La OEA pone en duda el triunfo de Evo Morales y hay protestas en las calles de Bolivia

La OEA pone en duda el triunfo de Evo Morales y hay protestas en las calles de Bolivia

La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Bolivia expresó este lunes su preocupación por la situación que atraviesa el país ante el cambio «drástico» en la tendencia de los resultados preliminares tras los comicios del domingo y llamó a «defender la voluntad ciudadana» de manera «ágil» y «transparente». Manifestantes atacaron tribunales electorales en varias ciudades.

«Instamos a la entidad electoral a que defienda decididamente la voluntad de la ciudadanía boliviana con estricto apego a la Constitución Política del Estado y leyes complementarias de manera ágil y transparente», expresó el jefe de la misión de la OEA, Manuel González, en una rueda de prensa en La Paz.

La OEA destacó que la «ciudadanía participó de manera pacífica, ordenada y masiva el pasado domingo, 20 de octubre» y manifestó su «sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares” que el domingo con más del 80 % de las actas computadas «indicaban claramente una segunda vuelta».

«Mantenemos la esperanza de que el resultado del cómputo definitivo se apegue a la voluntad de los electores manifestada en las urnas y se respete la integridad de voto», expresó.

Este lunes tras más de 20 horas en las que el órgano electoral dejó de divulgar los resultados preliminares de la votación, se retomó el conteo y el recuento rápido de actas (TREP) dio sorpresivamente a Morales un 46,87% de los votos y a su rival, Carlos Mesa, el 36,73%, una vez escrutado el 95,30% de los sufragios.

Según la Constitución boliviana, el ganador en primera vuelta debe obtener el 50% más uno de los votos válidos o al menos 40% de los sufragios, con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo, por lo que se daba a Evo como ganador en primera vuelta.

Sin embargo, según los últimos datos difundidos ahora, Mesa obtuvo 37.07% y Evo el 46,4% de los votos, por lo que la diferencia es de 9,33 puntos y habría segunda vuelta.

Mesa llamó a sus seguidores a concentrarse para vigilar que no se produzca un fraude y denunció que el tribunal electoral obedece al interés del gobernante. El Gobierno boliviano, por su parte, pidió tranquilidad a la espera de los datos definitivos.

En varias regiones del país se registraron protestas por el conteo de votos como en La Paz, en donde se enfrentaron partidarios del MAS y de Comunidad Ciudadana en la puerta del hotel donde se realiza el cómputo de las actas.

También hubo incidentes en la capital del país, Sucre, donde se incendiaron tribunales electorales, así como en Potosí, Cochabamba, Tarija, Ouro y otras ciudades de Bolivia.

Fuente: TN

 



Quizás tambien le interese...