Alexa

Un niño de Eldorado fue brutalmente asesinado en Brasil: su madre y padrastro habrían confesado el crimen

Martín Alexander Figueredo, un niño de Eldorado de 3 años fue brutalmente asesinado en una localidad brasileña de Bom de Jesús do Sul a 20 kilómetros de la frontera. Su madre y su padrastro habrían confesado el crimen y se encuentran detenidos. El menor y su progenitora eran buscados desde el 5 de enero por la familia paterna del niño, hasta que la peor noticia llegó por los medios cuando se enteraron de que lo habían asesinado. Ahora buscan busca repatriar su cuerpo.

El niño vivía en el kilómetro dos de la localidad de Eldorado con su madre Fernanda Fidelina Vázquez y su pareja actual llamada Paulo. Todos los fines de semana iba a casa de su padre donde era muy mimado por sus abuelos y toda su familia. La última vez que lo vieron fue el 5 de enero, cuando su progenitora lo buscó e indicó que se irían a vivir a la localidad de Pozo Azul. Pasado unos días y tras no tener novedades de la mujer, su abuela paterna Gloria decidió ir en su búsqueda pero no encontró rastros de la madre y el niño en aquel municipio. Luego de algunos días Fernanda se contactó e indicó que lo llevaría para su cumpleaños el 6 de marzo y que se habían cambiado al municipio de Dos Hermanas.

 

La abuela esperó ilusionada a la fecha del cumpleaños del niño pero eso no sucedió “Le pedí que traiga a Martín porque se lo veía muy flaco y descuidado, me dijo que sí pero nunca más aparecieron”. Gloria se trasladó a la localidad de Dos Hermanas pero lamentablemente, no los encontró. “Fernanda si no me decís donde los encuentro te voy a denunciar”  fue lo último que pudo decir la mujer a su ex nuera, desde ese 8 de marzo se perdió el contacto hasta este mes.

 

El 5 de abril, la madre del niño le envió un audio de WhatsApp donde le contaba que el pequeño falleció. Ese mismo día el niño ingresó por la tarde a un hospital del municipio brasileño de Cerqueira, donde llegó a ser socorrido pero no resistió. En un principio su madre y el padrastro manifestaron que el niño habría caído y se rompió la cabeza con la cabecera de la cama, pero ante la gravedad de los golpes la Policía Civil los detuvo preventivamente.

 

La autopsia sobre el cuerpo del niño emitida en el Hospital de la localidad brasileña de Dionisio Cerqueira confirmó que el niño sufrió politraumatismo de cráneo, hemorragia abdominal aguda debido a la rotura del hígado y del riñón, contusión en el pulmón izquierdo y que la causa del deceso habrían sido las hemorragias internas.

 

Ante las evidencias presentadas por las pericias y el exámen de la autopsia ambos confesaron que golearon al niño y que lo hacían por varias razones como por ejemplo cuando pedía comida. El hombre habría indicado que a menudo «perdía la cabeza» y terminaba atacando al niño a golpes. Sin embargo, afirmó que la madre también golpeaba a su hijo.

 

Según el hombre el día del crimen, se enojó porque vio al niño jugando con paquetes de veneno y lo atacó con varios golpes en el área abdominal y costillas. Después de eso, el niño no estaba bien, vomitó, defecó y se sintió un poco mareado. Luego lo bañó para que se mejorara, sin embargo empeoró, tenía dificultad para respirar y comenzó a desmayarse, quedando inconsciente. Según indicó el hombre trató de revivirlo con un masaje cardíaco y lo llevaron en auto hasta un centro de salud pero se dio cuenta que en el camino ya no respiraba.

 

La madre dijo que en el momento de esta agresión estaba afuera de la casa y cuando notó que el niño lloraba, corrió adentro y le pidió al hombre que dejara de agredirlo. Paulo indicó que la madre también lo atacó, aunque no vio cómo ocurrió esta agresión.

 

Fue un crimen brutal, abyecto y desagradable, que victimizó a un ángel que solo tenía tres años. Cuando nos enfrentamos a tal barbarie, perpetrada por aquellos que tenían el deber moral y legal de protección y cuidado, el crimen adopta la forma de una horrorosa indescriptible, (…) Tomar la vida de un niño tan brutalmente y sin razón revela la cara más oscura y cruel de la personalidad humana”, indicó el jefe Emerson Ferreira, quien preside el caso.

 

Su padre y familiares de Eldorado no pudieron asistir al funeral dado que no pudieron cruzar la frontera por el Coronavirus. El acto fue presenciado por el alcalde local y agentes de salud. En este momento avanzan los trámites para la exhumación y repatriación del cuerpo del niño. La abogada Blanca Núñez tomó el caso y manifestó que ahora necesitan la autorización del juez brasileño quien entiende en la causa: «Hay varios procedimientos a seguir para conseguir el permiso de exhumación y repatriación del niño» señaló. Desde la Fiscalía del vecino país dispusieron que se contrate a un abogado brasileño para que pida la exhumación y repatriación. Allí el juez de la causa autorizaría el petitorio.

 

DL / Vía País Eldorado

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES