Alberto Fernández fue invitado por Bolsonaro a una reunión en Montevideo

Alberto Fernández fue invitado por Bolsonaro a una reunión en Montevideo

Fue en la reunión que mantuvo con el canciller argentino, Felipe Solá. “Este es un viaje para una cita de calidez o amigabilidad entre los dos países”, afirmaron.

 

El canciller Felipe Solá mantuvo un encuentro privado con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en el Palacio de Planalto. La reunión comenzó a las 15:15, una vez finalizado el almuerzo realizado en honor a la comitiva del gobierno de Alberto Fernández que se encuentra en Brasilia.

 

Antes, se realizó un encuentro de cancilleres. El consenso alcanzado por los cancilleres Felipe Solá y Ernesto Araújo superó, con creces, las expectativas previas a la reunión que mantuvieron a lo largo de casi tres horas funcionarios y diplomáticos, argentinos y brasileños. Al finalizar la ronda de conversaciones, los dos ministros ofrecieron sendas declaraciones a la prensa donde se observó la convergencia. “Mercosur tiene una vocación democrática y de libre comercio”, subrayó Araújo. En cuanto a Solá, destacó que se cumplió el objetivo de “discutir el Mercosur y las relaciones bilaterales en el marco del acercamiento y la amistad. Este es un viaje para una cita de calidez o amigabilidad entre los dos países. Y en ese sentido, es un honor ser recibidos por el canciller Araújo”.

 

Para el ministro brasileño, ambos socios están “viviendo un momento muy bueno en el Mercosur, como espacio para el libre comercio y para su construcción de una plataforma muy dinámica para negociaciones con otros países». «Precisamos un perfil estratégico del bloque”, indicó. También que se decidió “convocar a encuentros bilaterales de comercio para tratar los temas específicos”. En ese contexto subrayó que ambos países quieren contribuir “a la transición democrática de Venezuela” y sostuvo que habrá una nueva reunión del grupo de Lima. la semana próxima, para reactivar las iniciativas en esa dirección.

 

El canciller Solá subrayó que una de sus misiones fue transmitir “al gobierno brasileño la realidad de la economía argentina, que está en una recesión profunda, con una caída muy importante del consumo y la capacidad adquisitiva, y con una inflación excesiva. Todo esto en el marco de tener una deuda externa absurda!”.

 

Según el ministro, que llegó anoche a Brasilia en su primer viaje oficial, “la deuda que se generó fue con el Fondo Monetario Internacional por 55.000 millones de dólares y vencimientos a muy corto plazo». «Son recursos que se fugaron del país”, detalló.

 

 

Indicó también “la receptividad que encontró el gobierno en las nuevas autoridades del FMI” y reveló que en la gira que emprendió el presidente Alberto Fernández por Europa tuvo apoyo para esta negociación. “Ahora le pedimos a Brasil que también nos apoye, como pueda. Al mismo tiempo solicitamos comprensión para que podamos crecer y, entonces, pagar los compromisos. El próximo paso, después de esta etapa, es la negociación con los bonistas”.

 

Tanto Araújo como Solá coincidieron en la importancia para ambos países de colaborar en el combate al crimen organizado y al terrorismo, especialmente en las áreas de frontera. Al mismo tiempo los dos mencionaron la necesidad de cooperación para el Atlántico Sur que comparten. “

 

El Mercosur es una marca que precisamos llevar adelante. Es una plataforma muy atractiva para los asiáticos y para el resto del mundo”. Araújo coincidió: Mercosur es la forma más eficiente de reposicionar nuestros países en el contexto internacional”.

 

Y por si había alguna duda de perfil proteccionista del nuevo gobierno argentino, Solá completó: “Debemos hacer acuerdos de libre comercio con otros países y regiones: el EFTA, Israel, la Alianza para el Pacífico, Singapur. Estamos con la mente abierta y vamos a tratar de no ser una traba. Pero también se debe contemplar que estamos en una etapa muy compleja de negociación de la deuda y debemos aguardar para comenzar a crecer”.

 

Fuente: Infobae



Quizás tambien le interese...