Impulsada por una ONG misionera se presentó un proyecto de ley de certificación de productos libres de trabajo infantil

Se presentó la semana pasada en Cámara de Diputados de Nación con la firma de Daniel Arroyo e impulsado por la ONG Sueño para Misiones un proyecto de ley que insta a las empresas a llevar una etiqueta de certificación donde se exponga si el producto elaborado está libre de trabajo infantil.

La ONG, viene trabajando hace muchos años por esta ley, que perdió estado parlamentario dos veces, y que en esta ocasión, con la firma de Arroyo, espera pueda conseguir la media sanción, para luego convertirse en ley. Acompañaron con su firma los siguientes legisladores: Rodrigo Martín  Rodriguez(Frente para laVictoria-PJ), Verónica Mercado ( Frente para la Victoria-PJ), Fernando Asencio (Red Por ARGENTINA Partido Justicialista), Jorge Taboada (Bloque somos Chubut Todos), Lucila De Ponti (Frente Para la Victoria-PJ), Araceli Ferreyra (Frente Para la Victoria -PJ) y Leonardo Grosso( Frente para la Victoria-PJ).

De acuerdo al documento presentado en mesa de entradas el pasado 20 de setiembre, el objetivo es diseñar e implementar un programa para la certificación de la cosecha de productos agrícolas, en el marco de las políticas públicas tendientes a prevenir y erradicar el trabajo infantil, y garantizar el trabajo adolescente bajo condiciones protegidas.

La iniciativa pretende, a su vez, contribuir progresivamente a mejorar las condiciones de trabajo en un sector de la producción que, además de constituir un área particularmente sensible a la utilización de mano de obra infantil, evidencia altos niveles de precarización e informalidad laboral.

El proyecto comprende la Creación del Programa, en el ámbito del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, llamado “Compromiso Social Compartido para la Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección del Trabajo Adolescente en la Producción Agrícola” (en adelante, el Programa).
El Programa consiste en la certificación, de manera independiente, del cumplimiento por parte de las empresas de los requisitos mínimos de calidad ocupacional vinculados a las siguientes dimensiones:
-Ausencia de trabajo infantil y de trabajo forzoso.
-Trabajo adolescente en condiciones protegidas.
-Trabajo registrado.

También establece que el proceso de certificación estará a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organismo descentralizado del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.
De acuerdo a lo expuesto, la adhesión al régimen será voluntaria para las empresas participantes e irá acompañada de un incremento del salario de los y las cosechadores/as, con el propósito de desalentar el empleo prematuro y en vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes, y atender a las necesidades de las familias que conforman los sectores más vulnerables de la cadena productiva sin que se vea afectada directamente la economía del hogar.

El Programa pretende así, contribuir a desnaturalizar el empleo de mano de obra infantil en uno de los sectores críticos específicos de la producción en particular, pero también en la sociedad en general, a través de la visibilización y sensibilización acerca del trabajo infantil y el trabajo adolescente en condiciones no protegidas como vulneraciones de derechos.

Patricia Ocampo, directora y fundadora de la ONG, expresó que «se trata de un proyecto que de convertirse en ley ayudará a que el consumidor tenga información real y concreta sobre el producto que consume, empoderándolo, dándole la oportunidad de elegir. Es decir, el proyecto pone en manos del consumidor el poder de premiar a una empresa por sus prácticas laborales, medio ambientales y sociales», subrayó la activista.

La ONG está dedicado de lleno a realizar acciones que cambien la dura realidad de cientos de niños y niñas en todo el país que son sometidos a trabajo forzoso, la mayoría por encontrarse en un círculo de pobreza del que no pueden salir, «los chicos tienen que estudiar, tienen que ir a la escuela, y jugar, no podemos privar a los niños de su infancia por este horrible círculo que nuestra sociedad ha creado», comentó Ocampo.

Entre las actividades promovidas por Sueño para Misiones, cabe destacar la campaña “Me gusta el mate sin trabajo infantil”, que fue declarada de interés nacional tanto por el Senado como por la Cámara de Diputados de la Nación. También fue declarada de interés municipal por el Concejo Deliberante de Posadas, y Patricia Ocampo fue recibida por el Papa Francisco, a través de un contacto realizado por el Obispo de Oberá, Damián Bitar, con el fin de visibilizar la problemática que subyace al proceso de producción de la que fuera declarada «Infusión Nacional Argentina» y que envuelve un círculo nada virtuoso: “yerba mate – trabajo infantil – pobreza – vulneración de derechos”.
Dicha campaña cuenta también con el apoyo de muchas personalidades del espectáculo, el deporte, el periodismo y de otros ámbitos de la comunidad. Así es que consiste, por un lado, en el apoyo público de personalidades de distintos estamentos de la sociedad argentina, y por otro, en la recolección de firmas a través de la página web Change.org/libresdetrabajoinfantil, en donde “Me Gusta el Mate Sin Trabajo Infantil” juntó más de cien mil firmas.

Recientemente, enviaron cartas a todos los candidatos a presidente de la República, donde les instan a definirse sobre esta problemática. Las adhesiones a esta propuesta superan las 40.000 firmas, y se puede ver en el enlace: https://www.change.org/p/basta-de-trabajo-infantil-en-argentina-candidatos-digan-qu%C3%A9-van-a-hacer-mauriciomacri-alferdez-nicolasdelcano-jlespert-juanjomalvinas.

Mientras que el proyecto de ley completo se encuentra en: https://www.diputados.gov.ar/proyectos/proyectoTP.jsp?exp=4447-D-2019



Quizás tambien le interese...