comScore

Misiones solicita a la Nación una asignación extraordinaria de 126 mil millones a pagarse en cuatro años

Misiones solicita a la Nación una asignación extraordinaria de 126 mil millones a pagarse en cuatro años

El Gobierno provincial le puso números y argumentos al reclamo a Nación por una compensación extraordinaria que retribuya a Misiones por los servicios ambientales que presta al resto del país y por la histórica postergación que sufre la provincia en materia de infraestructura –especialmente en lo relacionado a la energía- y de distribución de recursos federales. La Provincia pide 126 mil millones de pesos a ser pagados en cuatro años, a razón de 2.642 millones por mes, poco más de la mitad de lo que recibió en concepto de coparticipación en enero último.

 

El pedido de compensación económica presentado por Misiones fue acompañado por una carpeta técnica que aporta los argumentos de respaldo que, en líneas generales, pueden dividirse en tres ejes: ambiental, fiscal y energético.

 

En el plano ambiental, el planteo apunta a obtener una contraprestación económica por el servicio que presta la provincia a todo el país asumiendo un costo importante en la conservación de sus bosques. En el plano fiscal, la provincia reclama una compensación por la coparticipación desfavorable que recibe y un reconocimiento por su bajo endeudamiento en dólares. El último eje tiene que ver con los sobrecostos que debe asumir Misiones por no haber sido conectada a ningún gasoducto y por pagar más caro el combustible, lo que eleva los costos de toda la logística.

 

Entre otros puntos, el documento destaca que Misiones destina 1,6 millones de hectáreas a la preservación de la biodiversidad, con lo cual deja de cultivar un 42% de su suelo. La Provincia argumenta que si se dedicara esa superficie al cultivo, por ejemplo de soja, generaría un ingreso de 19,128 millones de pesos.

 

Siguiendo el mismo razonamiento, si el Gobierno Provincial pudiera cobrar impuestos provinciales a actividades económicas sobre dicho territorio protegido, se haría de recursos propios por 10.000 millones de pesos.

 

Además del costo de oportunidad que implica, destinar más del 40% del territorio a la conservación natural también tiene un costo contante y sonante: si se tomaran en cuenta los presupuestos de los últimos 5 años, el Gobierno Provincial destinó más de 25 millones de dólares a preservar el medio ambiente con poca o nula ayuda de la Nación.

 

Si Misiones no protegiera su selva, la Pampa Húmeda no tendría el régimen de precipitaciones que permite lograr cosechas de más de 100 millones toneladas de granos y generar exportaciones.

 

“Misiones protege un 42% de su suelo a un costo de oportunidad de $20 mil millones por año para que Provincias con mayor ingreso per cápita puedan producir, exportar y recibir mayor cantidad de fondos por parte del Gobierno Central”, resume el documento.

 

Orden fiscal

 

En lo poco que va de 2020 varias Provincias debieron asumir serias dificultades para mantener sus presupuestos equilibrados, algunas como Chubut ni siquiera alcanzan a pagar los sueldos dentro del mes calendario y otras como La Rioja y Buenos Aires.

 

Misiones contrasta en ese contexto, al 30 de noviembre de 2019 mantenía una deuda de  6.690 pesos por habitante, una cuarta parte de la relación deuda / habitante de la Provincia de Buenos Aires y muy por debajo también de la media nacional que para ese mes fue de  30,000 pesos por habitante. Con el 3% de la población total del país, la Provincia de Misiones sólo genera el 0,9% del total de la deuda que origino el total de las Provincias.

 

En su planteo, Misiones destaca que a diferencia de otras jurisdicciones, no emitió deuda en moneda extranjera por lo que no ha demandado ni demandará divisas al BCRA por este concepto colaborando con el objetivo de defender las reservas internacionales.

 

Según consta en el documento que el gobernador Oscar Herrera Ahuad entregó al presidente Alberto Fernández, los vencimientos de deuda de otras provincias le demandarán a la Nación un monto de 3.300 millones de dólares durante 2020.

 

Para alcanzar esos bajos niveles de endeudamiento Misiones ha debido previamente y durante varios ejercicios fiscales hacer fuertes sacrificios para llevar un presupuesto equilibrado, algo que la provincia entiende debería ser reconocido.

 

Otro argumento que sustenta el reclamo de Misiones por una compensación extraordinaria tiene que ver con la coparticipación desfavorable que recibe. Si se toma en cuenta la coparticipación (incluyendo compensación Consenso Fiscal) per cápita, la Misiones recibió el año pasado 40.576 pesos por habitante, mientras que el promedio nacional fue de 55.935 pesos.

 

Es decir, que si a la Provincia se le hubiera transferido por coparticipación per cápita el valor correspondiente al promedio nacional, le hubiera correspondido recibir en 2019 un adicional de 19.157 millones de pesos.

 

En tanto que si se analiza el total de los recursos transferidos por parte de la Nación a las 24 jurisdicciones vía transferencias automáticas y presupuestarias al primer semestre del 2019, Misiones percibió 21.367 pesos por habitante mientras que el promedio per cápita de las 24 jurisdicciones fue de 28.347 pesos, lo que representa una brecha del 33 %.

 

En el reparto de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) Misiones aparece todavía más desfavorecida que en la coparticipación. Para el acumulado al tercer trimestre de 2019, Misiones recibió solo 25 millones sobre un total de 1,715 millones, es decir el 1,5% del total, cuando su índice de coparticipación es el doble. En el 2018 dicha participación fue del 16,2 %, mientras que en el 2017 y 2016 había sido del 1,9% y 3,2% respectivamente.

 

Durante 2018, las transferencias que realizó la Nación a las Provincias que no transfirieron sus cajas previsionales a la Nación para el financiamiento del déficit de las cajas previsionales, fue de 19.500 millones. De dicho monto, Misiones sólo recibió 295 millones por ser superavitaria al tiempo que no posee una asignación por tener mayor grado de armonización con el sistema nacional.

 

Durante 2019, la Provincia de Misiones no recibió ninguna transferencia para financiar cajas previsionales mientras que el resto de las Provincias se han ejecutado $23.190 millones.

 

“Misiones injustamente recibió por parte de la Nación peor tratamiento que el resto de las Provincias hermanas pese a ser mejor administradora de su deuda previsional”, afirma el escrito.

 

Energía más cara

 

Otro aspecto del reclamo que impulsa Misiones tiene que ver con el mayor costo que debe afrontar la provincia por la energía. Este verdadero karma que arrastra Misiones y que se traduce en costos más altos para la industria y el transporte se debe en buena medida a la decisión política del poder central de no extender hasta la provincia ninguna de las redes que distribuyen gas natural a prácticamente todo el resto del país.

 

La falta de acceso al gas natural no sólo hace más pobres a las familias misioneras desde el punto de vista energético, ya que deben recurrir a fuentes energéticas de más costo y menos amigables con el medio ambiente, sino que además restringe la instalación de industrias intensivas en el consumo de gas, que suele generar mayor cantidad de empleo, mayor valor agregado y mejores sueldos.

 

Para la población sin acceso a red natural de gas, el porcentaje de población que destina al gasto energético más del 10% de sus ingresos mensuales pasó de 2% en 2015 a 17% en 2018. Es decir, bajo el anterior gobierno, las familias misioneras sin acceso a gas natural tuvieron que destinar casi 8 veces más de la fracción del ingreso dedicada al pago de la factura energética. Esto es, a menor acceso a gas, mayor es la incidencia del gasto energético sobre el ingreso.

 

De acuerdo a los tarifarios del ENARGAS, mientras que el metro cúbico de gas natural oscila, entre 2,3 y 2,5 pesos para provincias del Sur como ser Neuquén y Chubut, el precio por metro cúbico de gas licuado que deben abonar las familias misioneras de bajos recursos es de 11 pesos, 5 veces mayor.

 

Desde la Provincia argumentan que esa asimetría, esa restricción en el acceso a la energía de bajo costo, limita la radicación de industrias altamente dependientes del gas para su funcionamiento. A ese factor atribuyen en parte el hecho de que Misiones sólo haya podido pasar de 8.613 a 9,888 empresas de 2007 a 2017, según datos del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, a razón de sólo 10 nuevas empresas por mes.

 

Adicionalmente, el 21 de enero de 2017 la Secretaría de Energía de la Nación emitió la Resolución 20/2017 en la que se le reconocía a Misiones hasta un 20% de la factura de energía en concepto regalías hidroeléctricas por Yacyretá, pero dicho descuento no entró en vigencia sino hasta noviembre de 2018, es decir 21 meses después. La demora en reconocerle a la Provincia de Misiones dicho descuento asciende aproximadamente a 2.100 millones.

 

A pesar de su aporte a la Nación en energía hidroeléctrica, el Gobernador hizo notar al Presidente que sin acceso al gas natural, con combustibles líquidos y energía eléctrica más caros, Misiones queda en una posición de desventaja respecto del resto de las provincias argentinas, tanto porque se obliga a familias misioneras a usar fuentes más caras como por las dificultades de atraer a la Provincia industrias que requieran gas.

 

JRC EP

elrafa.cortes@gmail.com-


Quizás tambien le interese...