comScore
Piden que Santa Fe y Entre Ríos se sumen a la veda de pesca extraordinaria y se realicen controles más estrictos sobre la cuenca del Río Paraná

Piden que Santa Fe y Entre Ríos se sumen a la veda de pesca extraordinaria y se realicen controles más estrictos sobre la cuenca del Río Paraná

Pescadores del litoral solicitan medidas de protección para peces, y que las competencias ambientales de la región adopten medidas ante los daños irreparables sobre la fauna íctica por la bajante del Paraná. La actividad de depredadores puso en alerta a organizaciones deportivas que reclamaron apuntalar los esfuerzos.

 

La Asociación de Pescadores Deportivos del Litoral (Apdl) solicitó que las jurisdicciones de Santa Fe y Entre Ríos se sumen a la veda extraordinaria y por tiempo indeterminado que fueron aplicadas por Misiones, Corrientes y Chaco.

La falta de medidas estrictas en cuanto a preservación de los peces en jurisdicciones argentinas encendió la alarma de grupos de pescadores que solicitaron públicamente la implementación de políticas proteccionistas de la fauna, hasta que el río Paraná vuelva a tener un caudal considerable. Especialistas señalaron que el volumen de agua no registrará crecientes considerables durante los próximos meses y recién para el último trimestre del año habrá un repunte significativo.

La Asociación presentó notas formales a los gobiernos de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos solicitando que apliquen medidas proteccionistas hacia la fauna íctica, teniendo en cuenta la situación de bajante histórica por la que atraviesa el río Paraná. La entidad pidió que se reduzcan los cupos de exportación de sábalos, teniendo en cuenta que Argentina es el único país que comercializa los peces de río en este contexto.

 

Piden que Santa Fe y Entre Ríos se sumen a la veda de pesca extraordinaria y se realicen controles más estrictos sobre la cuenca del Río Paraná

Alarma en toda la región del litoral

Las denuncias por la pesca ilegal y «saqueo» que se realiza en este último mes sobre el recurso natural renovable se viralizan diariamente en redes sociales. Mientras que los medios locales de las provincias del litoral reflejan la preocupación de los deportista de la pesca como del sector de la industria pesquera.

La pesca comercial está habilitada en la provincia en la provincia de Santa Fe, a pesar de la pandemia de Covid-19 y del crítico nivel del río que impide a los peces escaparse. Especialistas advierten que “es un verdadero atentado” ambiental y piden una veda urgentes. El gobierno provincial evalúa considerar áreas de protección del recurso ictícola en sectores críticos y esenciales de la cuenca, pero aún consideran que “se está lejos de una explotación indiscriminada”.

El artículo 4° de la Ley General del Ambiente (N° 25.675) expresa en su principio de sustentabilidad que “el desarrollo económico y social y el aprovechamiento de los recursos naturales deberán realizarse a través de una gestión apropiada del ambiente, de manera tal que no comprometa las posibilidades de las generaciones presentes y futuras”.

“Somos uno de los únicos países del mundo que exporta sus pescados de agua dulce, sacados directamente de la naturaleza. Los demás países del mundo no es que no exporten pescados, sino que lo hacen desde granjas de piscicultura (criaderos) donde se le hace un seguimiento sanitario, se los vacuna y se les da un alimento balanceado. En Argentina se saca del río el pescado ‘salvaje’ y se lo exporta directamente”, señaló al diario El Litoral el abogado Néstor Baldacci, quien fue presidente del Instituto de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados de Santa Fe y miembro del Consejo Provincial Pesquero de Santa Fe.

“Ya de por sí, la actividad de pesca comercial, como se desarrolla habitual y normalmente en nuestra región (cuenca del Paraná) es inconcebible desde el punto de vista ambiental. Hay un constante saqueo de un recurso natural renovable pero también vulnerable”, analizó Baldacci, y advirtió que ante la baja altura en toda la extensión de la cuenca, “mantener o habilitar la pesca comercial en esta situación es un verdadero atentado contra un recurso natural renovable pero sumamente frágil por la presión a la que desde hace décadas se ve sometido”.

En un informe audiovisual, los pescadores deportivos Pablo Saracco y Diego Flores expusieron que la situación que atraviesa el río Paraná es “realmente desesperante, está agonizando“. Además, advirtieron que “la depredación que el río está sufriendo es demencial” y que “ni autoridades ni gran parte de la población que vive en sus riveras toma dimensión de lo que esto significa“. Si bien el video fue grabado el febrero, la situación actual se mantiene.

“La confluencia del río Paraná con el río Paraguay es el sector de la reproducción más importante de la cuenca parano-platense. Ese estratégico lugar está justo entre la Isla del Cerrito en Chaco y Paso de la Patria en Corrientes. Ese lugar está declarado como una reserva solamente para la pesca deportiva, no está permitida la pesca comercial”, explica Saracco en un video publicado en su cuenta de Facebook.
Y comenta el panorama que encontraron en un banco de arena en Paso de la Patria, donde los peces son presa fácil debido al escaso caudal de agua generalizado: “Son espineles encarnados con sábalos vivos y dorados enganchados, ya pescados, que es algo cotidiano. Todo esto en un contexto en que los peces reproductores están en un estado de máxima vulnerabilidad. En un cause tan pequeño, los peces están concentrados, con lo cual resulta muy fácil poder depredarlos. Es como soltar un zorro adentro de un gallinero“, advirtieron respecto al daño ambiental que se provoca.
La gravedad es que desde febrero, que denunciaron y advirtieron de la situación, hasta la fecha, tanto en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, no se adoptaron medidas restrictivas. «Es necesaria la veda total en el río Paraná ya que el recurso natural se encuentra totalmente vulnerable», asevera Saracco

Fuente: El Litoral (Santa Fe) y Diario Chaco

 

PE

P.E.--

Canal W



Quizás tambien le interese...