Día Nacional del Músico: el poder de la música para el aprendizaje

Día Nacional del Músico: el poder de la música para el aprendizaje

Una de las figuras más importantes en la historia artística del país es, sin dudas, la de Luis Alberto “El Flaco” Spinetta, y es en homenaje a su nacimiento que todos los 23 de enero se celebra el Día Nacional del Músico. En este marco, Carla Chandía, de Colegium, explica la importancia de que los chicos puedan acceder a una enseñanza artística de calidad, ya que consiste en un recurso pedagógico clave en el proceso educativo.

 

La influencia de la música en la humanidad es incuestionable, desde hace siglos. Sin embargo, al igual que otras actividades artísticas, nunca fue un factor que se destaque dentro del ámbito escolar, ya que a lo largo de la historia, muchas instituciones educativas le brindaron menos importancia en comparación a otras asignaturas. De hecho, en muchos espacios se avanzó de manera gradual con la eliminación de las horas de música, por considerarla menos necesaria que matemática o literatura.

 

Sin embargo, décadas de investigaciones permitieron descubrir los efectos positivos que genera la música en el cerebro de los niños y las niñas, haciendo que la balanza se incline hacia la educación artística en general. Esta tendencia fue creciendo con el correr de los años al punto de convertirse en un tema de Estado, el cual creó un marco legislativo que establece la obligatoriedad de la educación artística en las escuelas, en todos sus niveles.

 

“Aprender a tocar un instrumento produce beneficios cognitivos claves, como por ejemplo una mayor comprensión del lenguaje y la mejoría de ciertas habilidades, como lo son la atención, la percepción y discriminación de estímulos, el autocontrol y la memoria de trabajo”, explicó Carla Chandía, creadora del material didáctico de Colegium.

 

Además, desde el 2010, la educación artística es considerada en la Argentina como un recurso que favorece la construcción de conocimiento estético–artístico en las distintas instancias formativas y que posibilita un mayor y mejor acceso a la distribución y circulación de los bienes culturales de nuestro país. Es decir, les permite a los chicos acceder, ya sea como creadores o consumidores, a producciones artísticas de gran valor cultural.

 

“El acceso a la música, u a otro contenido artístico, mejora sustancialmente la incorporación de valores provenientes de una cultura propia, al servir como vehículo de transmisión de tradiciones y conocimientos. Asimismo, sabemos que los pueblos en sus orígenes (antes de la escritura) se comunicaban y contaban sus historias solo de manera oral”, remarcó Chandía, de Colegium.

 

En los últimos años, una gran cantidad de corrientes coincidieron en la importancia de integrar muchos contenidos, que antes no eran tenidos en cuenta, en la curricula escolar, entre los cuales se destaca la música. Cabe destacar que diversos estudios demostraron que los estudiantes que cuentan con educación musical tienen resultados más altos en materias como lengua y matemática, en comparación con aquellos que no tuvieron dicha enseñanza.

 

En definitiva, la música se presenta como un elemento clave al momento de potenciar la creatividad de los estudiantes. De esta forma, el aprendizaje se sigue enriqueciendo mientras incorpora distintas esferas de lo que es la realidad, a través de nuevos recursos pedagógicos que incluyen a la música como una de las herramientas más poderosas.

 

“La música tiene efectos de relajación y reduce el estrés, uno de los males que aqueja hoy en día a los chicos, impidiendo un correcto aprendizaje. Reconocer las propiedades de la música y saber aprovecharlas y estimularlas en beneficio de todos los estudiantes es un desafío, tanto para las escuelas como para las familias”, concluyó Chandía, especialista de Colegium.

 

 

Por Carla Chandía



Quizás tambien le interese...