comScore
Brasil: la sequía afectó la producción agrícola y ya son 329 municipios en Río Grande do Sul que declararon una situación de emergencia hídrica

Brasil: la sequía afectó la producción agrícola y ya son 329 municipios en Río Grande do Sul que declararon una situación de emergencia hídrica

Durante cinco meses con lluvias por debajo del promedio, la región tiene la peor sequía desde 1984. “Desde diciembre hasta ahora ha llovido un 67% menos de lo esperado en la región”, según datos de la Estación Climatológica de Campo Bom. Esta situación de anormalidad afecta el área rural con mayor intensidad, así como también está afectando el almacenamiento de embalses de agua y represas en el área rural, que ya están en niveles “críticos”.

 

La sequía causó una disminución considerable en la capacidad de explotar el agua, causó pérdidas considerables en los campos de maíz, alfalfa, higo, guayaba, uva, repollo, brócoli, coliflor, batata y durazno. Hasta el momento, el Gobierno Federal reconoció  la situación de emergencia en 163 municipios debido a la sequía en el Estado de Río Grande do Sul.

Sólo en la Región Central, la falta de lluvia causó pérdidas de casi R $ 3 mil millones en la agricultura, principalmente en la producción de soja.

 

Según una encuesta realizada por Emater / Ascar y la Secretaría de Agricultura, en diversas localidades como el municipio de Feliz donde se registran grandes pérdidas agrícolas. “Las proyecciones meteorológicas apuntan al fenómeno de La Niña en el estado de Rio Grande do Sul, lo que conducirá a un empeoramiento de la sequía. Esto afecta a los productores a mediano y largo plazo, haciendo imposible recuperar los ingresos de los cultivos de invierno, primavera y verano ”, señala la encuesta.

 

Incluso, según los datos proporcionados por Emater, el escenario de sequía actual asociado con pronósticos futuros es desalentador, indicando pérdidas agrícolas significativas en el municipio mencionado –donde se realizó el relevamiento- y generando un gran impacto en la economía local, ya que el «agro» corresponde al 35% de la actividad rural.

 

Brasil: la sequía afectó la producción agrícola y ya son 329 municipios en Río Grande do Sul que declararon una situación de emergencia hídrica

 

“La situación es muy crítica”, dijo el agricultor Yuri Gayer, de Vale do Lobo, quien relata los problemas de sequía para el riego de vegetales. “Esto hace que sea imposible comenzar los cultivos de otoño / invierno. El punto de reserva de agua que usamos para regar nuestros cultivos está casi seco. Casi puedes ver la tubería de entrada de agua. Está muy cerca de llegar al final. Incluso se crearon pastos en los bordes, a medida que el agua disminuía. Desde diciembre, no ha llovido significativamente para que el depósito se llene nuevamente ”, explica.

 

“La situación de nuestra plantación de tomate, por ejemplo, lleva a que las plántulas se plantan en diciembre y deben estar en el momento de la siembra. Pero muchos mueren debido a la sequía y la mayoría no crece debido a la falta de agua ”, graficó el productor.

 

Defensa Civil registra la emergencia de los municipios por la seca

El número de localidades fueron dados a conocer por Defensa Civil y es equivalente a más de la mitad de las ciudades en Rio Grande do Sul.

El lunes 20 de abril, se decretó una situación de emergencia debido a la sequía en el municipio de Bom Princípio, uno de los últimos en adherir a la medida. Este decreto que es válido por 180 días fue preparado en base a datos de la secretaría de agricultura, Emater y Defensa Civil, para que esta información se registre, junto con el decreto a nivel estatal de Rio Grande do Sul, a la espera de la aprobación de la situación de emergencia. . Una vez aprobado, que depende del Estado, será posible brindar un mayor apoyo a los productores rurales con apoyo legal.

 

Según el Secretario de Estado de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Covatti Filho, existe una consolidación de las pérdidas en el campo y la preocupación por la situación de los productores rurales. “Las pérdidas de cultivos son una realidad. La cosecha de soja, por ejemplo, tendrá una caída del 45% en la producción. Existe una gran preocupación por la situación de los productores rurales, no solo por la producción, sino principalmente por la falta de agua”, explicó.

 

“Estamos presionando al Ministerio de Agricultura para que nos ayude con esta situación”,  dijo Filho en una entrevista con Estúdio Gaúcha. El número de municipios que tenían la situación de emergencia fueron incrementando en estos 5 meses. A partir del reconocimiento, los ayuntamientos comenzaron con el proceso de presentación de documentos y plan de trabajo para gestionar el apoyo económico del gobierno federal.

“La situación que enfrentan los productores rurales es bastante clara. Las presas utilizadas como fuente de agua para riego están en niveles muy bajos, así como arroyos y ríos. Los cultivos ya tienen pérdidas muy grandes, muchas de ellas irreparables ”, destacó el alcalde de Bom Princípio, Fábio Persch, al firmar la documentación.

 

Por su parte, Paulo Portinho, responsable de la Defensa Civil en Bom Princípio, discutió el asunto hace unos días con el teniente coronel Sandro Carlos Gonçalves da Silva, quien es el coordinador regional de defensa civil, pudiendo así avanzar el decreto municipal. Según Portinho, los datos ahora se incluirán en un sistema de defensa civil para que el decreto, en su conjunto, sea sostenido y pueda ser ratificado.

En tanto, este viernes (24) la ciudad de Feliz también ha declarado al Estado que entró en un período de sequía prolongado desde enero de 2020. Según los balances elaborados por el equipo, entre enero y febrero de ese año hubo solo tres lluvias superiores a 25 mm y una superior a 100 mm. En marzo, no hubo registro de lluvia por encima de 10 mm, registrando solo cuatro períodos de lluvia por un total de 14 mm.

“Cuatro familias carecen de agua potable porque los pozos artesanos donde se encontraba el recurso se secaron. Una familia es de Roncador y tres familias de Bananal”, expusieron en la publicación de Fato Novo.

 

 

 

Fuente: Fato Novo, Zero Hora y Diario da Canoas

 

 

PE

P.E.--