Alexa

El arte del bienestar: ¿sabías que mediante algunos ejercicios de equilibrio los niños pueden mejorar su concentración?

En esta columna el director de la Academia Internacional PAKUA, Rubén Borquez, enseña con que movimientos, simples y prácticos, se puede disminuir la falta de atención, persistente en la vida de muchos niños en el mundo actual.

 

Ritmo ajetreado, acelerado, estrés y la presencia de aparatos tecnológicos por todas partes. Son algunos de los símbolos más característicos de la vida moderna, los cuales aumentan gravemente el riesgo de déficit de atención, en especial en la vida de los niños.

 

 

Una situación que se vuelve compleja a estas alturas del año, frente al inicio de un nuevo ciclo lectivo en nuestro país. Por ello, el maestro de 4to grado y director de la Academia Internacional PAKUA trae a escena algunos ejercicios, simples, prácticos y que llevados a la práctica de manera cotidiana pueden mejorar la atención de los más pequeños de la comunidad, influyendo así en su desarrollo integral.

 

Muchas veces como padres nos podemos sentir frustrados al ver como los niños no se pueden concentrar ni enfocarse, sobre todo ahora que estamos iniciando una nueva etapa escolar”, dijo Rubén Borquez.

 

La idea, a la hora de realizar este tipo de ejercicios, es que el niño trate de dejar de lado todos los procesos mentales. Para que de esa manera pueda lograr conectar los sentidos, que los mismos trabajen a la par y se logre mantener así la posición que se está buscando.

 

Al realizar ejercicios de equilibrio, ponemos en práctica la capacidad de situarnos en este momento, es decir, en el presente (para no caernos). Donde nuestros sentidos trabajan al unísono, así nos vamos dando cuenta de que hay muchos pensamientos innecesarios que debemos dejar de lado, porque solo interfieren con la realización del ejercicio”, agregó el maestro.

 

A continuación, se describirán a dos de los ejercicios destinados a cumplir con esta finalidad, siendo los mismos muy fáciles de realizar y beneficiosos para incrementar la concentración:

 

  • Postura del Árbol: El niño debe estar parado y elevar una pierna, haciendo apoyo en la rodilla de la pierna que quedó extendida.

 

Los brazos se elevarán y las palmas se juntarán, por encima de la cabeza. “En esa posición vamos a buscar mantenernos como un árbol, como si fuese que el mismo está siendo empujado por el viento. Incluso esta postura la podemos variar, extendiendo los brazos hacia los costados”.

 

El niño debe tratar de concentrar todos los sentidos, esforzarse, para mantener esa postura. La misma debe persistir todo el tiempo posible y luego el pie elevado -como también los brazos- debe descender, lenta y suavemente.

 

  • Postura del Águila:El niño debe elevar una pierna hacia delante, ubicarla por encima de la otra y cruzarla, flexionando las rodillas.

 

 

También tiene que elevar los brazos y cruzarlos por frente del pecho. “Es aquí donde nos damos cuenta de que hay muchos pensamientos innecesarios que tenemos que ir dejando de lado, para concentrarnos en la capacidad de mantener el equilibrio”.

 

La postura se debe mantener durante el tiempo que el cuerpo lo permita, para luego volver -muy lentamente- a la posición inicial.

 

Este tipo de ejercicios forman parte de un sistema de enseñanza impartido por la Academia Internacional PAKUA, una de las más reconocidas a nivel regional. Ya que mediante un sistema de ordenamiento ayuda a impulsar el desarrollo armónico y la evolución integral del ser humano.

 

Cabe destacar que la escuela trabaja en la provincia de Misiones desde hace más de 13 años y que hoy -con 8 sedes distribuidas a lo largo del territorio- le brinda capacitaciones a más de 500 chicos.

 

F.S.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas