«Indignación e impotencia» en Andresito por el caso del maestro acusado de abuso sexual de varias alumnas

«Indignación e impotencia» en Andresito por el caso del maestro acusado de abuso sexual de varias alumnas

La comunidad de Comandante Andresito se vio convulsionada en las últimas horas, a partir de conocerse la noticia del maestro (F.O.) de quinto grado de la Escuela 707 del paraje Itatí que fue acusado de «abuso sexual simple agravado» a cinco alumnas del establecimiento educativo, cuyas edades oscilan entre 9 y 10 años.

 

«Indignación e impotencia» causó la noticia, entre sus colegas y los padres de los alumnos, tanto de la Escuela 707 y del aula satélite del paraje 17 de Octubre (ex Los Patos), donde el maestro también da clases. La indignación se agigantó al ver al denunciado en el pueblo con «guardapolvo», a pesar de que el educador fue suspendido de sus funciones por la Supervisión Zonal de Educación de General Belgrano. Aunque su uniforme puesto no implique que haya concurrido al establecimiento educativo.

 

Cabe recordar que el maestro de más de 50 años, posee una serie de restricciones ordenadas por el juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, magistrado que entiende en a la causa. Las restricciones impuestas tienen que ver con la prohibición del maestro a dar clases a menores y a concurrir a los establecimientos educativos en los horarios donde hay menores.

 

Desde la Supervisión Zonal de educación se informó que «el maestro fue separado del cargo, en la escuela 707 (paraje Itaí) y del aula satélite del paraje 17de Octubre (ex Los Patos) y se dispuso un sumario administrativo».

 

Asimismo, se aclaró «hasta tanto surja una resolución final sobre la situación del docente por parte el Consejo General de Educación», el maestro denunciado «cumplirá su carga horaria en una oficina del Consejo de Educación en Departamento de General Belgrano».

 

La denuncia

 

La denuncia la efectuó un grupo de padres de las niñas que concurren a la mencionada Escuela ante la Comisaría de la Mujer de Andresito, quiénes expresaron el padecimiento por la que atraviesan sus hijas.

 

Las actuaciones policiales fueron derivadas al Juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, a cargo de Martín Brites, quién dispuso medidas restrictivas al docente a saber: restricciones en el contacto con menores, tanto en el ámbito escolar como social, como así también la prohibición de dar clases a menores.

 

 

El juez Brites informó que «se está investigando cinco denuncias, de los cuales dos casos se refieren a un contacto del docente con alumnas(tocamiento) y los tres restantes se refieren a insinuaciones que hizo el maestro a las niñas».

 

 

Todo se disparó, a partir de que una alumna de 10 años «se largó a llorar ante sus padres» y relató que el maestro «le tocó las partes íntimas», posteriormente otras niñas relataron lo mismo ante sus progenitores. Acusaron al docente de «manosearlas los pechos, la espalda y la cola», según trascendió de la denuncia policial.

 



Quizás tambien le interese...