Un misterio de 70 años a punto de resolverse: ¿quién era este hombre y por qué llevaba un código secreto?

Un misterio de 70 años a punto de resolverse: ¿quién era este hombre y por qué llevaba un código secreto?

Un hombre fue encontrado muerto en una playa de Australia en diciembre de 1948. Su ropa estaba perfectamente planchada y sus zapatos lustrados. En el bolsillo de su traje, un papel con un código.

Uno de los casos más desconcertantes de Australia podría estar un paso de resolverse después de más de siete décadas de misterio.

 

Han pasado casi 71 años desde que dos jinetes a caballo se encontraron con el cuerpo de un hombre completamente vestido que yacía cerca de la costa de Somerton Park Beach, al sur de Adelaida, Australia, el 1 de diciembre de 1948.

Una autopsia dictaminó que murió tras haber sido envenenado, pero el fallecido, conocido como el «Hombre de Somerton» nunca fue identificado.

Quién era y por qué estaba en la playa siguen siendo un misterio que los más cercanos al caso esperan que pronto se resuelva, ya que el cuerpo del hombre será exhumado.

Una autopsia dictaminó que murió tras haber sido envenenado, pero el fallecido, conocido como el "Hombre de Somerton" nunca fue identificado (Policía de Adelaida).

Una autopsia dictaminó que murió tras haber sido envenenado, pero el fallecido, conocido como el «Hombre de Somerton» nunca fue identificado (Policía de Adelaida).

La fiscal general del sur de Australia, Vickie Chapman, dio su aprobación para que el cuerpo sea desenterrado y examinado con la esperanza de que la nueva tecnología finalmente brinde las respuestas necesarias para resolver el caso.

Neil Day recordó la mañana del 1 de diciembre de 1948 cuando él y un compañero aprendiz de jockey encontraron el cuerpo del «Somerton Man» en la playa.

«Fuimos a ver si estaba bien, nos acercamos bastante y no lo vimos respirar ni mirarnos«, dijo en un programa televisivo.

Su amigo agarró la pierna del hombre para ver si podía despertarlo, «pero estaba muerto«, dijo Day.

El hombre estaba encorvado sobre la arena, con traje y zapatos, y un cigarrillo apagado sobre su pecho.

Marcado con una X el lugar de la playa donde fue encontrado sentado el hombre.

Marcado con una X el lugar de la playa donde fue encontrado sentado el hombre.

El traje que llevaba puesto, que incluía una chaqueta cruzada, estaba perfectamente planchado.

También se habían quitado las etiquetas de cada prenda y sus zapatos estaban perfectamente lustrados.

El famoso caso también se conoció en Australia como el «Tamam Shud»  debido a una frase codificada garabateada en un pedazo de papel escondido en la chaqueta del hombre, que no se encontró hasta meses después.

«Tamam Shud» es una frase persa que se traduce aproximadamente como «terminado». El papel contenía un raro código de letras que jamás fue descifrado. 

Otros artículos encontrados en la ropa del hombre incluían un chicle Juicy Fruit, un peine de metal estadounidense, un boleto de autobús a North Glenelg, y cigarrillos y fósforos del Club del Ejército.

El papel con el código secreto que llevaba dentro de su traje.

El papel con el código secreto que llevaba dentro de su traje.

Un mes y medio después del hallazgo, el 14 de enero, el personal encontró una maleta en la estación de tren de Adelaida que se cree que pertenecía al «Hombre de Somerton».

En el interior encontraron tijeras, betún, una corbata, un cenicero, una cuchara y un cepillo de dientes, entre otras cosas.

Las teorías sobre la identidad del hombre son variadas, pero una de las más populares cree que podría haber sido un espía de la posguerra.

Esta teoría se fortaleció con el descubrimiento de un segundo «mensaje codificado» escrito en la última página del Rubaiyat de Omar Khayyam, arrancada del libro y escondida dentro del traje.

Cinco meses después de que lo encontraron, «Somerton Man» fue enterrado en el cementerio de West Terrace, sin que nadie supiera quién era o por qué estaba en Adelaida.

La fiscal general del sur de Australia, Vickie Chapman, quien firmó para que su cuerpo fuera exhumado, está interesada en el caso desde que lo estudió en la Facultad de Derecho.

Un mes y después de haber sido encontrado muerto se halló una valija del hombre que contenía tijeras, betún, una corbata, un cenicero, una cuchara y un cepillo de dientes, entre otras cosas.

Un mes y después de haber sido encontrado muerto se halló una valija del hombre que contenía tijeras, betún, una corbata, un cenicero, una cuchara y un cepillo de dientes, entre otras cosas.

«Es un caso de intriga y misterio, por lo que estuvo en mi agenda durante más de 40 años«, dijo.

«Para exhumar un cuerpo en el sur de Australia, se necesita la aprobación del Fiscal General por razones obvias. Y estoy muy contenta  de dar mi aprobación, siempre que los costos sean cubiertos por aquellos que presenten la solicitud», dijo la fiscal.

Para el profesor Derek Abbott, de la Universidad de Adelaida, que  solicitó exhumar el cuerpo, el costo es de poca importancia.

Resolver este caso significaría mucho para él tanto a nivel personal como profesional.

Lleva más de una década intentando resolver el misterio. Su investigación lo llevó a su esposa, Rachel Egan, quien cree firmemente que es la nieta del «Hombre de Somerton».

El código trató de ser descifrado miles de veces y nunca pudieron hacerlo.

El código trató de ser descifrado miles de veces y nunca pudieron hacerlo.

La señora Egan contó por televisión la historia de cómo conoció al profesor: «Quería mirarme las orejas y los dientes. También estaba detrás de mi ADN. Probablemente sea la primera solicitud que he recibido de un hombre para hacer eso. La gente dice que posiblemente Derek se casó conmigo por mi ADN. Y creo que hay algo de verdad en eso«.

El profesor Abbott cree que «Somerton Man» puede ser estadounidense y padre de una bailarín de ballet australiano, Robin Thomson, el padre de su esposa.

Él cree que la madre de Robin, una enfermera de Adelaida llamada Jo Thomson y también conocida como Jestyn, pudo haber tenido una relación secreta con el hombre misterioso.

La base de su creencia proviene del hecho de que el cuerpo de «Somerton Man» fue encontrado a unos cinco minutos de la casa de la señora Thomson y su dirección estaba garabateada en un papel en su bolsillo.

El profesor Abbott también cree que el hijo de la mujer, Robin, que tenía 16 meses en ese momento, compartía similitudes notables con el «Somerton Man», incluido un raro trastorno genético presente en solo el 2% de la población.

«No estoy solo creyendo que ella sabía quién era «el Hombre Somerton«, sino que casi todos los policías involucrados en este caso tienen la misma opinión. Además, creo que es probable que él fuera el padre del hijo de la enfermera«, dijo el profesor Abbott.

La señora Egan junto a su esposo, el profesor Abbott. Ella podría ser la nieta del misterioso hombre (Captura de TV).

La señora Egan junto a su esposo, el profesor Abbott. Ella podría ser la nieta del misterioso hombre (Captura de TV).

Pero la señora Thomson negó haber conocido al «Hombre Somerton».

Su hijo, Robin, empezó a actuar con el Ballet Australiano y el Royal New Zealand Ballet antes de morir en 2009.

La hija de Robin y nieta de la señora Thomson, Rachel Egan, tiene tres hijos pequeños con el profesor Abbott y está desesperada por resolver el misterio.

«Básicamente pienso en él todos los días y me pregunto todos los días, literalmente, sobre la verdad y dónde encajo en todo esto y cómo encajamos en todo esto como familia», dijo a la televisión.

La posible nieta del hombre sin nombre cerró diciendo: «Al exhumar el cuerpo y darle una identidad a «Somerton Man», finalmente se cerrará este caso y la vida de muchas personas.

(Clarin)



Quizás tambien le interese...