Alexa

Confianza de circulación comunitaria

Vivir en una situación particular que nos excede a nivel país. Estamos comunicados a nivel mundial en donde todos compartimos la misma necesidad.

 

Cuidarnos para cuidarte.

Hay quizás muchas cosas a las cuales desconocemos, aprendemos cotidianamente a habitar nuevos espacios sociales.

Nos movemos en el mundo mediante nuevas modalidades,  espacios, distancias  ya no llevamos libremente al descubierto nuestras caras.

Pese a esto enfrentamos juntos como comunidad una circulación.

Circular como cuando éramos niños y jugábamos a la ronda, uno de nosotros girábamos  en una unidad.

De la misma manera hoy podemos hablar de circular, y jugar todos juntos tomados de las manos y hacer una gran ronda.

En esa ronda circule la confianza.  La confianza en uno mismo, en que soy capaz de cuidarme  de lograr una mirada de aprendizaje.

La confianza en el otro, en que se ocupa de su propio cuidado. Confianza en las autoridades que nos cuidan y están atentos a todo lo que nos rodea.

Confianza en el misterio de la vida, sea cual fuera tu creencia. Confía en aquello en lo que amas.

 

Ladrillos de confianza.

La confianza es una interpretación que valida todas las relaciones y vínculos humanos. Construirla nos lleva a comprometernos y a comunicarnos entre todos.

Hagamos una ronda y circulemos con ella, reconozcámonos en cada uno de las personas que estamos siendo en este momento.

Seamos más grande que nuestra propia rutina. Cambiemos la mirada, no estamos en aislamiento.

Estamos protegiéndonos unos a otros. En algo tan maravilloso como nuestros hogares. Ese lugar que te da calor que te contiene.

 “Hagamos un trato. Yo quisiera contar con usted,  es tan lindo saber que  usted existe uno  se  siente vivo cuando digo esto quiere decir contar aunque sea hasta dos, aunque sea hasta cinco  no ya   para que acuda presurosa  en mi auxilio, sino para saber a ciencia cierta que usted sabe  que puede contar conmigo.”

 

                                                                                                                               Mario Benedetti.

Hagamos un trato. Hagamos que circule la confianza dado que si ella gira entre cada uno de nosotros empezaremos a transmitir las sonrisas a esas personas que están necesitando, empezaremos a girar mayor solidaridad.

Tomémonos de la mano y vayamos a jugar confiando en la comunidad.

Es posible simplemente hace falta creerlo para crearlo a nuestro alrededor. Ruedas de confianza, de amor y de gratitud.

Cuando podamos salir afuera a jugar seremos recordados no solo por nuestras mascaras sino por la comunidad que se miró a los ojos y aposto a unir sus esfuerzos y salió a circular con todas las medidas de protección pero por sobre todas las cosas hizo circular la confianza, el amor y el compromiso por el otro.  Hagamos que suceda.  Hagamos el trato.

 

 

* María Natalia Ferreira. Coach Ontológica Profesional.  mnataliaferreira@gmailcom

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES