comScore

La Plata: un joven fue asaltado mientras mantenía relaciones sexuales en la vía pública

La Plata: un joven fue asaltado mientras mantenía relaciones sexuales en la vía pública

Un insólito asalto se vivió el sábado pasado en una zona roja de La Plata, donde un hombre mantenía relaciones sexuales con una supuesta prostituta que, junto a un cómplice, lo despojaron de sus pertenencias.

 

El episodio ocurrió el sábado, cerca de las 7, en calle 63 entre 1 y 115. Tal como se ve en el video de las cámaras de seguridad, un sujeto tenía sexo oral con una mujer, a plena luz del día y en plena calle, a la vista de todo el mundo.

En ese contexto, irrumpió un sujeto en escena y, sin mediar palabra, atacó al joven que estaba semidesnudo. La escena sigue con un forcejeo, en un intento de la víctima por desprenderse del ladrón.

De este modo, de un momento a otro, el joven que seguía con los pantalones bajos pasó a quedar cercado por dos ladrones que lanzaban manotazos a sus bolsillos en un aparente intento por llevarse su celular y su billetera. Finalmente, la mujer logró sacarle algo que llevaba en sus bolsillos y se dio a la fuga, mientras el sujeto que había aparecido de forma imprevista en la escena continuaba increpando a la víctima.

Según aseguraron los vecinos de la zona al diario local El Día, tanto el sexo en la vía pública como el asalto son situaciones que se han convertido «en moneda corriente» y que han generado que vivir allí sea «una verdadera pesadilla».

Desde hace mucho venimos pidiendo a las autoridades que se elimine la presencia de estas personas en las esquinas de nuestro barrio por este tipo de escenas que nos toca ver a nosotros y a nuestros hijos. Ya no sabemos qué decirles a los más chicos”, explicó el dueño del local cuyas cámaras de seguridad grabaron el robo.

El hombre explicó que las escenas de sexo en la vía pública son algo habitual, como también lo es la venta de drogas ilegales: “Llegan autos de alta gama y nadie hace subir a estas chicas. Hablan por la ventanilla, hacen un pasamanos y se van”, precisó. “Nos sentimos inseguros. A las nueve estamos todos en casa como si se tratara de un toque de queda. El tema es que al otro día, cuando querés salir temprano a trabajar o llevar a los chicos a la escuela estas personas siguen ahí. El panorama es desolador. Se ve peleas, pedradas, gritos, borracheras, se tiran con jeringas, hay preservativos por todos lados”, cerró.

Fuentes: Los Andes.

CM-


Quizás tambien le interese...