Pedirán a la justicia que oblige a la obra social a encontrar otro hospital para internar a Máximo, el bebé con una extraña enfermedad

Pedirán a la justicia que oblige a la obra social a encontrar otro hospital para internar a Máximo, el bebé con una extraña enfermedad

La abogada de Máximo Salvador, Maria Alejandra arrechea, sostuvo que la obra social OSMEDICA no cumplió con el plazo dictado por el Juez José Luis Casals para que se le encuentre un turno en cualquiera de los tres centros de salud donde puede ser atendido por su enfermedad. Anunció que el lunes solicitarán una resolución judicial que los obligue a cumplir con las gestiones.

Maria Alejandra Arrechea. Radio Libertad

 

En unos días, Máximo Salvador cumplirá 6 meses y todavía no es traslado a algún hospital especializado en enfermedades de alta complejidad para confirmar si padece del Síndrome de Berdón, una rara enfermedad que afecta a solo 230 pacientes a nivel mundial y para definir un tratamiento que mejore su calidad de vida, según solicitaron desde el Hospital Pediátrico de Posadas.

 

Desde su nacimiento, Belén Cáceres, madre del niño, junto a  Leandro Krieger oriundos de Santa Ana, han luchado para que la obra social de los Médicos de la Ciudad de Buenos Aires (OSMEDICA) consiga una derivación para su hijo. Según denunció Cáceres, la obra social siempre respondió con un «no hay turnos», sin mostrarle los avances de la gestión.

 

Debido al desinterés de OSMEDICA es que presentaron junto a su abogada Maria Alejandra Arrechea un amparo a la Justicia Federal para que se pida a la obra social el traslado inmediato de Máximo a un hospital que trate los casos de alta complejidad.

 

«Nosotros presentamos un amparo en la Justicia Federal, pidiendo la derivación de forma urgente al Hospital Garrahan, sin embargo el nosocomio ya había rechazado en dos oportunidades el traslado de Máximo, porque no había cupos para internación», contó Arrechea.

 

Señaló que en el Juzgado les informaron que traten de encontrar a través de la audiencia una solución hablada, es decir que concilien, porque si realmente no había lugar en el Garrahan tampoco tenía sentido ordenar algo que la obra social no podía cumplir.

 

«La obra social se presentó, y mostró los papeles de las diligencias que se estuvieron haciendo en ese momento para la derivación de Máximo al Garrahan y se pidió una audiencia en la que participemos las partes y también se convoquen a los médicos del Hospital Pediátrico para establecer y ver que se esclarezcan bien las acciones».

 

Relató que en esa audiencia concurrieron los doctores del Hospital de Pediatría y aclararon la situación. «Quedó claro que lo que Máximo necesita es una derivación urgente y requiere de estudios genéticos y el tratamiento para  nutrición parenteral prolongada, debido a su bajo peso».

 

En su momento Cáceres había mostrado su preocupación ante la baja de peso de su hijo. Señaló que la fuerte anemía pone en mayor riesgo a su bebé.

 

La Letrada añadió que el tratamiento que los doctores del Pediátrico consideran que podría mejorar la calidad de vida de Máximo es hacerle un trasplante intestinal y señalaron como los tres únicos centros en el país que realizan esta operación al: Hospital Italiano y la Fundación Favaloro y el Ludovica de La Plata.

 

Intervención de la Justicia

En ese sentido, y tras haber escuchado las observaciones de los médicos, el juez federal Jose Luis Casals,  le otorgó a la entidad de salud un plazo de 48 horas- que se cumplía el viernes 28 de febrero- para que consigan un turno para el traslado de Máximo Salvador a alguno de los nosocomios recomendados por los médicos del pediátrico , debido a que el Garrahan no disponía de turnos.  Sin embargo, hasta ayer, la obra social no tiene una solución para este tema y , a pesar que el Juez Casals pidió que se busque en otros nosocomios, OSMEDICA insistió en buscar turno en el Hospital Garrahan.

 

«Ya pasó una semana y mostraron documentos en los que acreditan que han presentado nuevamente papeles al Hospital Garrahan para una derivación del estudio genético, que es de carácter ambulatorio y no para internación como se había solicitado (…) Estamos donde empezamos y a primera hora del lunes pasaremos a pedir que se pase a resolver el pedido  de amparo y que se ordene a la obra social que cumpla con lo que se pidió en la audiencia, que se le derive a alguno de los tres centros porque Máximo tiene un cuadro muy complejo, muy grave y la única chance , según los médicos del Pediátrico , era el trasplante, pero  necesitan evaluarlo en uno de estos hospitales«, afirmó.

 

 

Si bien, inicialmente se buscó la conciliación, el lunes presentarán una solicitud de resolución judicial, con la que esperan que la obra social dé una respuesta definitiva en beneficio del niño.

 

«Ya presentamos el recurso de amparo, pero lo que no hay es una resolución judicial, lo que hubo fue una intimidación previa de lo que se habló en la audiencia que se hizo entre partes, pero lo que se intimó, no se cumplió. Ahora estamos pidiendo una resolución judicial que ya tiene otro carácter y estamos confiados de que la justicia hará lugar a nuestro pedido, porque en mi experiencia siempre  que hay amparo de salud, se busca beneficiar a los afiliados, más en un caso como este que estamos hablando de una personita con discapacidad y está en una situación de salud muy compleja».

 

La especialista indicó  «el lunes lo que buscamos es pedir que ya se resuelva y no creo que pase más de una semana para que se resuelva la decisión y después de esta demanda judicial no sabemos cuánto puede demorar la obra social porque ya no tienen más recursos y van a tener que cumplir, porque ellos no acreditaron haber por lo menos buscado la cama en los tres centros donde se intimó que busquen el turno para el bebé (…) se limitaron al Garrahan de vuelta, a pesar de que este hospital había dicho que no tenía».

 

En su momento Cáceres había denunciado que la obra social les había indicado que el trámite para la búsqueda del turno debían realizarlo desde el Hospital Pediátrico. En ese sentido, Arrechea sostuvo que tras haber consultado con los centros, la obra social es la única entidad encargada de realizar esos trámites.

«El hecho de que el caso de Máximo sea grave, no significa que maximizando los esfuerzo no se púeda conseguir una mejor calidad de vida para él, una extensión en su pronóstico. Por más que él esté grave, debemos hacer hasta lo imposible para que esté mejor», acotó la Especialista.

 

 

SPM



Quizás tambien le interese...