Coronavirus: jueza de faltas de Posadas ordenó levantar la clausura del supermercado chino de Itaembe Miní

Coronavirus: jueza de faltas de Posadas ordenó levantar la clausura del supermercado chino de Itaembe Miní

Vanesa Gross consideró que el ciudadano que había regresado de China el 10 de marzo, ya cumplió con el aislamiento, nunca tuvo síntomas de Covid 19, tampoco es el propietario del comercio y no tuvo contacto con los empleados.

El supermercado chino del barrio Itaembé Miní de Posadas, ubicado en la avenida 147 al 8426, ya está atendiendo nuevamente al público tras levantarse la clausura voluntaria a la que accedieron los propietarios del comercio. Es que, días atrás, un familiar regresó de un viaje por China y tras las denuncias de algunos vecinos, las autoridades sanitarias y fuerzas de seguridad, invitaron al viajero a aislarse en su domicilio como parte del protocolo por venir de una zona de alto contagio de coronavirus.

Vanesa Gross, jueza de Faltas número 1 de Posadas, autorizó el 24 de marzo al señor Dongzhen Wu, dueño del negocio, a quitar las fajas del Supermercado Itaembé Miní “por haberse levantado la clausura del mismo”. Consultada por Misiones Online, la jueza explicó que “el señor que estuvo en aislamiento no es el propietario del lugar, no trabaja ahí, no tuvo contacto con los empleados”. Aclaró además que el ciudadano que regresó de China, “cumplió con todos los días de aislamiento y nunca tuvo síntomas, no salió del aislamiento porque inclusive tuvo custodia policial”.

El pasado 14 de marzo, varios vecinos que habitualmente realizan compran en el comercio, denunciaron que uno de los dueños había regresado de China y estaba circulando entre los empleados y el público. Personal policial junto a trabajadores sanitarios, se acercaron para constatar la situación y convencieron a los encargados del negocio a cerrar sus puertas, para protección propia, de sus empleados y de los habituales compradores. Paralelamente, se confirmó que uno de los ciudadanos chinos, que vive en la casa contigua al supermercado, detrás del estacionamiento, había regresado de China el pasado 10 de marzo y, a pesar de no tener síntomas, decidió aislarse en su casa. No obstante, la policía montó guardia en el lugar durante los días de cuarentena, para tranquilidad de vecinos que temían que el ciudadano chino, saliera y circulara por el barrio, como trascendió en ese momento.

“Más allá de que la persona que estaba aislada no es el propietario del negocio, el apoderado del supermercado cumplió con lo ordenado que fue la asepsia y fumigación, medidas que se tomaron como prevención”, expresó la jueza Gross.

Misiones Online pudo constatar en la mañana de este miércoles, que el supermercado en cuestión abrió sus puertas y el personal atiende utilizando barbijos.

 

 

DG -LF



Quizás tambien le interese...