El Lado B de las Marcas: tácticas y estrategias para potenciar tu marca

El Lado B de las Marcas: tácticas y estrategias para potenciar tu marca

Te damos la bienvenida al Episodio I de este nuevo Podcast de Branding de Rita Galmarini. Haciendo clic en la imagen debajo, podrás escuchar y disfrutar este conocimiento de fundamental importancia para la gestión de tu Marca.

 

 

A continuación sus principales contenidos:

 

El branding es el proceso de creación, construcción y desarrollo de una marca.  Es lo que nos ayudará a gestionar nuestra marca de manera estratégica para alinearla a nuestros valores, y que tenga realmente un comportamiento genuino, y por sobre todo, que tenga coherencia con lo que decimos y con lo que somos.

 

Pero si el branding es la gestión estratégica de una marca, entonces… ¿qué es una marca?

 

La marca es ese conjunto de valores que le atribuimos a una compañía, a una empresa, a un servicio o a un producto. Es todo lo que dicen, sienten, piensan acerca de tu producto o servicio. Cuidado: algunos confunden marca con logo. El logo es un signo gráfico que identifica a esa marca, pero NO es la marca.

 

La marca es el principal activo de una empresa, por eso es tan importante que podamos invertir en ella de manera estratégica, y el branding nos va a ayudar a hacerlo de manera eficaz. Y para que podamos lograrlo, es importante que aprendamos a conocernos y a conocer a nuestra marca: cuales son nuestros valores y cuáles son nuestros propósitos, eso que nos diferencia de los demás y que nos hace únicos.

 

Seguramente habrás escuchado o leído acerca de la Misión, la Visión y los Valores. Algunos buscan en Internet Misión, Visión y Valores de la competencia o de alguna empresa similar a la propia, descargan ese contenido, cambian algunas palabras y ya creen tener resuelto el tema.

 

Pero es mucho más complejo que eso y es fundamental tener la Misión, la Visión y los Valores definidos, pues se trata de nuestros cimientos, de la estructura que nos va a dar solidez a lo largo del tiempo.

 

La Cinco C del branding y la importancia del contenido

 

Andy Stalman, conocido como Mr. Branding,  habla de las cinco C que te van a ayudar a gestionar de manera estratégica tu marca, que son las cinco C del Branding: Coherencia, Consistencia, Constancia, Confianza y Contenido.

 

Muchos le restan importancia a este último y lo dejan de lado, pero en la actualidad, las redes sociales vienen a crear un nuevo canal de comunicación en el cual el cliente interactúa con la marca, por lo cual esta no solo tiene que hablar, sino que debe generar una conversación creando contenido de valor para su audiencia.

 

Pongamos como ejemplo una marca deportiva que se enfocara en vender exclusivamente zapatillas y que no escuchara a su audiencia con sus necesidades, tarde o temprano carecerá de valor. La conversación en todos los canales, tanto online como offline, es fundamental.

 

Esta marca deportiva podría darle contenido de valor a su audiencia brindándole tips acerca de cómo cuidarse antes de un entrenamiento, u cuál es la alimentación que puede generar mayor rendimiento físico, o bien cuáles son los cuidados a tener para conservar la calidad y la durabilidad del producto que esa audiencia compra. En estos casos es cuando la marca comienza a conversar y deja sólo de hablar.

 

Tener definido quiénes somos, nos permitirá conversar. Si no lo tuviéramos definido, ¿que podríamos decir entonces? Tengamos también definido nuestro cliente, pues no todos lo son. ¿Por qué les hablaríamos a todos si no todos serán quienes consuman nuestro producto o servicio?

 

 

El buyer persona

 

Para definir nuestro cliente ideal, debemos trabajar sobre nuestro buyer persona, que es un perfil o identikit de ese cliente. ¿Cómo lo hacemos? Haciéndonos, entre otras, las siguientes preguntas: ¿Quién es nuestro cliente ideal? ¿Cuántos años tiene? ¿Dónde vive? ¿Cuáles son sus preferencias y gustos? ¿En qué plataformas lo encontramos: Facebook, Intagram, Tik Tok, Linkedin? ¿Qué lenguaje utiliza o qué libros lee? ¿Cuáles son sus actividades y su entorno? ¿Casado o soltero? ¿Profesional, empleado?

 

Con todo esto definido vamos a poder desarrollar el lenguaje que nos permita conectarnos de la mejor manera con nuestra audiencia.

 

Nuestro propósito

 

Cuando hablamos del propósito de nuestra marca, hablamos acerca de lo que ella hace y que no hacen otras, y de cuál es el beneficio que nuestro cliente tendrá al consumir lo que nosotros ofrecemos, beneficio que debe ser transformacional, es decir, nuestro cliente no será el mismo cuando consume nuestro producto o servicio que cuando no lo hace. Lo transformamos cuando le brindamos una alegría, un placer, una solución, o una experiencia memorable.

 

Con nuestro propósito, nuestro cliente y nuestros valores definidos, estaremos en condiciones entonces de trazar una estrategia que logre comunicar lo que somos y lo que hacemos.

 

Cuidado: no nos olvidemos de nuestro cliente interno, un error muy común. Él es el primero en convertirse en nuestro embajador. Es fundamental reunirnos con todos ellos, para conversar sobre todos estos temas que tratamos hoy, para que eso se vea reflejado después en la atención a nuestros clientes.

 

¡Hasta nuestro próximo encuentro!

 

Por Rita Galmarini.

 

 

AVD



Quizás tambien le interese...