Alexa

Kicillof negocia con bonistas: aseguran que el fondo Fidelity sólo aceptará un acuerdo si cobra el cien por ciento

La provincia de Buenos Aires está al borde del default: la gobernación afirma que el fondo Fidelity sólo acepta un acuerdo si cobra el 100% de su deuda.

 

Fuentes muy cercanas al gobernador Axel Kicillof indicaron a Infobae que “Fidelity no quiere otra cosa que no sea el 100 por ciento” de lo que le debe la Provincia.

 

“Por algún motivo, quiere empujar al default”, explicaron esta noche.

 

En tanto, desde Alemania, fuentes de la comitiva que acompaña al presidente Alberto Fernández -a la que sumó hoy el ministro de Economía, Martín Guzmán- aseguraron que “el fondo quiere un 50 por ciento ahora y dos cuotas de 25 por ciento, una en marzo y otra en abril”Al respecto, aclararon que respaldan la estrategia del gobernador y, por lo tanto, no estarían de acuerdo con esta alternativa planteada por Fidelity.

Luego de que el gobierno bonaerense propusiera pagar el 30% del capital del bono de USD 250 millones que vence mañana y que en el mercado dejara trascender que sólo aceptaba un 50%, en la gobernación afirmaron: “El problema no es el 50 por ciento; Fidelity no quiere otra cosa que no sea el 100 por ciento”.

 

El motivo, según el razonamiento de la provincia, es que a Fidelity le resultaría más conveniente un default bonaerense para negociar en mejores términos la deuda con el gobierno nacional en marzo.

 

La pregunta clave, luego de que un comité de acreedores aceptara esta mañana la propuesta, es qué ocurre con el resto de los bonistas, no sólo Fidelity, que concentraría el 18% de la tenencia de este bono 2021 emitido por Daniel Scioli en 2011. Y la respuesta de la Provincia fue que restan un par de horas, pero que estos acreedores no muestran “buena voluntad y eso complica todo”.

 

Una vez más, ratificaron que “el default lo queremos evitar sí o sí” y que la Provincia está haciendo todo lo que tiene a su alcance para llegar a un acuerdo con el 75% de los acreedores, el porcentaje necesario para aplazar el pago hasta mayo sin caer en una cesación de pagos.

 

En la gobernación aclararon que hay un diálogo permanente entre Kicillof y el Presidente y que tanto ellos como los ministros Guzmán y su par bonaerense, Pablo López, siguen trabajando en una “salida” que debe procurar no complicar la negociación de la deuda nacional.

 

Por su parte, una calificada fuente del mercado indicó a Infobae que “si el Gobierno manda a la Provincia al default por tan poco dinero, sería una torpeza peligrosa; si Buenos Aires va al default, el precio de los bonos se va a caer y entonces van a caer en manos no deseadas”. Este eufemismo es para referirse a los “fondos buitre”, que están esperando a que los bonos de la Provincia bajen más de precio para comprarlos y luego emprender el camino de los juicios en Nueva York.

 

De todos modos, este sendero no será tan sencillo como el que transitaron entre 2005 y 2014, cuando la justicia norteamericana les dio la razón en forma definitiva, ya que el actual gobierno nacional mostró, hasta ahora, una taxativa voluntad de pago a través de la ley de Emergencia Económica, que contiene un fuerte aumento de impuestos y el congelamiento de la fórmula para ajustar las jubilaciones.

 

Además, la fuente aclaró que “la estrategia del gobierno provincial fue ilógica, porque en vez de acordar primero con el comité de acreedores, deberían haberse focalizado en el fondo más grande, que en los hechos tiene poder de bloquear todo el acuerdo con menos del 20 por ciento de la serie de este bono”.

 

El ejecutivo también cuestionó el poder del comité que esta mañana comunicó su aceptación de la oferta bonaerense. “Los comités no tienen el poder suficiente para cerrar un acuerdo”, expresó.

 

De todos modos, el nuevo plazo para negociar cierra mañana a las 6 am hora argentina, aunque podría extenderse un día más. Si no hay un acuerdo, el miércoles la provincia caerá en default.

 

 

Fuente: Infobae
DL

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas