Coronavirus: detuvieron a un joven que lamió los productos de un supermercado

Coronavirus: detuvieron a un joven que lamió los productos de un supermercado

“¿Quién le teme al coronavirus?”, preguntaba Cody Pfister ante de filmarse mientras le pasaba la lengua a los productos a la venta en un supermercado de la ciudad de Warrenton, en Virginia, el 11 de marzo pasado. El joven de 26 años debe estar arrepentido de lo que creía era una asquerosa broma: este lunes lo detuvieron y enfrenta cargos de «amenaza terrorista».

 

Según indicó el diario Riverfront Times, la policía de Warrenton recibió denuncias desde lugares tan lejanos como los Países Bajos o Irlanda después de que Pfister publicara su video en Snapchat.

 

Nos tomamos estas quejas muy en serio y queremos agradecer a todos los que informaron sobre el video para que se pudiera solucionar este tema», dijo la policía en un comunicado.

 

Otros dos «terroristas» del coronavirus

 

Pfister no es el único en enfrentar cargos por terrorismo en el marco de la pandemia de coronavirus. Al menos otros dos hombres fueron detenidos por toser a propósito sobre otras personas diciéndoles después que estaban infectados con COVID-19.

 

El domingo pasado, un individuo, identificado luego como George Falcone, de 59 años, tosió sobre una empleada del supermercado Wegmans en Manalapan, Nueva Jersey, y le dijo que tenía el coronavirus.

George Falcone fue acusado de terrorismo por toser en la cara a una empleada de supermercado. (Foto: EFE/NEW JERSEY ATTORNEY GENERAL).
George Falcone fue acusado de terrorismo por toser en la cara a una empleada de supermercado. (Foto: EFE/NEW JERSEY ATTORNEY GENERAL).

 

Según la Fiscalía, la mujer declaró que cuando Falcone se paró muy cerca de ella y de una estantería descubierta en la cual había comida preparada para la venta, le pidió que mantuviera una distancia prudencial mientras ella cubría las bandejas.

 

La reacción de Falcone fue acercarse más, inclinarse sobre la denunciante y toser deliberadamente, para luego reírse y decirle que estaba infectado con covid-19.

 

De acuerdo con los medios locales, el individuo se negó durante 40 minutos a identificarse al personal de seguridad del establecimiento y dijo a otros empleados que «eran afortunados porque todavía tenían empleos».

Falcone afronta ahora cargos de amenaza terrorista, obstrucción y acoso, el primero de los cuales puede conllevar una sentencia de 3 a 5 años de prisión, y el de hostigamiento una de hasta seis meses.

 

En tanto, el viernes pasado, un hombre identificado como Daniel Tabussi, de 57 años, se acercó a un anciano que llevaba guantes y un barbijo en una tienda de comidas cerca de Carlisle, en Pensilvania.

 

De acuerdo con el informe de la Policía de North Middletown Township, Tabussi deliberadamente hizo ruidos como si estuviera tosiendo cerca del hombre que se recuperaba de una pulmonía, se burló de él y le dijo que él estaba infectado con el coronavirus.

 

 

Tabussi encara también cargos por amenaza terrorista, amenaza de agresión física, conducta desordenada y hostigamiento.

 

El Departamento de Justicia advirtió este martes que cualquiera que amenace a otros con infectarlos con el coronavirus también puede encarar cargos federales.

 

«Estos son tiempos extremadamente difíciles en los cuales todos hemos de ser considerados los unos con los otros, y no debemos intimidar y difundir miedo», señaló el fiscal general de Nueva Jersey, Gurbir Grewal en una declaración. «Debemos hacer todo lo posible por disuadir este tipo de conducta y cualquier otra que dañe a otros en esta emergencia», agregó.

 

Pese a ello, el presidente Donald Trump analiza aliviar las medidas de cuarentena para preservar la economía del país.



Quizás tambien le interese...