comScore

#MesDeLaMujer: “Los doctores nos dieron todos los malos pronósticos que podrían haber, pero mi bebé pelea por su vida desde el primer día”

#MesDeLaMujer: “Los doctores nos dieron todos los malos pronósticos que podrían haber, pero mi bebé pelea por su vida desde el primer día”

Belén Cáceres es madre de Máximo Salvador, el nene que padece del Síndrome de Berdón, una rara enfermedad que afecta a solo 230 pacientes a nivel mundial, y que debe ir a Buenos Aires para un diagnóstico definitivo. En diálogo con Misiones Online, Belén narró su día a día y cómo la fuerza de su bebé la inspira para seguir adelante.

La situación que vive Belén Cáceres, madre del pequeño Máximo Salvador no es nada fácil. A las doce semanas de gestación, le informaron que su bebé, al que tanto había esperado, tenía una rara enfermedad e inicialmente dieron poco tiempo de vida.

 

 

“Los doctores me dieron todos los malos pronósticos habidos y por haber. Todos los caminos que me decían conducían a que Máximo se iba a morir. Me sentí devastada y no creía que buscamos tanto tiempo un bebé y que no iba a nacer. Ese fue el peor dolor que sentí en toda mi vida porque tenés miedo de lo que va  a pasar, pero no sabes el futuro y es una incertidumbre y un dolor constante”.

 

Sin embargo, el bebé nació y desde su primer día emprendió la lucha. “Saco las fuerzas de mirarle a él cómo se banca todo, adentro de la panza y durante el parto él la peleó desde el primer día y todas las cirugías que tuvo siempre se recuperó rápido, solo una vez lo vi mal, muy mal que fue cuando se le perforaron los intestinos (…) no sé de dónde saca las fuerzas él, yo las saco de él y de mi esposo que nos acompaña todo el tiempo”.

 

La presión de Belén no solo radica en la enfermedad que aqueja a su hijo, la obra social de los Médicos de la Ciudad de Buenos Aires (OSMEDICA), tenía plazo hasta el viernes pasado para  encontrar un espacio en alguno de los hospitales, donde puedan atender al bebé.  Durante todo el proceso, Belén denunció que OSMEDICA le puso trabas para este procedimiento que le corresponde por ser afiliado y que es de suma importancia para mantenerlo con vida.

 

 

“En algún momento me sentí ninguneada por algunas personas y las autoridades de la obra social que descreían mi palabra. Están todo el tiempo especulando que si se tiene que morir, que se muera acá, no vamos a mover un dedo ni nada porque es como que o les importa en la audiencia del miércoles 26 de febrero me di cuenta que no le importaba lo que pase con mi hijo. El auditor y el abogado de ellos solo quería dejar en claro que autorizaron todo y ¿si ellos habían autorizado todo porque yo había llegado a esa instancia?, esa es una prueba más de que ellos me quisieron hacer pasar por loca”, cuestionó.

 

La semana pasada, el juez intimó a la obra social a que busque lugar para la internación de Máximo en tres hospitales privados que fueron recomendados por el Garrahan como el Sor Maria Ludovica de La Plata, el Hospital Italiano y la Fundación Favaloro.

 

“Tenían 48 horas para buscar y presentarle al juez la respuesta. El viernes se cumplió el plazo y estamos a la espera de lo que dicte el juez, no sabemos con qué nos van a salir (…) los médicos del pediátrico nos dijeron que Máximo debe irse porque debe completar los estudios para el diagnostico y hacer un tratamiento nutricional porque está en camino a una desnutrición severa pues hace dos meses que no sube de peso».

 

Cáceres sigue en la lucha por los derechos de Máximo y hoy esperan recibir la respuesta de la obra social.

 

 

SPM

SPM-


Quizás tambien le interese...