“Jojo Rabbit”: la polémica película sobre un niño que tiene a Adolf Hitler como amigo imaginario

“Jojo Rabbit”: la polémica película sobre un niño que tiene a Adolf Hitler como amigo imaginario

 

Descrita como «una sátira contra el odio», «Jojo Rabbit» presenta a un niño obsesionado con Hitler, durante el final de la Alemania nazi, para transmitir ese mensaje. La premisa del film es la siguiente: pequeño, que pertenece a las juventudes hitlerianas, que vive en la Alemania nazi de finales de la II Guerra Mundial y que tiene como amigo imaginario al Führer.

 

Más allá de adaptar el libro de Christine Leunens, Waititi (un director independiente cuyos créditos fílmicos incluyen «Thor: Ragnarok») también interpreta el papel de Adolf Hitler, el amigo imaginario de Jojo (Roman Griffin Davis) un niño de 10 años, que quiere nada más que ser un buen joven hitleriano.

La naturaleza redimible de Jojo es evidente desde el principio, cuando se resiste a matar a un conejo durante el campamento juvenil nazi al que asiste, ganándose ese apodo desafortunado.

Aun así, su visión del mundo y sus nociones preconcebidas son desafiadas cuando descubre que su madre soltera (Scarlett Johansson) está refugiando a una joven judía (Thomasin McKenzie) en su ático.

El no tan sutil mensaje es que, el prejuicio y el odio de Jojo comienzan a erosionarse cuando se expone a un representante del mismo grupo que en su mente demonizó a raíz de su educación Nazi. Mientras tanto, Hitler sigue apareciendo ante él, con Waititi aumentando de forma anacrónica, claramente diseñado para sostener al dictador como objeto del ridículo.

«Jojo Rabbit» ofrece una idea de los horrores que infligieron los nazis; los adornos de cuento de hadas y el elemento de fantasía no pueden evitar redondear y suavizar esos bordes, a veces incómodamente.

El director anticipó claramente esas preocupaciones y el potencial de controversia, y las ha abordado con bastante elocuencia en las notas de producción de la película, así como en las entrevistas. Eso incluye poner el foco de atención, sobre el llamado de tolerancia de la película, y la necesidad de «seguir encontrando formas nuevas e ingeniosas de contar la horrible historia de la Segunda Guerra Mundial una y otra vez para las nuevas generaciones».

Aun así, el tono descarado no puede evitar socavar lo que la película intenta lograr. Y aunque el crecimiento de Jojo ofrece esperanza, aumentada por momentos de dulzura, hay demasiados «Héroes de Hogan» en torno a los cómicos nazis dentro de su órbita, interpretados por Sam Rockwell, Rebel Wilson y Stephen Merchant, entre otros.

«Jojo Rabbit» ganó un premio del público en el Festival de Cine de Toronto, y es difícil no admirar la ambición de Waititi al realizar tal ejercicio.

 

Fuente: CNN



Quizás tambien le interese...