Alexa

Irresponsable paro de choferes interrumpió un servicio esencial durante la pandemia y generó incertidumbre en la población

La medida anunciada de manera sorpresiva por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) afectó el transporte urbano de Misiones y del interior del país durante varias horas, perjudicando así un servicio esencial para que médicos, enfermeras, personal de seguridad pudiera concurrir a prestar sus tareas. Los trabajadores reclaman por supuestos atrasos en el pago de los sueldos.

 

El paro inició al mediodía y si sintió en Misiones, pero pasadas las 16 horas desde su cuenta de Twitter, la cámara que nuclea a los empresarios del transporte urbano (EUTA) informó el levantamiento de la medida de fuerza tras haber llegado a un acuerdo con los trabajadores del volante.

 

 

Sin embargo, la decisión del gremio de parar sus funciones generó incertidumbre en la población y molestias, más aún al encontrarse la sociedad en un estado de cuarentena.

 

Este panorama de desconcierto se dio, a pesar de que el Defensor del Pueblo Alberto Penayo, por medio de una nota solicitó al Presidente de Empresarios Unidos del Transporte del Automotor (EUTA) DR. Guillermo Leuhmann, que se garantice la prestación mínima de servicio público de transporte urbano de pasajeros.

 

“En mi carácter de Defensor y teniendo la representación colectiva otorgada por la Carta Orgánica Municipal, hago el pedido, ya que los pasajeros se ven afectados al no poder asistir a sus puestos de trabajo o no tener manera de retornar a sus hogares luego de la jornada laboral”, dijo Penayo en ese momento.

 

Aunque el paro alcanzó menos de 10 horas, muchas labores fueron suspendidas y la población se vio perjudicada, incluso el ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró hoy que el Gobierno nacional giró esta semana al interior del país todos los subsidios del mes para este sector considerado esencial en medio de la pandemia del coronavirus y cuestionó a los empresarios que presionan por más recursos del Estado.

 

El transporte se reanudó

 

«A veces cuando se trata de servicios indispensables se usa mayor grado de presión que en otros tipos de actividades. Lo que pedimos a todo el mundo es que se entienda que estamos en una situación muy particular y que es un momento en el que hay que afrontar las dificultades, aún las económicas y financieras, de una manera distinta a lo que venía», sostuvo Meoni a medios locales.

 

«En el caso del transporte que está en riesgo hoy, que es el del interior del país, no es un problema porque la Nación no esté transfiriendo los fondos, de hecho esta semana se transfirieron la totalidad de los fondos a cada provincia y municipios para que puedan afrontar los subsidios», agregó.

 

Según Meoni, lo que claramente está sucediendo es que al imponerse la cuarentena cayó notoriamente la capacidad de recaudación que tienen las empresas y eso hace que algunas estén en una situación más compleja, lamentó.

 

«Entiendo que hay una situación compleja en algunas empresas en particular pero también que hay muchos empresarios pueden afrontar este mes el pago de los salarios de sus trabajadores y no poner en riesgo los servicios», afirmó.

 

El paro no solo afectó a Misiones, sino a otras localidades del país, en especial a los trabajadores de salud, de seguridad y labores esenciales.

 

El hecho

 

La UTA anunciaba un paro sorpresivo argumentando el incumplimiento de pago de salarios y por otro, la situación económica del sector agravada por la emergencia sanitaria que decretó el Gobierno Nacional. Señalan que ha habido una caída en la recaudación desde que se decretó la cuarentena.

 

La medida de fuerza fue informada a través de un comunicado el miércoles por la noche en el que se alertó por “la profunda preocupación con relación a la crítica situación económica que están atravesando los trabajadores del transporte en interior del país, devenida tras la declaración de la Emergencia Sanitaria establecida por el Gobierno Nacional para todo el territorio argentino” por el avance de la pandemia de coronavirus.

 

«Somos completamente conscientes de la necesidad de auxilio al sistema de transporte del interior del país, el cual se encuentra actualmente relegado, pese a la esencial tarea que se viene prestando desde la declaración de la emergencia», señalaron en el texto.

 

El sindicato, asimismo, advierte que «si no se asume la deuda salarial con los trabajadores tutelados se nos hace imposible seguir prestando el servicio como se viene realizando hasta la fecha».

 

El comunicado lleva las firmas de Roberto Carlos Fernández, Rubén Daniel Domínguez y Jorge Aldo Kiener, Secretario General, Secretario Adjunto y Secretario del Interior del Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor, quienes resolvieron la medida de fuerza en conjunto con los secretarios generales de las distintas seccionales del Interior del País.

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas