comScore

Coronavirus: el sector privado de Iguazú advierte que vive una «catástrofe económica»

Coronavirus: el sector privado de Iguazú advierte que vive una «catástrofe económica»

Desde el sector manifestaron preocupación porque Iguazú es 100% turística, «la ayuda que ofrece la Nación es insuficiente para llegar a los próximos 6 meses cuando entendemos que podría llegar a reactivarse el turismo interno» indicaron. Además adelantaron que buscan que a Iguazú se le pueda dar un trato diferenciado, de «catástrofe económica», y «necesitamos apoyo político para que Iguazú justamente por su especificidad de 100% turística, pueda acceder a mejores beneficios de los que está ofreciendo hoy el gobierno nacional como el provincial» expresaron.

 

Cuando comenzaba el 2020 las previsiones para el turismo eran totalmente diferentes a lo que se está viviendo actualmente, con 15 mil camas, la ciudad de las Cataratas preveía cerrar un verano exitoso, coronando la temporada con una Semana Santa con ocupación plena y casi 40 mil turistas recorriendo el Parque Nacional Iguazú.

 

Pero hoy por hoy lo que se vive es totalmente opuesto a lo que se pensó, ya que todos lo hoteles y restaurantes de Iguazú se encuentran cerrados, en una ciudad donde 11.500 personas trabajan directamente en turismo, 37% son autónomos, y junto a sus familias a cargo hacen un total de 46.000 personas.

 

En este marco y con profunda preocupación, el licenciado Marcelo Ghione, miembro del comité ejecutivo de AHT Nación, manifestó en diálogo con Misiones Online «la situación en Puerto Iguazú es de catástrofe económica porque la ciudad es 100% turística, no hay otro rubro que pueda sustentar la economía local ya que el comercio también vive del turismo. Y al tener el parque cerrado, el aeropuerto cerrado, las fronteras cerradas, estamos encajonados en un lugar sin poder producir ni vender nada».
Y agregó «si bien el gobierno nacional esta tratando de bajar algunas medidas para mitigar el impacto económico, es insuficiente por el momento, ya que nosotros a ingreso cero nos tenemos que hacer cargo de salarios, de costos de infraestructura importantes, de impuestos, y si bien hay ayuda, es insuficiente para llegar a los próximos 6 meses cuando entendemos que podría llegar a reactivarse el turismo interno. Porque es claro que por la pandemia el turista extranjero no va a llegar este año a la Argentina, eso ya lo sabemos, los extranjeros solían venir de septiembre a diciembre, que son meses donde no suelen venir argentinos, y este año ya no podemos contar con eso».

 

Además dijo «tanto los cuentapropistas, como autónomos, prestadores de servicios independientes y otros que no están relación de dependencia, están totalmente comprometidos en un estado de desesperación, por eso estamos gestionando a través de AHT Nación que a Iguazú se le pueda dar un trato diferenciado, como de catastrofe económica, y lo que estamos buscando es el apoyo politico para que Iguazú- justamente por su especificidad de 100% turística- pueda acceder a mejores beneficios de los que está ofreciendo hoy el gobierno nacional y el provincial».

 

Ghione comentó en esta línea que «estamos averiguando la ayuda que tuvo Bariloche cuando tuvo el problema del volcán con las cenizas, porque entendemos que la situación de Iguazú puede encuadrarse en ese ámbito. Necesitamos una ayuda generalizada para poder mantener las fuentas de trabajo ya que las empresas cumplen un rol muy importante que es dar mano de obra a sus empleados, y nosotros estamos muy preocupados porque hay gente que se va a quedar sin trabajo, no tendremos los hoteles abiertos, estarán cerrados y con cero producción, por ende la situación es dramática. Por lo tanto hoy que estamos a tiempo, es importante que se puedan sistematizar y automatizar los procesos para que rápidamente llegue la ayuda a Puerto Iguazú. Estamos realmente muy preocupados, nos falta acompañamiento politico para poder llevar adelante el proceso que queremos llevar a cabo. Así es que le pedimos al gobernador y al ministro de Turismo de Misiones y el de la Nación, que nos acompañen en esta necesidad que estamos atravesando».

 

Por su parte, la empresaria Patricia Durán- presidente de la Federación Misionera de Turismo y presidente de AHT Iguazú- dijo que la situación en Iguazú «es desastrosa, solo existe esta industria en la ciudad y es muy difícil de remontar por la gran incertidumbre que hay».

 

Y añadió «para pagar al personal sacamos préstamos, pero ese es el tema, el endeudamiento a futuro porque al no haber ingresos no nos queda otra que sacar préstamos. Y no sabemos hasta cuándo vamos a poder sostener esto. Porque además se paró la cadena de pagos enseguida, por eso el endeudamiento inmediato»

 

«Es una gran emergencia, necesitamos ayuda» concluyó.

 

En tanto que Santiago Lucenti, presidente de AHGAI sostuvo que «desde el día 1 que vimos lo difícil que venía esta situación, planteamos la necesidad de asistencia a los trabajadores autónomos que entendíamos que iban a ser los primeros en sentir el impacto (taxistas, guias, fotografos, y otros, que son el 37 o 38% de los trabajadores). Y además vemos entre otras cosas, que la recuperación del turismo será difícil, por lo menos un año no vamos a tener turismo extranjero y el turismo nacional tambien tardará en recuperarse por la situación económica. Vemos un panorama muy negativo para reestablecer el destino al nivel normal».
«En este marco le pedimos a la provincia que nos ayude a resolver los pagos de la luz, y que gestione ante la Nación nuestra situación, necesitamos asistencia para el pago de los salarios, nuestros trabajadores son nuestro capital humano, no queremos que haya despidos, pero sabemos que no podremos afrontar los sueldos el mes que viene» finalizó.

Iturem Iguazú

Leopoldo Lucas, presidente del Iturem, sostuvo por su parte que de parte del municpio el sector cuenta con todo el apoyo y acompañamiento desde el primer día, y destacó que «si pensamos desde la salud, estamos muy satisfechos, porque en un trabajo muy fuerte, consciente y comprometido entre Gobierno municipal, Salud Pública, fuerzas de seguridad, comunidad junto al sector turístico para apoyar todas las medidas adoptadas para frenar el brote y reducir al mínimo los efectos en la vida de nuestros ciudadanos que tuvo muy buenos resultados».

 

«En este sentido, celebramos la pronta disposición y la solidaridad del sector en su apoyo a la respuesta a la actual emergencia sanitaria al ofrecer su colaboración con infraestructura y alimentación para las personas en cuarentena, para alojar a trabajadores sanitarios y alimentación para parte de nuestra sociedad con muchas necesidades producto de la coyuntura» indicó.

 

Y resaltó «ahora en lo económico nos encontramos en un momento muy crítico. La situación de Iguazú depende exclusivamente del turismo y el comercio; con el aeropuerto, los pasos internacionales cerrados, la ruta sin circulación no podemos acudir a ninguna salida, ya que tanto el comercio como el turismo están en producción cero. Hoy tenemos un 100% de establecimientos hoteleros y gastronómicos cerrados, entonces nuestra producción es cero, dejando así una ciudad prácticamente parada. Los empresarios están haciendo un esfuerzo inmenso para mantener las fuentes laborales, donde un 90 % debió acudir a créditos para afrontar los sueldos, pero al momento y al no estar funcionando no se cuenta con la liquidez suficiente para afrontar los vencimientos en los próximos meses».

 

En ese sentido agregó «además, nuestra situación no va cambiar a pesar de que la cuarentena se levante, ya que la recuperación, como es de esperar, llevará tiempo. Estos datos son sustentados por fuentes internacionales de información, desde organismos multilaterales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, hasta medios masivos de información que intentan explicar el cimbronazo que supondrá y, ya supone, la inminente crisis económica mundial. En tal sentido, nos encontramos frente a una dificultad similar o inclusive peor a la denotada: Crack del 29, donde la gran depresión se apoderó de todos los procesos económicos mundiales, arremetiendo así con gran parte de los recursos laborales y logísticos del país».

 

«Bien explicitamos que, nuestra ciudad depende enteramente de la industria del turismo, acaparando mano de obra directa e indirecta, y donde las visitaciones dependen enteramente del poder adquisitivo de los eventuales viajeros. Este tiempo, de recuperación del poder adquisitivo dependerá en gran parte de la evolución del COVID – 19, de la aparición de una potencial vacuna o inclusive de la disipación del virus por si mismo, sin obviar el gran trabajo que realizan las autoridades involucradas en la lucha contra la pandemia. En rigor, todavía nos enfrentamos a una excepcional incertidumbre sobre la duración y la profundidad que librará la crisis» añadió.

 

Y finalizó «es por ello que estamos solicitando un tratamiento especial y diferenciado para Iguazú, si bien somos agradecidos de los beneficios que actualmente el gobierno está tratando de brindar, para nosotros no son suficientes para paliar una situación de ingresos cero. Creemos que si no entramos como «zona de catástrofe económica» no vamos a pasar este momento. Un gran porcentaje de pequeñas y medianas empresas no van a pasar o no van aguantar un mes más. Si bien es un evento nunca visto en ningún lugar del mundo, donde todos entramos enfrentando una crisis sin igual, nuestra situación es muy complicada, única y difícil».

Coronavirus: el sector privado de Iguazú advierte que vive una "catástrofe económica"

PPB

PP-

Canal W



Quizás tambien le interese...