Se descompensó en una fiesta electrónica ilegal y murió: los organizadores enfrentarán graves cargos

Se descompensó en una fiesta electrónica ilegal y murió: los organizadores  enfrentarán graves cargos

El fiscal Pedro Caballero confirmó que tres hombres están imputados por homicidio culposo y uno por ejercicio ilegal de la profesión y homicidio simple con dolo eventual en concurso real.

El fiscal que instruye la causa por la muerte de un joven en una fiesta electrónica de Córdoba, Pedro Caballero, confirmó a Cadena 3 las detenciones de cuatro personas.

Tres hombres están acusados de ser los organizadores de la rave, y el restante está sospechado de oficiar de médico en el evento.

«Lo imputados son: Alejandro César Aguirre, Ricardo Marcioni y Gonzalo Ortiz que están imputados por homicidio culposo. Ariel Antonio Carletti enfrenta cargos por ejercicio ilegal de a profesión y homicidio simple y dolo eventual en concurso real».

«-Este último- habría actuado como médico. Los otros vinculados a la organización», dijo, para luego aclarar que no habrá más detenciones.

El evento se desarrolló en un predio en la zona del Camino 60 Cuadras a la altura del kilómetro 8, donde Samir Andrés Velázquez, de 20 años, se descompensó y murió posteriormente en el hospital Florencio Díaz de la Capital.

El fiscal antidrogas de Córdoba, Carlos Cornejo, por su parte, aseguró más temprano que “ningún testimonio” confirma que se haya advertido a simple vista consumo de estupefacientes en el lugar donde se realizó la fiesta clandestina.

Y agregó: “Lo que transcendió es que en poder de la persona que falleció había un medio comprimido de esta sustancia (éxtasis). Vamos a esperar el resultado de la causa que lleva adelante el fiscal Pedro Caballero”.

Las investigaciones están orientadas -además- a determinar si Velázquez ingirió éxtasis minutos previos a su muerte.

«Queremos que esto no quede en la nada, queremos llegar al fondo de esto. Sabía que él consumía, teníamos una relación muy cercana. No era un chico que estaba todos los días consumiendo, pero estas fiestas electrónicas no duran hasta las 5 de la mañana, sino hasta las 4 de la tarde del otro día», expresó el padre del joven.

 

 

Negación de la acusación

Juan Alé, abogado defensor de César Aguirre -uno de los supuestos organizadores de la rave- dialogó con Cadena 3 y explicó que su defendido «trabajó» en la fiesta pero que no era parte de la organización.

«Era una fiesta privada y, como el organizador no iba a poder encargarse de la misma, le encomendó tareas a otras dos personas más. Él no ha sido el organizador del evento, sino que fue a colaborar», dijo Alé.

Según lo que su propio defendido le comunicó, «no tiene nada que ver con la droga ni la facilitación de la misma en ese lugar».

«Él se presentó espontáneamente ante la Justicia, a sabiendas que quedaba detenido y que le iban a inculcar una responsabilidad penal».

Al ser consultado sobre si Aguirre confirmaba que no se vendían drogas en el lugar, Alé afirmó: «Mi cliente no dice que no se consumen esas cuestiones. Es de público conocimiento que sucede así y que en muchas fiestas electrónicas se consume. Él no tiene nada que ver con las drogas porque se lo está imputando como facilitador».

La casa

Según las primeras versiones que comenzaron a circular, la casa pertenecería a Herman Olivero, parlamentario del Mercosur. Sin embargo, Cadena 3 se comunicó con él quien informó que la había vendido hace siete años.

Actualmente, la propiedad pertenecería a un sindicato de Córdoba.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE