comScore

Por una nueva agresión a un árbitro, vuelven a suspender un partido de la Liga Posadeña

Por una nueva agresión a un árbitro, vuelven a suspender un partido de la Liga Posadeña

Ocurrió en el encuentro entre Guacurarí y Sporting en Villa Urquiza. Facundo Neris recibió agresiones y amenazas luego de que expulsara a un jugador del elenco de Santo Pipó cuando iban 13 minutos de partido. El colegiado radicó la denuncia en la Comisaría Tercera

 

13 minutos. Eso fue lo que duró esta tarde el encuentro correspondiente  a la séptima fecha de la Liga Posadeña entre el Club Andrés Guacurarí y Sporting de Santo Pipó, que arrancó a las 16 en cancha de Brown y que terminó por suspenderse por las agresiones y las amenazas que recibió el árbitro del encuentro Facundo Neris  y sus líneas por parte de los futbolistas.

 

Los hechos de violencia empezaron a registrarse cuando el colegiado decidió expulsar con roja directa al capitán del equipo piposeño Héctor Millán por un golpe contra Núñez Silveira de Guacurarí. Tras la decisión, el jugador habría amenazado e intentado agredir al árbitro propinándole un topetazo y un cabezazo que el juez no llegó a recibir. También el asistente N 2 Lucas Casafus fue rodeado por futbolistas del aurirrojo bajo unas cataratas de reclamos e insultos.

 

Por una nueva agresión a un árbitro, vuelven a suspender un partido de la Liga Posadeña

(foto: gentileza Doble Cinco)

A raíz de lo ocurrido, Neris convocó a sus asistentes y a la policía y se dirigió al vestuario y ahí decidió suspender el encuentro. Posteriormente, se trasladó a la Comisaría Tercera junto a sus asistentes donde radicó la denuncia por las agresiones. Según el informe arbitral, en Sporting también fueron expulsados Richard Nuñez, Benítez Millán, Perussato Brian Alejandro, Benitez Milciades, Cabaña Victor y el DT Diego Millan

 

Ahora la decisión deportiva está en manos del Tribunal de Disciplina que, basándose en antecedentes anteriores, le daría por perdido el partido al tetracampeón del fútbol posadeño.

 

Cabe recordar que ambos equipos necesitaban ganar esta tarde. Guacurarí para asegurar su permanencia y sellar su pase a los cuartos de final. Y Sporting para seguir con chances de clasificación.

 

Otro antecedente

No es la primera vez que la violencia se hace presente en la Liga Posadeña. Hace un año en la final del Torneo Anual entre Mitre y Sporting el árbitro Gabriel Cortínez fue agredido por un jugador y debió ser trasladado por una ambulancia al hospital más cercano.

A falta de dos minutos para la finalización del encuentro de ida disputado en Rocamora en el que los locales se imponían por 3-1, el juez le enseñó la segunda tarjeta amarilla al futbolista Matías Benítez, de Sporting, y fue noqueado por Luis Maciel a través de dos golpes de puño.

El juez debió ser trasladado en ambulancia al Hospital Madariaga, mientras Maciel quedó detenido en la comisaría 17,  aunque fue liberado a las pocas horas. Posteriormente, se le impuso una sanción disciplinaria de dos años de suspensión.

L.D

LD-

Canal W



Quizás tambien le interese...