#NavidadNaturalEnMisiones: “Un regalo del bosque es un mensaje de conexión con la vida”  

Fabián Bremer es oriundo de la localidad de Oberá, y con su familia decidió radicarse en Posadas, Misiones, hace ya 10 años para instalar su propio vivero de plantas ornamentales, florales, orquídeas, para interiores, además de disponer de césped en panes y diferentes accesorios para la jardinería y ambientación con macetas y baldosas de diseño propio. Su filosofía de vida es de conexión con la naturaleza, y toda su familia trabaja y vive en y del Vivero Fenix.

“Sin dudas, ante una fecha tan importante como es la Navidad, creo –no solo porque me dedico a esto sino por nuestra filosofía de vida- que un obsequio natural siempre es bien recibido, aceptado y siempre se encuentra un lugar donde poder lucirlos”, expresó el viverista en una entrevista con ArgentinaForestal.com.

El consumidor posadeño puede optar por una #NavidadNatural y obsequiar #RegalosDelBosque o naturales, como un mensaje de acción climática, como un compromiso con el medio ambiente y como un aporte de prácticas de consumo responsable.

Con este sentido, frente a los nuevos tiempos que demandan un cambio positivo mediante una mayor conciencia ambiental y un renovado compromiso social, de pensar en apoyar el desarrollo local a través de actividades sostenibles como la forestal, Misiones Online y ArgentinaForestal.com, con la adhesión del Ministerio de Ecología de Misiones, promueven una campaña ambiental inspirada en la propuesta lanzada por segundo año desde la Recofalc en América Latina para despertar conciencia en países de la región y ser parte de una #AcciónClimática al elegir por la opción de un consumo responsable, frente a la alternativa de regalos de origen del bosque nativo o plantaciones forestales (artesanías, muebles o productos de madera renovable).

 

 

Una acción por la naturaleza

El Vivero Fenix está instalado sobre Av. Quaranta casi Zapiola, en la ciudad de Posadas. En las imágenes se pueden observar la sanidad con la que se mantienen las plantas y flores en el lugar. “Es un trabajo que demanda atención los 365 días del año, aquí no hay piquetes, paros, ni feriados para las plantas. Se trabaja todo el año para mantener en estas condiciones el vivero. Lo bueno es que ellas (las plantas y flores) te devuelven ese esfuerzo con su hermosura y sanidad”, comenta con satisfacción el viverista.

Por ello, hablar de regalar naturaleza es gratificación, emoción, conexión con la naturaleza. “Para nosotros es el hecho de regalar vida, por ello, estamos convencidos de que a la persona que llegue con un obsequio del bosque será siempre bien recibido”, sostuvo Bremer, que pertenece a la tercera generación de viveristas en su familia.

La variedad que disponen para ofrecer es muy amplia, tanto para embellecer un jardín, decorar hogares y oficinas, renovar espacios verdes y hacer regalos especiales. Al ser consultado sobre alguna sugerencia para alguna planta de interiores, indicó que siempre recomiendan a sus clientes según el destino final que quieran dar a ese “obsequio” natural elegido.

“Cuando ingresan al vivero, siempre que quieren un regalo para un amigo o familiar, la pregunta es a la inversa de lo que ve, qué tamaño de planta final quisiera o qué destino le dará. Para saber qué variedad sugerir. Hay que considerar esto, si irá sobre mesa de luz, será de ambientación para living, si hay tránsito de personas donde se colocará la planta, si tiene luz natural o no, si hay niños, o es para el jardín, una galería, todo esto hace a la definición más adecuada para saber el tamaño final de la planta que se está llevando al momento de elegir la especie en la maceta”, explicó Bremer.

Pero la inventiva para sostenerse en el mercado, donde el cliente local demanda otros productos, hizo que viverista incursione en otras alternativas, y se especializó en la producción de césped en panes para embellecer un jardín o ambientar un espacio en forma inmediata. También fabrican en el vivero baldosa con diseños propios y formas no tradicionales, muy originales.

 

Plantas de hojas verdes y flores

Una particularidad que se da con el consumidor posadeño, según explica Bremer, es que no demandan especies de la selva misionera en forma frecuente, motivo por el cual no hay mucha variedad disponible en Fenix. “A pedido atendemos la demanda, pero no disponemos de mucho en el vivero porque la gente no demanda. En general, el local siempre pide cosas de afuera, puede ser que para la arborización de una estancia, de un barrio, o por algún cambio de variedad ingrese al vivero buscando alguna nativa, pero no es una constante”, señaló Bremer.

En el vivero se pueden encontrar sí diversas variedades de macetas con flores, plantas ornamentales, plantas de interior, para parques, interior, además de los accesorios (macetas, fertilizantes, herramientas de jardín) que se necesitan para la el trabajo o ambientación natural.

 

Un 2019 difícil

Como todos los rubros vinculados al Comercio, para el Vivero Fenix también fue un año difícil. “Fue un año de estancamiento, año a año la demanda del vivero es menor, pero ponemos mucha voluntad. Como todos, vamos ajustando gastos, ya que hubo una caída importante de las ventas, y se siente la disminución de la demanda más que otros años. La gente entra al vivero interesado en comprar, pero cuando ven los precios se van sin comprar, optan por comprar algo más económico, pero ya no es natural ni le demanda el mismo cuidado que una planta natural, que necesita luz, un poco de agua todos los días, abono cada tanto, etcétera. En Posadas la tendencia siempre es baja a lo natural, no es lo mismo que la gente del interior que tiene un preferencia y cuidado mayor por su jardín. Igualmente no bajamos los brazos porque nosotros vivimos de esta actividad”, indicó el propietario.

“Para nuestra familia, hablar de regalar naturaleza es pensar en uno de los mejores regalos que uno puede hacer. Brinda gratificación, emoción, conexión con la naturaleza. Es regalar vida, es algo lindo y hermoso, y estoy seguro que a la persona que le llegue un obsequio del bosque será bien recibido, más aún en Misiones”, concluyó el apasionado viverista.

 

 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest



Quizás tambien le interese...