalde, sin embargo uniendo esfuerzo y con más de 27 voluntarios y otros colaboradores lograron juntar 300 módulos de mercadería, además de que han donado hasta la fecha más de 1750 barbijos.

 


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


 

También fabrican tapabocas que vende entre 50 y 60 pesos y con estos fondos compran harina y otros insumos para que una voluntaria prepare pan. Por semana se entregan 1200 panes que una señora de la localidad con mucho cariño prepara. También una vez por semana preparan una merienda que los chicos pueden llevarse.

“Mi día empieza atendiendo a mi familia, luego me dedico a organizar, recoger o llevar donaciones y materiales que necesitemos para ayudar a las familias”.

 

Sobre el apoyo de su familia, dijo entre risas que aunque a veces no entienden a qué se debe tanto esfuerzo sin recibir nada a cambio, Vivi cree que solo se puede hacer cuando es algo nato. “Para mí  ayudar es un don de Dios, me siento depresiva y necesito ayudar. Nos ayuda a concentrarnos en lo que los otros necesitan y no enfocarnos en pensamientos depresivos o malos”.

 

“Somos un grupo mayoritariamente femenino, madres de familia, tareferos, albañiles, todos laburantes que queremos lograr un cambio”.

 

Acosta resaltó la pasión y dedicación de todas las personas que se involucran  y informó que desde este mes ya se están dedicando a juntar fondos para celebrar el Día del Niño. Para ellos buscan recaudar mercadería y dulces para preparar unas bolsitas de regalos.

 

Héroes cotidianos: “ayudar es un don”, la madre de Aristóbulo que con un grupo de voluntarios asiste a las familias más pobres

 

“Tenemos entre 3 mil y 3.500 niños a los que les celebraremos su día y desde hoy estamos vendiendo barbijos, mates y juntando donaciones”.

 

Aunque muchas de la agrupación pasaron momentos difíciles, Vivi afirma que ayudar es sanar. Señaló que aquellas madres que no pueden coser barbijos, ayudan a confeccionar acolchados y otros juntas cajas de leche para hacer sorpresas de regalos para los nenitos.

Por eso, convocó a todos los que quieran apoyar para que se comuniquen con Vivi Acosta al 375 528-8683

spm


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


 

SPM-


Quizás tambien le interese...