Daniel Durán: “En Misiones hay que promover proyectos responsables y debatir sobre medidas que fomenten la industria forestal, no avanzar hacia su extinción masiva”

El ingeniero forestal de Eldorado, propietario de la firma Selva SRL de servicios forestales y productor por tradición familiar, adelantó su posición respecto a los dos proyectos recientemente propuestos en la Cámara de Diputados de Misiones por el legislador del PAyS, Martín Sereno. El productor considera que ambas iniciativas legislativas “perjudican a la actividad forestal en general, cuando en uno de los casos apunta a una empresa en particular, pero en sus fundamentos falta sustento técnico. El problema no es la actividad, en todo caso hay que revisar el caso puntual que los motiva a estas cosas. Lo que nos preocupa como sector es el desconocimiento por la actividad forestoindustrial en general”, expresó Daniel Durán en diálogo con Radio Libertad.

 

El pasado jueves 17 de octubre, se aprobó una iniciativa del legislador Sereno, en principio, relacionado a la aprobación de un proyecto de declaración de la “urgente” intervención del Ejecutivo Provincial ante el reclamo de la comunidad de Puerto Libertad respecto al avance de la empresa Arauco SA sobre la zona urbana del municipio de Puerto Libertad, exponiendo que ante el avance de las plantaciones de pino se generan situaciones “contaminación ambiental y daños a la salud de las personas” por el polen que desprenden las plantaciones. Solicitaron que a través de los organismos competentes como el Ministerio de Ecología y Salud Pública, se realicen «urgentes» controles ante la demanda de la comunidad. En tanto, el Concejo Deliberante de la localidad, reaccionó con la sanción de una ordenanza que exigirá a la gran empresa la restauración de áreas con cortinas o fajas ecológicas para mitigar el impacto de las plantaciones lindantes a la zonas urbanas.

Pero además se presentó un segundo proyecto de Ley en el que el diputado Sereno propone la declaración de zonas de protección ambiental y limitación para plantaciones forestoindustriales dentro de los ejidos urbanos y cursos de agua en Misiones. Desde el punto de vista del empresario,  de la manera que está redactado el proyecto, se «terminará por extinguir la actividad productiva de los pequeños y medianos forestadores».

ArgentinaForestal.com reflejó las primeras reacciones de profesionales independientes respecto a la preocupación generada en el tratamiento que la legislatura provincial otorgó a la iniciativa frente a lo que consideraron carece en sus fundamentos “del respaldo técnico necesario y con desconocimiento de las prácticas y beneficios que genera la actividad en general en la provincia, más allá de que exista un planteo por una empresa en particular”, como se da en este caso por el avance de la empresa Arauco SA en Puerto Libertad por su “impacto ambiental y social” en el desarrollo local del municipio.

En ese contexto, Daniel Durán adelantó que en la jornada de hoy, a las 16, se reunirán en la sede de la Amayadap, en Eldorado, para iniciar un espacio de diálogo sectorial que permita analizar el escenario que se está planteando en la provincia respecto al desarrollo de la actividad forestal, y establecer las bases de un documento a presentar oportunamente en las comisiones legislativas.

Ver nota relacionada

 

“Si la gran empresa está provocando algún impacto sobre la comunidad, es un caso a revisar por las autoridades competentes, porque legislación vigente tenemos. Pero no se puede generalizar con proyectos de ley medidas que lo único que fomentarán son restricciones a la producción forestal. El legislador presentó un segundo proyecto con el cual se pretende instalar que la forestación es negativa, cuando es como todas las otras actividades productivas de la provincia, incluso con muchos otros beneficios. Misiones tiene un encuadre de ordenamiento territorial y legislación que regula los proyectos forestales, y esta es una actividad que genera empleo, genera ingresos a la provincia, hay muchas personas que también dependen del sector y hacen bien la cosas”, expresó en declaraciones radiales.

 

De la convocatoria realizada para la reunión este miércoles en Eldorado, se espera la participación de representantes de AFoA Misiones, Apicofom, Amayadap, COIFORM, profesionales independientes, académicos, productores, entre otros invitados, del cual esperan construir un nueva etapa de diálogo sectorial que permita una visión común en defensa de una de las principales actividades económicas de la provincia, más allá del permanente cuestionamiento social y ambiental recurrente que pesa sobre la gran empresa Arauco SA, “no se puede generalizar”, explicó Durán.

 

Iniciativas legislativas «contra» la forestoindustria

La polémica sectorial se generó ante un proyecto de Ley que propone la declaración de» zonas de protección ambiental y limitación para plantaciones forestoindustriales dentro de los ejidos urbanos y cursos de agua en Misiones».

En su artículo, establece a toda la actividad: “Prohíbanse, según Ley XVI-N 124 y Ley No XVI-31, las siguientes prácticas: a) La aplicación, manipulación y almacenamiento de agroquímicos en áreas urbanas y las contempladas en la; b) Plantaciones Industriales a menos de 500 metros  de donde finaliza el Ejido Urbano, viviendas permanentes, escuelas rurales, asentamientos humanos, plantas de producción apícola, criaderos de animales, producción e industrialización de productos animales; ríos, arroyos, lagunas, espejos, embalses, diques y pozos de agua y cursos de agua; c) las autoridades competentes podrán ampliar las áreas de protección ambiental indicadas con fundamento en el cuidado de la salud, el suelo, el agua, la atmósfera y la biodiversidad en general».

Para Durán, se trata de una iniciativa «que es inviable» desde lo técnico, además que impide plantar las especies de pino a menos de 500 metros de zonas urbanas o cursos de agua, y en el territorio misionero siempre habrá algo cerca. Otra cosa es que establece no más de 5 metros de altura del árbol, cuando para la época de corte de una plantación la altura supera los 15 metros, a veces hasta los 25 a 30 metros. Es decir, con lo que proponen, la actividad forestal se va a extinguir. Nos están llevando a dedicarnos a otra cosa, y la realidad es que la economía no nos dice a que otra cosa nos vamos a dedicar tampoco”.

En esa línea, el empresario que también representa a la Asociación Forestal Argentina Regional Misiones, consideró que “no es solo un proyecto perjudicial para la actividad, de plantearse como está redactado los artículos, sino que además en nada comparto sus fundamentos en lo personal. En un segmento hablan de la contaminación del aire con hollín que desprende la planta industrial de Arauco en Piray, que emerge y afecta al pueblo. La empresa se había comprometido a revisar eso, a incorporar tecnología, no sé qué paso, pero ese es un tema a resolver en el municipio con la empresa, nada tiene que ver con las plantaciones forestales. Si hay un problema de contaminación ambiental, Arauco debe responder ante las autoridades competentes y la comunidad de Piray. No es el cultivo forestal el que tira ese hollín al cielo”, graficó.

Para cerrar, Durán consideró que se entiende que es necesario planificar entre los municipios afectados y la Provincia el desarrollo local, «habrá que decidir comprarle las tierras que oportunamente le cedieron a la gran empresa, no sé cómo se podrá resolver los problemas de ese caso en particular. La discusión es otra, nada tiene que ver con lo hacemos nosotros, que somos forestales y respondemos en nuestra actividad a la legislación vigente”.

Agregó que «se está fomentando una legislación que apunta en un 100% a resolver situaciones que se presentan con una sola empresa, pero por otro lado, con un segundo proyecto pretende extender medidas que perjudican a toda la actividad, sumado a que en ningún momento fuimos consultados en nada respecto a estas iniciativas”, cuestionó el productor.

El empresario consideró necesario reunirse con los actores de la forestoindustria local ya que «hay que marcar una posición sobre lo que se cuestiona de la actividad, que representa en la economía de la provincia más del 50% PBG y brinda otros beneficios que habrá que poner en valor. Entendemos que habrá que elaborar un documento técnico, científico y académico, para dialogar y buscar consensos que permitan desarrollar la actividad en Misiones, evitando medidas que impactarán en el desempeño de la actividad», concluyó.

 

Reacción «exagerada»

Por su parte, en diálogo con este medio, el diputado Martín Sereno sostuvo que el proyecto polémico tiene por objetivo abrir el debate el año próximo en las comisiones legislativa que correspondan, y aseveró que “contará con la convocatoria a todos los actores para su discusión hasta que se logre una ley mejorada, como sucede en todos los casos cuando se presenta un proyecto en la legislatura. No se trata de una foto congelada, se trata de abrir el debate sobre temas que deben ser analizados porque afecta a las comunidades de los municipios donde operan las empresas forestales e impacta en el desarrollo local”, dijo el legislador.

Por otro lado, frente a temas tan complejos sostuvo que “hay que actualizar la manera en que se realiza esta practica productiva, se necesitan más controles sobre los monocultivos intensivos y de grandes extensiones en la provincia, hay que revisar el modelo productivo y encaminar hacia lo que la sociedad necesita en el marco de un consenso. Creo que la reacción es un poco alarmista, errónea y exagerada sobre cómo algunos actores del sector han tomado el proyecto”, expresó.

Sobre el «urgente» pedido al Ejecutivo Provincial de que se arbitre en adoptar medidas “para buscar una pronta solución a la problemática ambiental ocasionada por las grandes extensiones de plantaciones de pino pertenecientes a la empresa Arauco SA, que deriva en afectación de la salud de los y las habitantes de Puerto Libertad y lugares aledaños”, el legislador explicó que “esto es el resultado de la no escucha de una empresa en la comunidad donde opera, porque el reclamo nace de los propios vecinos y nadie mira lo que pasa en el interior de la provincia”.

Agregó que fueron “los propios vecinos se movilizaron, con más de 700 firmas en Puerto Libertad vinieron a pedirnos que necesitaban que la empresa Arauco escuche sobre el impacto negativo de su actividad. Esto no sucede solo en Libertad, sino que se repite en otros municipios como Esperanza, Puerto Piray y hasta Eldorado. El reclamo llegó a nuestro bloque, porque ni la empresa ni la provincia están dando respuesta de mayor atención médica, nadie está resguardando a la gente, nadie esta controlando la contaminación del suelo y las aguas en el municipio sobre el ejido urbano. La «actividad forestal» o «la empresa» no es toda la gente, y quienes corresponden deben tomar cartas en el asunto y resguardar de esta situación a los vecinos que denuncian que hay contaminación y problemas de salud, y esto demanda mayor atención médica por la actividad de esta empresa donde creció una población en estos ultimos 15 años y quedó inmersa sobre el ejido urbano de Libertad”, sostuvo el diputado Sereno.

“Si existiese una ley de fajas ecológicas y cortinas con especies nativas que regule y limite las cercanías de estas plantaciones de pinos sobre las zonas urbanas de los municipios, Arauco la estaría incumpliendo evidentemente. La realidad es que no la había, y nada se hacía al respecto sobre el impacto que ocasiona en el interior las operaciones industriales y forestales de esta empresa. La mirada sobre estos temas es en lo que nos vamos a concentrarnos desde el PAyS, y no es contra nadie en general, sino con mejoras para todos los misioneros”, concluyó.

 

 

 

Por Patricia Escobar 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE