Realizaron por primera vez en Misiones un implante cardíaco para tratar a pacientes ancianos que no pueden ser operados

Realizaron por primera vez en Misiones un implante cardíaco para tratar a pacientes ancianos que no pueden ser operados

La intervención fue realizada el viernes 15 de noviembre en el servicio de Hemodinamia del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular S.R.L. y un equipo encabezado por el prestigioso cardiólogo intervencionista José Lazarte. La paciente que recibió la práctica tiene 82 años y sufría de Estenósis aórtica, una afección grave que sin el tratamiento indicado,  puede llevar rápidamente a la muerte. Coincidió con la realización de la 11º Curso de Cardiología Intervencionista para Cardiólogos Clínicos, por lo que pudo ser vista por muchos profesionales de la región NEA.

 

En diálogo con Radio Libertad y Misiones Online, el médico José Lazarte, principal organizador de estas capacitaciones y profesional que trabaja en el sector de Hemodinamia del Hospital Escuela de Agudos Ramón Madariaga, y los prestadores privados Boratti y Nosiglia, contó que como cada año en noviembre, se realizó durante dos días el curso de la especialidad de los profesionales que realizan las intervenciones mínimamente invasivas (los que hacen cateterismos cardiacos), con el objetivo de desarrollar y exponer con talleres (casos) en vivo ante  los cardiólogos clínicos, lo novedoso que hay en la materia.

 

El curso es avalado por la Sociedad Argentina y también la Federación Argentina de Cardiología. Este año además ha sido declarado de interés provincial por la Cámara de Diputados de la provincia. Y contó con la participación del doctor Anibal Damonte, presidente del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas.

 

José Lazarte.

 

Todos los años se eligen distintas unidades temáticas y este año se eligió la  patología estructural, donde se demostró a los cardiólogos clínicos, el paso a paso de las intervenciones, en vivo con pacientes.

 

Dentro de estas actividades se llevó a cabo una intervención cardiológica que por primera vez se hizo en Misiones, el Implante valvular aórtico percutáneo, la misma que necesitó en su momento por ejemplo el cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger.

 

Se trata de una práctica para tratar a pacientes con Estenosis Aortica, que es una afección de la gente octogenaria (más de 80 años).

 

La Estenosis Aortica es una válvula que conecta el corazón a la arteria Aorta y que tiene la función de abrir y cerrar el paso del flujo sanguíneo. Esta válvula con el tiempo se va poniendo rígida y va perdiendo funciones. Y entonces cuando va presentando síntomas hay que tratarla. El tratamiento consiste en  reemplazarla por una prótesis a través de una operación, y es la principal causa de cirugía cardiaca.

 

Los cardiólogos del NEA reunidos en Posadas.

 

Pero hay al menos un treinta por ciento de pacientes que por distintas patologías y avanzada edad, son de mayor riesgo para una cirugía de este tipo, y que por tanto no podían ser sometidos a la misma, y solo les quedaba esperar el desarrollo normal de la enfermedad, con poca expectativa de vida.

 

Sin embargo en 2006 se hizo un primer implante de estos en Francia, y luego en 2009 empezaron a aparecer las primeras evidencias científicas, y comenzaron a recibir este tratamiento los pacientes inoperables. Todo fue evolucionando al punto que ya hay 500 mil implantes en el mundo.

 

También en Argentina se empezó en 2009 con estas intervenciones y hay ya unas dos mil en el país. Sin embargo en Misiones esta es la primera vez que ocurre, y se hizo con una paciente de 82 años, afiliada al Pami, luego de varios meses de estudios y trámites.

Lazarte aclaró que no todos los pacientes que forman parte de ese 30% que no pueden ser sometidos a una intervención quirúrgica, están en condiciones de recibir este implante. “Previamente se hace un análisis de riesgo, hay que valorar al paciente con un equipo de profesionales, como gerontólogos que valoran el grado de fragilidad, imágenes, cardiólogos, cirujanos y  anestesistas, para determinar si ese paciente se va a beneficiar con un implante, y una vez que se hace todo, y se determina que si se puede, allí se hacen una serie de trámites, y varias auditorias para aprobarlo, ya que se trata de un tratamiento muy oneroso”. Por ejemplo para recibir una prótesis de este tipo, por los costos y los riesgos a los que se expone al paciente, la expectativa de vida debe mayor a un año.

 

GP