Alexa

Por primera vez el sector yerbatero logró poner al presidente del INYM: Juan José Szychowski fue confirmado al frente del instituto

A diferencia de sus antecesores, el flamante presidente del INYM fue postulado por las asociaciones que representan a productores, secadores, cooperativas y la pequeña industria de yerba mate. Se trata de un pequeño productor de la zona Sur que tiene una vasta experiencia como dirigente del Centro Agrario Yerbatero Argentino (CAYA). Le tocará asumir en un contexto complicado por la irrupción del coronavirus. “El principal desafío será sostener las exportaciones”, señaló.

 

Tardó pero finalmente se develó hoy el nombre del sucesor de Alberto Re al frente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). En los próximos días asumirá en su reemplazo el pequeño productor y dirigente del CAYA, Juan José Szychowski. La principal novedad respecto a su nombramiento es que será el primer presidente que surge a partir de una propuesta del sector y no de la política.

 

Szychowski ya había sido propuesto por un grupo importante de asociaciones yerbateras en 2015, cuando el cambio de gobierno nacional hacía presumir también un cambio en la conducción del INYM. Entonces la voz de las asociaciones no fue escuchada. Esta vez, ante otro cambio de signo político en la esfera nacional, sí tuvo respuesta favorable el pedido de los representantes de productores, secaderos, molineros y cooperativistas de la provincia.

 

La “candidatura” del productor apostoleño contaba con el respaldo explícito de nueve de las once asociaciones yerbateras que, con mayor o menor grado de formalidad, tienen presencia en Misiones. Los yerbateros estaban decididos a que esta vez el presidente del Inym surgiera del riñón del sector y así se lo hicieron saber al Gobierno nacional a través de un pedido expreso.

 

Con esa consigna, las asociaciones pidieron al Gobierno provincial que acompañara. Atendiendo a que Szychowski contaba con el respaldo casi unánime del sector, el Gobierno misionero dio su aval, que terminó siendo determinante para que Nación diera curso al pedido de las asociaciones yerbateras. El propio productor lo reconoció ni bien se enteró de su nombramiento y agradeció al gobernador Oscar Herrera Ahuad y al conductor de la renovación Carlos Rovira por el apoyo brindado a su postulación.

 

En diálogo con Misiones Online, Szychowski aseguró que la noticia de su designación lo sorprendió mientras intentaba desarmar la rueda de un tractor en su chacra. El hombre no ocultó su entusiasmo por estar al frente de una institución que nació como resultado de la lucha de los productores y que representa una poderosa herramienta de transformación para la actividad.

 

Exportaciones en riesgo

 

El flamante presidente del instituto nacional yerbatero advirtió que le tocará gestionar en tiempos particularmente complicados por la irrupción del coronavirus, cuyas implicancias en la economía de todo el mundo todavía no están claras, aunque ya se sabe que tendrán dimensiones catastróficas.

 

Consideró que el impacto más directo llegará por el lado de las exportaciones, ya que las limitaciones impuestas a la circulación de mercaderías y personas imponen serias dificultades a la logística.

 

“Hay que viajar, estar con los compradores, hacer trámites de aduanas, ir junto a las cargas. Hoy no puede viajar nadie, será un verdadero desafío mantener todo lo que se logró con tanto sacrificio durante tantos años. La inversión que hicieron el INYM y muchas empresas con tantos viajes y acciones que se encararon para colocar el producto afuera, todo eso hay que preservar ahora”, dijo.

 

Fue más optimista al hablar del mercado interno, aunque advirtió que todavía hay que esperar para saber cómo está reaccionando la demanda en el contexto de pandemia. “Hasta ahora son buenos los volúmenes de venta de los molinos a los supermercados, pero no sabemos a ciencia cierta si la gente está consumiendo igual que antes o esa yerba está quedando en stock, eso se verá reflejado en un par de meses. Recién entonces vamos a saber con certeza qué está pasando”, señaló.

 

El nuevo presidente del INYM es un productor de Apóstoles que no oculta su orgullo al declararse nieto de Bernardino Bertolotti, fundador del Centro Agrario Yerbatero Argentino (CAYA) y presidente inaugural de la Cooperativa Agrícola Tabacalera y Yerbatera de Rincón de Bonpland, la primera cooperativa yerbatera de Misiones fundada en 1926.

 

Destacó que el consumo de yerba mate en Argentina demostró ser inelástico (no varía) en las crisis económicas, pero adelantó que esta vez es distinto, porque lo que hay enfrente no es una crisis económica sino una crisis sanitaria. “Para esto no tenemos receta, no lo habíamos experimentado nunca y no sabemos qué resultados puede generar, aunque damos por descantado que si la situación actual se extiende en el tiempo, los resultados para el sector yerbatero pueden ser muy malos”, alertó.

 

En lo que respecta a la faz productiva, indicó que la cosecha de invierno está avanzando “bastante bien”, pero destacó la necesidad de respetar a rajatabla los protocolos y ser extremadamente cuidadosos para que “no se enferme nadie, desde que la gente sube al colectivo para ir a la cosecha hasta el que pone el paquete en el supermercado”.

 

Apuesta por la unión

 

Szychowski destacó que la unión de todos los eslabones de la cadena yerbatera representados en la mesa del INYM resultará indispensable para que el sector atraviese de la mejor manera posible la difícil coyuntura. “Tenemos que apostar a estar unidos, trabajar en conjunto por el bien del sector, tratar de evitar las peleas de siempre. Es un producto único que no tiene techo y prácticamente no tenemos competencia”, resaltó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas