Alexa

La nueva etapa de la cuarentena, Legislatura virtual y una designación largamente esperada por los yerbateros

Donald Trump volvió a sorprender al mundo al recomendar a la comunidad científica que estudie la posibilidad de inyectar desinfectante a los enfermos de COVID-19, con lo cual dejó al descubierto no solamente sus limitaciones intelectuales sino también el altísimo grado de desinformación y el desapego al pensamiento científico con el que algunos de los principales líderes del mundo están lidiando con la pandemia.

 

Ya no se trata de la remanida disyuntiva entre la economía y la salud sino de una inclinación hacia el pensamiento mágico, que siempre tiene a mano soluciones tan rápidas como ineficaces, en oposición a los rigores que impone la búsqueda de respuestas a través del método científico, única vía hacia el conocimiento comprobable.

 

Lamentablemente la única respuesta que hasta hoy tiene la ciencia para contener al coronavirus es el aislamiento social. Quienes siguen sin entenderlo así, como el brasileño Jair Bolsonaro -un emergente de una de las formas más potentes del pensamiento anticientífico como el fanatismo religioso- están llevando a su población al sufrimiento y a la muerte, más precisamente 3.704 muertes, más de 17 por millón de habitantes, cuatro veces más que Argentina que no supera los 4 muertos por millón de habitantes.

 

En las antípodas de Trump y Bolsonaro pueden encontrarse al presidente Alberto Fernández y al gobernador Oscar Herrera Ahuad, que desde que se detectó el primer caso en territorio nacional hasta la fecha no tomaron una sola decisión que no estuviera apoyada en el más estricto criterio científico. Siguiendo ese criterio el presidente anunció hoy una nueva extensión de la cuarentena administrada, que en principio iría hasta el 10 de mayo, pero que superaría largamente esa fecha.

 

La nueva versión de la cuarentena será un poco más flexible: se permitirá a todos los habitantes, incluidos los que integran grupos de riesgo, a realizar salidas de no más de una hora y a distancias inferiores a los 500 metros del domicilio. Además en las ciudades con menos de 500 mil personas –en Misiones ninguna supera esa cifra- se podrán aplicar más excepciones siempre y cuando se cumplan cinco condiciones relacionadas a la situación sanitaria, que también se cumplen en todo el territorio misionero.

 

Mientras avanza la cuarentena se hace más urgente profundizar medidas que permitan sostener algún grado de actividad económica sin asumir un mayor riesgo sanitario y otorgar algún alivio a los sectores más golpeados. De allí el lento pero progresivo avance en la habilitación regulada de actividades que puedan desarrollarse bajo protocoles que reduzcan significativamente el riesgo de contagio y medidas como los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos lanzada por el Gobierno nacional esta semana.

 

Con el mismo objetivo de permitir cierto grado de actividad sin comprometer el aspecto sanitario, el Gobierno misionero continúa avanzando en medidas concretas. La última es el desarrollo de un protocolo para permitir que los camioneros puedan cumplir con su labor, necesaria para mantener abastecidas las ciudades, sin poner en riesgo su salud y la de las comunidades en las que habitan.

 

El ministerio de Salud de la Provincia ya avanzó con las cámaras de transportistas y el gremio de camioneros en un esquema que obligará a las empresas a suministrar a sus trabajadores todos los elementos necesarios para preservar su salud. El tema fue planteado por el gobernador Oscar Herrera Ahuad al presidente Fernández, que a su vez instruyó a su ministro de Interior, Wado de Pedro, que se reúna con el mandatario misionero el lunes para avanzar en la propuesta.

 

Un nuevo positivo, muchas dudas y la necesidad de una contraprueba

 

Un nuevo caso de coronavirus en un misionero generó muchas dudas que hasta ahora siguen sin resolverse. Se trata de un niño que estaba internado en el Hospital de Pediatría de Posadas y fue derivado al Garrahan para una cirugía de alta complejidad. El menor fue trasladado en un vuelo sanitario, cuando ingresó se le practicaron los exámenes de rutina que incluyen un test de coronavirus y dio positivo.

 

Desde el hospital porteño informaron a la salud pública de Misiones que inmediatamente disparó el protocolo para esos casos. Se identificaron a 37 personas que habían tenido contacto con el menor en las semanas previas, entre ellos los familiares directos y personal del Hospital de Pediatría que lo había atendido.

 

La posibilidad que tiene Misiones de hacer análisis en laboratorios propios permitió que a horas de que se disparara el protocolo, se determinara que ninguno de los 37 se había contagiado.

 

Esos resultados representan un indicio fuerte que indica que el niño no se habría contagiado en Misiones, entonces se pensó en la posibilidad de que el contagio se hubiera producido en el avión que lo llevó a Buenos Aires. Había un dato que reforzaba esa hipótesis: en el mismo avión se había trasladado poco antes a un paciente oncológico desde la capital del país hacia Puerto Iguazú que falleció horas después de su arribo a la ciudad de las Cataratas.

 

Se especulaba que el fallecido podría haber contraído coronavirus e infectado a la tripulación, pero el test que se le hizo cuando ingreso al hospital de Iguazú también dio negativo, lo que echó por tierra la versión que lo señalaba como posible fuente de contagio del menor.

 

Ante la imposibilidad de establecer un nexo epidemiológico, dato que resulta de suma importancia para la definición de políticas de contención de la enfermedad, urge la necesidad de practicar una contraprueba que descarte la posibilidad de un falso positivo, algo que ya fue planeado desde la Provincia pero hasta ahora no fue concretado por el hospital porteño.

 

El INYM y una designación que deja muchas lecturas

 

Finalmente se conoció esta semana quien será el próximo presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). Se trata de Juan José Szychowski, un hombre que contaba con el respaldo casi unánime del sector y con el aval del Gobierno provincial.

 

La designación del productor apostoleño es el final de una novela que comenzó ni bien se conocieron los resultados que consagraron a Alberto Fernández como presidente electo y que tiene ribetes que se repiten en la disputa de otros cargos nacionales que todavía no fueron definidos.

 

Con un nuevo presidente resultaba obvio el recambio en la cúpula de todos los organismos nacionales. En Misiones la disputa por esos cargos presenta una particularidad porque el Frente de Todos tiene a sus representantes, pero a su vez el Gobierno nacional cultiva relaciones muy constructivas con el provincial, a cargo de la renovación.

 

A partir de ese escenario, para ocupar cargos clave como la presidencia del INYM se plantearon tensiones entre las fuerzas directamente alineadas con el Frente de Todos –básicamente la pata local de La Cámpora y el PAyS- y el Frente Renovador respaldado por la aplastante victoria con más de 73% de los votos en las últimas elecciones a gobernador.

 

En el caso particular del INYM, la renovación decidió avalar la candidatura de Juan Szychowski en tanto venía con el respaldo prácticamente unánime de las asociaciones que representan a productores, cooperativas, secadores y a la pequeña industria. En tanto que el PAYS de Héctor “Cacho” Bárbaro promovió a exrector de la UNaM, Javier Gortari.

 

La principal diferencia entre ambos radica en que mientras Gortari es un académico que se aproximó a la actividad yerbatera a través de sus investigaciones de campo, Szychowski es un hombre del sector, alguien a quien los productores reconocen como un par.

 

Quien asumirá en pocos días la presidencia del INYM es un productor de la zona de Apóstoles y dirigente gremial de ese eslabón de la cadena yerbatera, además de contador público. Su apellido dispara una relación instantánea con la firma La Cachuera, pero la verdad es que nunca participó en esa empresa fundada por su abuelo paterno, porque su padre se separó de ella en los años 60. Su abuelo materno es Bernardino Bertolotti, primer presidente de la Cooperativa Agrícola Tabacalera y Yerbatera de Rincón de Bonpland, la primera cooperativa yerbatera de Misiones fundada en 1926, y miembro fundador del Centro Agrario Yerbatero Argentino (CAYA).

 

Paradójicamente, el respaldo de Cacho Bárbaro a Gortari terminó valiéndole más apoyos a Szychowski, porque el dirigente del PAyS es resistido por buena parte de la dirigencia yerbatera. “Si a Cacho lo hace enojar quiere decir que es bueno”, comentó en su cuenta de Facebook un conocido productor de la zona Centro integrante de la APAM, ni bien se enteró de la designación de Szychowski.

 

Prácticamente todos los referentes del sector yerbatero celebraron que por primera vez el Gobierno nacional se decidió por un hombre del sector para encabezar el INYM y reconocen que el apoyo del Gobierno provincial resultó fundamental para que ello ocurriera.

 

El propio  Szychowski agradeció el respaldo del Frente Renovador a su candidatura y destacó que el Gobierno provincial siempre apoyó a los productores en todos sus reclamos.

 

La lectura política de lo ocurrido dejó un sabor amargo en las filas del PAyS, que claramente perdió una pulseada política en la que había puesto muchas expectativas.

 

La reacción del siempre frontal Cacho Bárbaro no se hizo esperar. Acusó al productor apostoleño de macrista, puertista y defensor de los intereses de la molinería. Incluso impulsó un comunicado a través del cual repudió y exigió que el Gobierno nacional reviera la designación de Szychowski. El comunicado fue firmado por varios partidos que integraron el Frente de Todos en Misiones, pero brilló por su ausencia la firma del Partido de la Victoria de Cristina Brítez, referente principal del kirchnerismo en Misiones y actor central dentro del mencionado frente.

 

Como respuesta, el próximo presidente del INYM aseguró que su militancia se desarrolló íntegramente en el campo de la representación gremial del sector productivo a través del CAYA y recordó que fue uno de los impulsores del Convenio de Corresponsabilidad Gremial, entre otras transformaciones que se lograron para el mundo yerbatero.

 

Cristina encontró la certeza que buscaba

 

Los rigores del aislamiento social obligatorio, cuando no el riesgo contante y sonante de contagio de coronavirus, tendieron un manto de dudas respecto a la continuidad del funcionamiento del Congreso nacional. La principal dificultad radica en el hecho de que ambas cámaras están compuestas en buena medida por legisladores que viven en provincias y deberían trasladarse, en algunos casos más de mil kilómetros, y encontrar alojamiento en Buenos Aires cuando todos los hoteles están cerrados.

 

El riesgo sanitario que implicaría mantener funcionando normalmente al Congreso en esas condiciones llevó al oficialismo a buscar la posibilidad de sesionar de manera virtual. Pero ni bien se conoció que algunos legisladores del Frente de Todos presentarían un proyecto para aplicar un impuesto extraordinario a las grandes fortunas del país, como medida de excepción frente a la crisis desatada a partir del coronavirus, desde el Frente Todos por el Cambio pusieron el grito en cielo contra la virtualidad y exigieron que el Congreso funcionara de manera presencial, aun conociendo los riesgos que ello implicaría.

 

Para zanjar la disputa, la presidente del Senado Cristina Kirchner presentó ante la Corte Suprema una acción declarativa de certeza, con el objetivo de que el máximo tribunal se expresara respecto a la validez de las leyes que pudieran surgir de una sesión virtual.

 

Los jueces de la Corte rechazaron el la acción por considerar que la decisión de sesionar de manera presencial o remota es una atribución del Legislativo. Desde la oposición salieron a hablar de una nueva derrota judicial de Cristina, pero lo cierto es que la vicepresidente obtuvo la certeza que fue a buscar: el Congreso podrá sesionar de manera virtual sin riesgo de que las leyes que se sancionen sean luego cuestionadas por la ausencia física de los legisladores en las cámaras.

 

Todo listo para legislar en Misiones

 

Lejos de las polémicas, el próximo 1 de mayo la Legislatura de Misiones iniciará un nuevo período de sesiones ordinarias con un protocolo que garantizará el normal desarrollo de las mismas sin riesgo sanitario. Como nunca antes se pondrán en escena las múltiples herramientas tecnológicas de la que se perfila como la Legislatura más moderna del país.

 

El gobernador Oscar Herrera Ahuad brindará un discurso por video conferencia que estará enfocado en los primeros cuatro meses de gestión y en el que hará hincapié en el firme trabajo que viene desarrollando la provincia para contener que la epidemia de dengue y la pandemia de coronavirus, aun con el riesgo que implican las fronteras con Brasil y Paraguay, además de las numerosas tareas direccionadas hacia las Pymes, principalmente del turismo, y los trabajadores independientes que han sido afectados por la crisis económica devenida de la emergencia de la sanitaria.

 

La apertura de sesiones se realizará por videoconferencia, permitida por el artículo 20 del Reglamento para casos de fuerza mayor, con participación de los 40 diputados desde sus oficinas, medios de prensa, y todos los que quieran seguir el discurso por las herramientas digitales disponibles.

 

La convocatoria fue dispuesta para las 9 por el presidente de la Legislatura y jefe del Frente Renovador, Carlos Rovira, a través del decreto 263.

 

Al respecto, el presidente del bloque de diputados renovadores, Martín Cesino, explicó que “al hablar de un parlamento virtual se hace referencia a mantener las actividades del Parlamento misionero sin presencia física de los legisladores, ni en la sesión, ni en el trabajo de las comisiones, respondiendo de esta manera a las exigencias planteadas por la emergencia sanitaria”.

 

La Legislatura de Misiones ha iniciado diez años atrás, antes que ninguna otra del país, un proceso de modernización y digitalización que permite encontrar hoy las ventajas para seguir trabajando sin que la pandemia represente un inconveniente. Otros poderes legislativos se encuentran paralizados.

 

Firma digital, votación electrónica, procesos que cumplen con las normas IRAM y otros aspectos de avanzada hacen que este Parlamento se distinga por sobre otros y se destaque en sus características de modernidad.

 

“Gracias a eso hoy trabaja codo a codo con el Poder Ejecutivo y el Judicial para responder lo más rápido posible a las demandas de nuestra población, que son muchas”, dijo el diputado.

 

“Esta posibilidad es resultado de las decisiones y acciones innovadoras impulsadas por Carlos Rovira durante toda su gestión; hablamos de procedimientos que llevan años de desarrollo y que fueron concretados por profesionales misioneros que trabajan en la Cámara de Representantes”, resaltó.

 

Bajo la misma impronta de trabajo se reunirán las comisiones y se realizarán las sesiones del nuevo período hasta tanto cese la medida de aislamiento obligatorio.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas