Alexa

Por primera vez una mujer trans participó como jurado en la elección de reinas de una tradicional fiesta de Montecarlo

Emma Verón fue la primera mujer trans en participar en la elección de las reinas de las fiestas Provincial de la Flor y Nacional de la Orquídea en Montecarlo. Lo hizo en carácter de jurado y marcó así otro hito en la lucha por la inclusión, ya que hace unos meses había sido electa como la primera reina trans de Misiones.

 

Desde el miércoles 9 de octubre hasta el lunes 14, se realizó en Montecarlo la 29º Fiesta Nacional de la Orquídea y 36º Fiesta Provincial de la Flor. Como todos los años, la tradicional fiesta reunió a personas de toda la región

 

Las nuevas soberanas.

 

Sin embargo, la noticia hoy va más allá del éxito de la Fiesta. Es que el domingo se eligieron a las reinas de la Flor y la Orquídea con una mujer trans entre el jurado. Ésto marcó un hito para Misiones en este tipo de certámenes ya que fue la primera vez que una mujer trans tuvo lugar protagónico.

 

Emma, la primera reina trans de Misiones: «Todos somos seres humanos y queremos el mismo respeto»

 

La protagonista en cuestión es Emma Verón, una posadeña de 28 años, coiffure y apasionada al mundo de la estética. Hace cuatro meses había resultado electa Reina Trans de Misiones en la primera elección de este tipo que se hizo en la provincia. Desde allí, Emma enarboló la bandera por la inclusión en los certámenes de belleza de Misiones.

 

Ella fue invitada por Graciela González, la promotora de Turismo y Cultura de Montecarlo a participar del certamen como jurado. 

 

 

 

Emma fue la primera mujer trans en participar en un evento tradicional como lo es la fiesta de Montecarlo, respecto a eso dijo que su participación no rompe paradigmas, sino que simplemente “me da a mi la posibilidad de participar y mostrar mi diversidad, no solamente la mía sino que la de todo el colectivo LGBT+

 

“Va a ser una lucha constante pero creo que nada es imposible, así que hay que seguir estando, participando y mostrar lo que una realmente es”. 

 

Respecto a cómo le trató la gente, se mostró contenta ya que según contó “me sorprendí, no vivo tanta discriminación y cuando fui a Montecarlo la gente me recibió con una soltura como si fuera una persona más y ésto a mi me desconcertó. Obviamente me puso muy feliz”.

 

“De a poco sí vamos a ir propiciando el cambio”.

 

Para finalizar, ella emitió un mensaje dirigido a todas aquellas personas que miran al Colectivo que ella representa con recelo o desdén: “Les diría que bse queden tranquilos, que no queremos incomodar a nadie. Somos todos seres humanos y queremos simplemente los mismos derechos”.

 

DL / EP

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas