Coronavirus: Misiones está en condiciones de realizar tratamientos con plasma de pacientes recuperados de Covid-19

Coronavirus: Misiones está en condiciones de realizar tratamientos con plasma de pacientes recuperados de Covid-19

El uso de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 es un procedimiento que se está utilizando en todo el mundo para tratar a aquellos infectados más graves. Se trata de un método conocido y ya probado en otras epidemias como la del ébola, por ejemplo. Según Alberto Krupp,  jefe del área de producción del Banco de Sangre de Misiones, la provincia está en condiciones de realizar ese proceso a través de la extracción del plasma de los pacientes que hayan superado el coronavirus y que tienen los anticuerpos contra la enfermedad. El procedimiento «no cura la enfermedad pero hace que haya una probabilidad de mortalidad menor». 

Alberto Krupp -Radio Libertad.

 

«Para que la gente entienda lo que es el plasma, hay que decir que la sangre que circula por nuestro organismo está compuesta por una parte acuosa, líquida, donde el 90 por ciento es agua y se llama plasma, allí nadan los glóbulos rojos y blancos y las plaquetas», explicó Krupp en diálogo con Radio Libertad. «La idea original es usar esa parte de la sangre de un paciente que tuvo coronavirus y que ya recuperó», añadió.

Coronavirus: Misiones está en condiciones de realizar tratamientos con plasma de pacientes recuperados de Covid-19

Alberto Krupp,  jefe del área de producción del Banco de Sangre de Misiones

«Se trata de un método que se viene usando hace mucho tiempo en grandes afecciones en todo el mundo para diferentes patologías, como por ejemplo el ébola y el sars», dijo el especialista.

Básicamente, «los anticuerpos que tiene la persona que se recuperó quedan en su plasma y en Misiones tenemos la tecnología suficiente para extraer este plasma e inyectarlo en los pacientes con coronavirus más graves», aclaró.

Así la utilización de plasma de pacientes recuperados del Covid-19, que sea rico en anticuerpos específicos para el tratamiento de casos severos que ya no respondan a las terapias aprobadas por el Ministerio de Salud de Nación es una alternativa.

“Alrededor de una semana, o un poco más, después de haberse infectado con el Sars-CoV-2, el sistema inmunológico de una persona empieza a desarrollar anticuerpos que tienen la función, entre otras, de bloquear el ingreso del virus a las células y, finalmente, eliminarlo.Una vez recuperada de la infección, pese a ya no tener más el patógeno en su organismo, esa persona puede continuar teniendo en la sangre los anticuerpos específicos para neutralizarlo. Ese plasma puede ser usado para hacer transfusiones a pacientes que se encuentran en estado crítico y que no responden a otros tratamientos”, explicaron desde el Instituto de Biología y Medicina Experimental del Conicet.

«Los protocolos son para terapia intensiva, es decir para aquellos pacientes graves, con falencias y con respiradores. Con esos pacientes se aplicaría este método, para acortar la convalecencia», dijo Krupp. E insistió en que el procedimiento «no cura la enfermedad pero hace que haya una probabilidad de mortalidad menor».

«Se ha probado en otras partes del mundo pero no hay estudios fehacientes acerca de sus resultados. Pero es un tratamiento que ha tenido efectividad en nuestro país con la fiebre hemorrágica argentina por ejemplo. Estamos esperanzados de que esto pueda funcionar acá también», anticipó Krupp.

El procedimiento comenzará a realizarse esta semana en Buenos Aires y a partir de allí las provincias que están en condiciones de hacer este proceso podrán realizar los mismos pasos.

Claro que no todos los pacientes recuperados pueden donar plasma. Para ello deben cumplir con una serie de requisitos, similares a los de la donación de sangre común. En ese sentido hay una franja etárea que hay que respetar, por lo que el único recuperado de Covid-19 en Misiones no podría ser donante, ya que supera los 70 años.

Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí

Aféresis y plasmaféresis

El procedimiento de extracción de plasma se hace mediante las máquinas de aféresis con las que cuenta el Banco de Sangre, es un proceso muy parecido a la donación de sangre en la que se coloca al paciente recuperado a esta máquina que hace la extracción de sangre, el aparato separa el plasma y vuelve a introducir al donante los glóbulos rojos y demás células.

«En el país hay 709 personas recuperadas pero habrá que ver cuántos califican para ser donantes de plasma», dijo Krupp.

«El plasma que se obtiene, se fracciona y sirve para varias personas, incluso niños», señaló.

«La provincia ha hecho un esfuerzo y tenemos el equipamiento hace muchos años. Estamos al nivel de muchos países europeos o de Buenos Aires, por ejemplo», finalizó Krupp.

Donaciones de sangre

Por último, Krupp comentó que el Banco de Sangre sigue funcionando y recibiendo donaciones. «Ha mermado un poco la donación de sangre y por eso hay que contar que hemos tomado todas las medidas para que sean donaciones seguras».

 

AD

 



Quizás tambien le interese...