El Gimnasia de Maradona venció a Independiente en la última jugada del partido

En el estadio del Rojo, el equipo del Diez superó 1-0 al Rojo en el último minuto de descuento. En Avellaneda hubo dos momentos de verdadera emoción: durante el extenso y nutrido homenaje que Independiente le rindió a Diego Maradona y en el último minuto de partido, cuando Eric Ramírez se aprovechó de un rebote en un defensor rival para anotar el único gol del partido que le da una luz de esperanza a Gimnasia de La Plata en su deseo de no descender.

 

El equipo del Diez logró un triunfo clave (1-0) sobre el Rojo en el Estadio Libertadores de América –nombre que en la previa él mismo pidió cambiar por el de Ricardo Enrique Bochini, el máximo ídolo de esa entidad–.

 

El encuentro no fue el más interesante del torneo. Más bien, lejos estuvo de serlo. Sin embargo, hubo varias ocasiones de gol por lado y el equipo de La Plata estuvo en reiteradas ocasiones cerca de abrir el marcador. Ya de entrada, Matías Pérez García se aprovechó de un error en la salida del joven defensor Sergio Barreto, se llevó el balón y la picó por encima de Martín Campaña, pero no estuvo tan fino en la definición. El propio Pérez García, 10 minutos más tarde, quedó solo de cara al gol pero su cabezazo ante un arco vacío se fue por al lado del palo.

Lentamente, los minutos se fueron consumiendo de un tiempo y del otro con los errores de los jugadores como factor común en los dos equipos. Los minutos finales parecían ser palo por palo, aunque siempre Gimnasia parecía más cerca del gol.

 

Hasta que lo concretó. Pero ayudado por la fortuna. Paolo Goltz, ya casi en el tercer minuto de adición, cortó un avance del rival en su área y se lanzó a la ofensiva. Hizo una pared con Víctor Ayala y abrió en el sector izquierdo con Matías García. El Caco trasladó y lanzó un pase rasante por el medio para Franco Mussis, quien controló y abrió para la derecha. Ramírez recibió, sacó un disparo que pegó en el cuerpo de Juan Sánchez Miño, descolocó a Campaña y se metió por arriba del arquero para determinar un agónico triunfo visitante.

 

“Es un desahogo impresionante”, alcanzó a decir Maradona al finalizar el encuentro que le permite a su equipo alcanzar la línea de los 18 puntos (está sólo por encima de Godoy Cruz, Huracán y Colón en la tabla de posiciones) y le da una pequeña esperanza de zafar del descenso. Actualmente, el Lobo está último en la tabla de los promedios, lo que decretaría su caída a la segunda categoría. Antes del inicio de la Copa de la Superliga, quedan dos jornadas de la Superliga: Gimnasia recibirá el próximo sábado a Atlético Tucumán en el Bosque y luego visitará a Boca en la Bombonera, seguramente como juez del título del campeonato que el Xeneize pelea con River.

 

La situación por el lado de Independiente es cada vez más caótica. Afuera de los puestos de ingreso a las copas (está a tres puntos de San Lorenzo y Vélez, los últimos dos en zona de Sudamericana), el próximo fin de semana visitará a Huracán y luego recibirá a Central Córdoba de Santiago del Estero. (Fuente Infobae)



Quizás tambien le interese...