El Servicio Meteorológico Nacional informó que el humo de los incendios en Australia llegó a la Argentina

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el humo de los incendios en Australia llegó a la Argentina

El humo provocado por los incendios en Australia humo ingresó a la Argentina desde Chile, por la Cordillera de los Andes «a unos cinco mil metros o más», indicaron hoy desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), y aseguró que no afecta a la salud ni perjudicará la normalidad de los vuelos.

 

«Ya ingresó humo (por los incendios en Australia) semanas atrás, cerca del 6 de noviembre. Es un humo disperso que se puede divisar», explicó Cindy Fernández, meteoróloga del SMN.

Aseguró que «si bien no es común» que llegue el humo cada vez que hay un incendio, «no es la primera vez que sucede».

La meteoróloga afirmó que la presencia de humo sobre el territorio nacional no afecta a la salud ni complicará la normalidad de los vuelos.

«El único fenómeno que se puede divisar con la presencia de humo es observar una coloración distinta en el cielo, ya que se atenúa la luminosidad del sol y se puede observar el cielo más gris», aseguró, y agregó que «durante el atardecer se ve el cielo más rojizo».

Fernández explicó que el humo viajó desde Australia «con presencias de aire de la atmósfera» y que llega «mezclado con el aire».

«En el viaje el humo se va dispersando en partículas. Una parte de estas partículas se va precipitando en forma de lluvia», señaló.

Algunos números para refrescar memorias desprevenidas: a la fecha fallecieron 24 personas, hay decenas de desaparecidos, seis millones de hectáreas arruinadas, 15 mil viviendas destruidas y 136 focos de incendio que permanecen sin ser controlados. De acuerdo a especialistas de la Universidad de Sidney, aproximadamente, 480 millones de animales perdieron la vida. Los koalas, de fama mundial, se hallan cerca de la extinción; tanto que en los últimos días murieron 25 mil ejemplares.

Además, el humo que cubre amplias extensiones de cielo en el oeste y el sur del país también es peligroso. En las últimas horas, el gobierno anunció el despliegue de militares –que se sumarán a los bomberos– y una ayuda económica (1400 millones de dólares) para revertir la crisis. Los expertos intentan calmar el fuego desde el terreno, pero también recurren a helicópteros y aviones. Como la dificultad se incrementa a medida que transcurre el tiempo, rescatistas de EEUU, Canadá y Nueva Zelanda decidieron plegarse a la causa.

Fuente: Los Andes.

A.S



Quizás tambien le interese...