comScore

El drama de las familias que viven del circo y están varadas en Córdoba: “Nuestra situación es desesperante”

El drama de las familias que viven del circo y están varadas en Córdoba: “Nuestra situación es desesperante”

La vida del circo impone un movimiento constante. Familias enteras llevan un estilo de vida nómade que transcurre entre remolques y casas rodantes, mientras recorren toda la geografía nacional. Por eso la situación que están pasando los integrantes del Circo Atlas es totalmente nueva y preocupante.


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


Unas 30 personas se encuentran varadas en la ciudad de San Francisco, al este de Córdoba, adonde llegaron a comienzos de marzo para una serie de presentaciones que servirían como antesala para continuar viaje hacia Santa Fe y Rosario.

 

Sin embargo, la suspensión de espectáculos públicos primero y la cuarentena obligatoria después golpearon los planes de la troupe circense, que debió suspender todas las presentaciones. Ahora el futuro del grupo es una incógnita, al tiempo que los problemas económicos se multiplican.

 

Alejandra Montes de Oca pertenece a una de las familias fundadoras y relató el difícil presente que les toca atravesar. “Un fin de semana antes que se dictara la cuarentena nosotros ya no pudimos trabajar por la suspensión de espectáculos públicos. Lo hicimos el primer fin de semana de marzo y ya el segundo no hicimos función”, aseguró.

 

“Estar varados para nosotros es distinto a lo que le ocurre a cualquier persona, que esto lo agarra en un punto del país y desea volver a su casa. Para nosotros nuestro hogar es en el circo. Cada familia tiene su casa rodante y allí vive, pero ahora no podemos mover nada”, explicó. Dentro del staff hay familias de Neuquén, La Matanza, Capital Federal y Córdoba capital.

 

También se refirió a los problemas económicos que atraviesan: “Nuestra situación es desesperante. Hace 40 días que no trabajamos. El circo es reunión, es familia que viene a ver el espectáculo y vemos que este tipo de espectáculos no van a poder funcionar por un tiempo. Algunos ya piensan en hacer fletes con las camionetas para subsistir de cara al futuro”.

 

La solidaridad de los vecinos

El lado más amable de esta historia viene por las muestras de solidaridad que cosecharon por parte de la gente de San Francisco, que se muestra atenta a las necesidades de cada una de las familias. “La solidaridad es permanente. La gente se identifica con nosotros. Entienden que no tenemos ninguna posibilidad de trabajar. Si alguien compra un paquete de yerba de 1 kilo, nos trae la mitad», aseguró.

 

Y reflexionó: «Lo que sucede en torno a este virus y a lo que puede llegar a pasar generó una ola de solidaridad impresionante. Nos consultan qué necesitamos, van a hacer las compras y nos traen algo… Es infinito el agradecimiento que tenemos que darle a la gente. Uno a veces siente que la gente de circo está sola, pero en esta situación cambió la forma de pensar, el vecino se alegra de que estemos cerca”.

 

Fuente: TN

D.A.

DA-


Quizás tambien le interese...