Expectativas de los empresarios foresto-industriales frente a las políticas de Estado necesarias para atraer proyectos de largo plazo

En forma conjunta, la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP), la Asociación Forestal de Argentina (AFoA), la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria de la Madera (ASORA), la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA), que integran la Mesa Nacional de Competitividad Sectorial, dieron a conocer el Plan Estratégico del sector, con miras al 2030.

Fue el miércoles 11 de diciembre en Buenos Aires, en el marco del tradicional encuentro anual de cierre de año que organiza la AFoA, y en esta oportunidad realizaron la presentación oficial del Plan Estratégico Forestal y Foresto Industrial 2020-2030 lo definieron como “un trabajo de amplio consenso y con una visión común nunca antes alcanzada. Es un importantísimo logro del sector y una herramienta para mitigar el Cambio Climático”, señaló Claudia Peirano, directiva de AFoA, y coordinadora técnica de la Mesa Nacional que fue instrumentada por el ex-presidente, Mauricio Macri.

El presidente de AFoA, Osvaldo Vassallo, destacó la importancia del diálogo durante los encuentros de la Mesa de Competitividad Foresto Industrial durante los últimos dos años. “Si bien nuestro país tiene las condiciones naturales para convertirse en una potencia forestal sustentable, el tema es tan serio que nos llevó a unirnos en pensamiento y acciones. En ese camino, llegamos a hoy donde presentamos el Plan Estratégico Forestal y Foresto Industrial que con una agenda consensuada llega hasta el 2030, resultado de un trabajo mancomunado”.

Asimismo, Vassallo destacó los avances del sector como la prórroga de la Ley 25080, el financiamiento privado con la aplicación del Seguro Verde y la transparencia lograda con la Ley de Promoción Forestal. “De cara al futuro, pretendemos y solicitamos la continuidad de las Mesas, sabemos que las dificultades macroeconómicas y la recesión impidieron que muchos de los avances micro se traduzcan en inversiones. Esperamos que los avances en la eficiencia y transparencia en la aplicación de la Ley 25080 y el diálogo como herramienta de identificación y resolución de los problemas se mantengan en la nueva gestión. Por ello, estamos expectantes a quien reemplace a Nicolás Laharrague, que será una persona clave para la continuidad de una política forestal, que debe ser de Estado. Estamos dispuestos a colaborar con una mirada responsable, no podemos perder más tiempo porque el futuro comenzó ya”.

Por su parte, el presidente de AFCP, Claudio Terrés, indicó que el sector de celulosa y papel es el que aporta la mayor cantidad de divisas en la cadena, lo que permitiría nivelar la balanza comercial. “Todo esto requiere un marco normativo, por lo que estamos proponiendo una Ley de Promoción de grandes proyectos foresto industriales que contemple aspectos como la exención a la Ley de Tierras para igualarnos con la región. Brasil es 22 veces la Argentina, Chile 7 veces, Uruguay -que empezó mucho más tarde- 4 veces y media nuestro país. No podemos seguir esperando, tenemos que convocar a los gobiernos para generar proyectos para el desarrollo del sector”.

El presidente de ASORA, Osvaldo Kovalchuk, explicó que actualmente está naciendo la industria 4.0, por lo que es sumamente necesaria la renovación de la tecnología en todas las empresas del país. “La famosa industria 4.0 ya está con nosotros y seguirá avanzando. Es una nueva revolución industrial que estamos enfrentando, es una nueva forma de producir, tener una fabricación interconectada, mayor flexibilidad y velocidad, sin importar el tamaño de las empresas. Es una evolución tecnológica que lamentablemente estamos ignorando, por eso necesitamos en nuestro país una mejora continua en todos los procesos para lograr ser competitivos. Para ello las empresas deberían contar con acceso a líneas de crédito a tasas razonables y a largo plazo”.

En ese sentido, el presidente de FAIMA, Pedro Reyna, señaló que es sumamente necesaria la continuidad de la Mesa. “Estamos viendo los puntos críticos para que las metas e impacto de este plan pasan por los siguientes aspectos: actualización tecnológica, mejora continua en procesos, incorporación de diseño con enfoque en los mercados internacionales, fortalecer las capacidades exportadoras de las Pymes, plan de negocios, penetración de nuevos mercados y diversificación de nuevos productos sostenibles”.

Para finalizar, el coordinador de la SRA, Marcos Pereda, afirmó que “el desafío de hoy son las inversiones, para ello necesitamos un marco jurídico, económico y político, y estabilidad de reglas claras, tenemos un enorme trecho”.

 

Plan Estratégico al 2030

La coordinadora técnica del Plan Estratégico Forestal y Foresto-Industrial 2030 por la Mesa de Competitividad Foresto-Industrial, Claudia Peirano, explicó que este documento de 180 páginas “es un trabajo en conjunto entre varios sectores y se enmarca en un momento crítico para Argentina en cuanto al crecimiento de los países latinoamericanos en el sector foresto industrial”.

En los últimos 20 años tanto Brasil, Argentina, Chile y Uruguay en el sector foresto industrial son un motor de desarrollo local y nacional, pero “la Argentina no crece en producción de celulosa desde hace más de 30 años. Toda la región pasó una ola de inversión de 25 mil millones de dólares, de los cuales Argentina prácticamente no obtuvo ningún beneficio”.

Peirano aseguró que el cambio climático es la mayor “amenaza” para la humanidad en el futuro y el sector forestal se presenta como una estrella para mitigar y dar respuestas. “El sector forestal se presenta como estrella bajo la situación internacional con el COP25. Lo que estamos viendo son nuevas tecnologías y usos que permiten aplicaciones más sustentables y mitigadoras del cambio climático. Con las nuevas tecnologías, la madera es una fuente para toda una nueva gama de productos a partir de la innovación en nanotecnología, biotecnología, nano medicina y química verde”.

La directora ejecutiva de AFoA, se refirió también a los mercados crecientes y afirmó que desde la Mesa de la Competitividad se puede ser un gran aporte para la generación de empleos y divisas. “Podemos enmarcar dentro de los objetivos del Plan Estratégico dos grandes aportes: al país como generadores de empleos y divisas y al mundo con posibilidades de tener una herramienta de mitigación de desarrollo sostenible”.

Finalmente, AFoA entregó los premios y reconocimientos a la Excelencia Técnica “Ing. Raúl Suárez” y a la Trayectoria “Ing. Raúl Marsán”. El primero de ellos fue otorgado a la Ing. Florencia Chavat, destacada ingeniera forestal del CERFOAR. Luego, fue el turno del Ing. Teresa Cerrillo, un cierre de lujo para su historia personal y perfecto corolario para el evento.

 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 



Quizás tambien le interese...