Alexa

Caída de la Industria: al cierre del 2019, cuatro de cada diez máquinas en Argentina estuvieron paradas

Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda señaló que durante el gobierno de Mauricio Macri, el nivel de actividad económica tuvo una caída de un 5% , sumada a una inflación acumulada de un 300% , lo que entre otras cuestiones ocasionó la reducción de la utilización de la capacidad instalada.

Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que durante el gobierno de Mauricio Macri , el nivel de actividad  económica se contrajo un 5%, perjudicado principalmente  por la política económica llevada a cabo en el cuatrienio analizado.

Según el documento, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), tuvo un comportamiento marcadamente negativo durante gran parte del período. Solo durante 2017 y hasta el inicio de la crisis actual, en marzo del 2018, el nivel de actividad económica estuvo por encima de diciembre del 2015.

 

“La alta inflación, los problemas en la cadena de pagos, las bruscas y sucesivas devaluaciones, la caída en el salario real y con su correlato negativo en el consumo hicieron muy difícil la viabilidad del sector industrial”, señala el documento.

 

La investigación mostró que la utilización de la capacidad instalada cayó un 11% en términos generales en el mes de noviembre de 2019, con respecto al mismo mes del año 2016, ubicándose en el 60,7%. Además, el rubro más golpeado durante este mismo período fue el automotriz, que pasó del 56,3% al 38,7%.

Estas cifras reflejan un débil desempeño por parte del sector industrial, debido a un ciclo recesivo que comenzó a principios del 2018.

“Previo a este año, se puede apreciar una leve variación positiva del 1% entre los años 2016-2017, que poco sirvió para compensar la mala performance del sector en cuestión, ya que no solo la utilización de la capacidad no se sostuvo, sino que decayó en gran medida”, se lee en el documento.

Si bien la mayoría de los sectores relevados registraron una menor utilización de la capacidad instalada, la industria automotriz junto a la metalmecánica fueron las que sufrieron un mayor impacto negativo al caer un 31% y 26% respectivamente.

 

 

Por el contrario, las industrias metálicas básicas, denotan la mayor utilización instalada de  todos los sectores, con una variación positiva (+ 3%).

 

En aspectos generales, el aumento de la capacidad ociosa puede explicarse por las altas tasas de interés que incentivaron la liquidación de inventarios y encarecieron el acceso al crédito; y a la depreciación del tipo de cambio que elevó el precio de insumos y maquinarias, mientras ocasionó la caída en salarios reales y con ello el debilitamiento de la demanda interna.

 

SPM

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas