Alexa

FDD: con más de 12 mil asistentes, la Fiesta de Disfraces de Posadas generó  un movimiento económico por más de 20 millones de pesos

Solo en entradas al evento se recaudaron más de 6 millones de pesos. A eso hay que sumarle la venta de comidas y bebidas, alquiler de disfraces, pago de servicios. Una fiesta con impacto comercial en todo Posadas.

 

Fueron unos 12 mil jóvenes de toda la región, los que se dieron cita a orillas del Paraná y volvieron a revivir una de las noches más esperadas del año, que ya se ha convertido en todo un ícono de la capital misionera.

 

Con más convocatoria que en la edición anterior (el año pasado fueron 9 mil asistentes), la Playa Virgen de Fátima, ubicada en la Costanera sur de Posadas,  albergó por quinto año consecutivo la Fiesta de Disfraces (FDD), uno de los eventos más convocantes de la región.

 

La fiesta se sintió toda la jornada. Las casas de ventas de disfraces posadeñas lucieron con mucho movimiento durante todo el día, beneficiadas por los indecisos que dejaron hasta último momento para elegir el qué ponerse.

 

Al igual que hace un año, los interesados podían ir y volver del evento en los colectivos urbanos que se colocaron para la ocasión.  La gran mayoría de los presentes eran jóvenes que llegaron desde distintos puntos de la zona, como ciudades del interior de la provincia, localidades de Corrientes, Chaco y de Encarnación (Paraguay).

 

El lugar contó con un sector de barras que no dio abasto y se registraron largas filas para hacer una compra.  El agua tenía un valor de $100 la botella de 500 ml y las cervezas más económicas se comercializaban a partir de los $130 la lata. Las bebidas blancas y los espumantes arrancaban desde los $200 y $350 respectivamente y alcanzaban un máximo de $1800 (la botella con cuatro energizantes) y $1500.

 

El sitio tuvo baños químicos y una sección de “Food Trucks” con carritos de comida para quienes querían comprar un alimento. La gran novedad fue la presencia de un sector donde se hacían tatuajes con un valor que promediaba entre los $500 y los $1000 de acuerdo al diseño.

 

Teniendo  en cuenta la cantidad de asistentes se puede estimar la recaudación por la venta de entradas en unos seis millones de pesos. En cuanto a la venta de comidas y bebidas, si tiene presente que en promedio se gasta una cifra similar a lo que costó el ingreso, serían algo así como otros seis millones de pesos más.

 

Ya por fuera de la organización, ganaron también los comercios físicos o por internet que se dedican a la venta y alquiler de disfraces. Cada uno cuesta en promedio unos 1.500 pesos, aunque por supuesto están los asistentes que se armaron su propio disfraz, o reutilizan alguno usado o prestado. Suponiendo que al menos la mitad haya adquirido un disfraz, hablamos de una cifra para nada despreciable de nueve millones de pesos.

 

Luego está el transporte en colectivos que se dispuso para trasladar desde el centro de la ciudad ida y vuelta a los que no poseían otro medio, a un costo de 160 pesos. Una vez más calculando que la mitad fue así, hablamos de 960 mil pesos. El total supera los 20 millones de pesos.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES