El Gobernador de Mendoza dio marcha atrás con la reforma que permitía a las mineras usar químicos peligrosos

El Gobernador de Mendoza dio marcha atrás con la reforma que permitía a las mineras usar químicos peligrosos

«Si no está el consenso, no vamos a hacer nada«, dijo el gobernador Rodolfo Suárez. Los cambios en la norma generaron un fuerte repudio de los ambientalistas.

 

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suárez decidió suspender la aplicación de los cambios en la ley de Minería provincial, que permitían el uso de químicos para desarrollar la actividad y que generaron un fuerte repudio de parte de los ambientalistas. «Voy a suspender la reglamentación de la ley«, adelantó el Gobernador, que anunció que habrá debates para generar un diálogo abierto y consenso social. «Queremos cuidar el agua y que haya trabajo de calidad«, afirmó.

 

La nueva ley permite que las mineras utilicen cianuro y para grupos ambientalistas eso podría contaminar el agua potable. El fin de semana hubo una marcha masiva que duró dos días y que recorrió 100 kilómetros, en rechazo a la norma que impulsó Suárez. En la conferencia, el gobernador dijo que su deber es garantizar la paz social pero denunció que hay una campaña del miedo contra la actividad minera.

 

En medio de la crisis en Mendoza, Alberto Fernández recibió a Anabel Fernández Sagasti «Infundir el miedo no está haciendo bien al debate», explicó Suárez. El mandatario recordó que, estando en campaña, prometió desarrollar la minería cuidando el agua. Suárez intentará disipar la tensión explicando los alcances de la ley que fue aprobada pero que, por ahora, no será reglamentada.

 

«No queremos que los violentos ganen este debate por lo que vamos a convocar al diálogo. Vamos a convocar al arzobispado, a las universidades, a los sindicatos y a los partidos políticos», sostuvo en la conferencia.

 

El presidente Alberto Fernández había manifestado preocupación por la aplicación de esta nueva ley y este mismo jueves, el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, había considerado que Mendoza se tenía que ocupar del tema. La ley había sido promulgada por el propio Suárez pese a las manifestaciones. Pero este jueves, casi sin previo aviso, Suárez cambió de opinión.  El mandatario se quejó de una campaña contra la minería con mala información y aclaró que su interés es generar puestos de trabajo de calidad cuidando el ambiente.

 

«Queremos dar el debate. Vamos a convocar a todas las entidades, a todos los que opinen, que saquemos este debate a la luz seriamente. Aquí viven mis hijos, mis nietos, aquí nací yo y voy a morir en esta tierra y lo que más quiero es cuidar el agua», sostuvo durante la charla con los medios el gobernador.

 

«Los mendocinos podemos hacer las cosas bien en un debate maduro. Pero este debate oculto y dogmático no nos está haciendo bien», denunció.

 

«Como el primer deber que tengo es garantizar la paz social y tenemos información y no queremos que los violentos ganen este debate, diciendo que hubo represión cuando no la hubo. Vamos a convocar al diálogo a todos. Al arzobispado, a las universidades, a los sindicatos, a los partidos políticos, a organismos internacionales. Voy a estar presente personalmente en el debate», anticipó.

 

Por último, Suárez advirtió: «yo no voy a hacer nada en contra del pueblo mendocino. Voy a gobernar escuchando a cada uno de los mendocinos».

 

Fuente: Perfil
DL



Quizás tambien le interese...