Con la Selva Misionera, la Argentina realiza un gran aporte al equilibrio global del clima

Con la Selva Misionera, la Argentina realiza un gran aporte al equilibrio global del clima

Los devastadores incendios sobre Amazonía en países de Sudamérica lograron que en pocos días el mundo visualice la importancia climática y el rol de su conservación para el planeta. Países del G7 (Francia, Alemania, Canadá, Japón, EEUU, Italia, Rusia) están trabajando para colaborar en el combate de incendios que afectan a Brasil, Perú, Bolivia y Paraguay y destinaron US$ 20 millones. “La recuperación de la selva amazónica llevará años. Argentina puede responder rápidamente con la expansión de plantaciones de alto crecimiento para absorber el CO2 emitido y reforestar áreas con bosques nativos”, indicó el presidente de la Asociación Forestal Argentina, Osvaldo Vassallo. En tanto, la biodiversidad de la Selva Misionera, reconocida como una de las 7 Maravillas Naturales de la Argentina, es también una poderosa fábrica de oxígeno y de captura de emisiones de carbono, una aliada para el Acuerdo  Climático.

 

Foto: Gentileza Dani Pérez

 

Los incendios forestales de la Amazonía en países de Sudamérica abrieron una oportunidad inesperada: colocaron en el mapa mundial en cuestión de días la importancia de establecer acciones concretas por las restauración de las áreas dañadas por el fuego y la conservación de lo que reconocen como el “pulmón verde” como fuente de biodiversidad biológica y oxigeno para el planeta frente a las consecuencias del Cambio Climático.

Actualmente, se tiene una superficie de 1,3 millones de hectáreas de plantaciones forestales, principalmente de pino, eucalipto y salicáceas. Desde el Gobierno Nacional -y dentro del Acuerdo de París- han presentado como objetivos en la contribución nacional a la mitigación de CO2 llegar a 2 millones de hectáreas de plantaciones forestales para el año 2030.

Este objetivo es factible de ser cumplido y ampliamente superable, señala Vassallo. “Se estima que hay alrededor de 3,7 millones de hectáreas de tierras de aptitud forestal de alta productividad mundial que no compiten con la agricultura ni con los bosques nativos”, precisó.

“Esto es una oportunidad única para que nuestro país gestione ante los líderes internacionales el apoyo para desarrollar la actividad forestal. Argentina dispone de tierras para plantar árboles de especies nativas e implantadas, cuenta con un ordenamiento territorial y legislación vigentes de base. Además, en las distintas regiones dispone de áreas naturales protegidas de valor y reconocimiento internacional por su biodiversidad como la Selva Misionera, que está en el mismo nivel de importancia que la selva amazónica, en términos del aporte que brinda por sus servicios ambientales a la sociedad y el esfuerzo que lleva su conservación, como se da en el caso de Misiones”, agregó el directivo de la AFoA.

 

En esa línea, en la entrevista realizó un llamado de atención a lograr una rápida acción desde el Estado Nacional con la cooperación internacional que promueve el G7 para ayudar a los países de Sudamérica a la recuperación de sus bosques: “Éste es el momento, y no otro. Es ahora que nuestro país debería estar reaccionando frente a la oportunidad que se presenta. Hay que invitarlo al presidente de Francia, Emmanuel Macron, para que visite nuestro país y conozca la Selva Misionera, las áreas protegidas de la Argentina, como también el Parque Chaqueño con el Impenetrable, Las Yungas o la Patagonia con gran potencial para reforestar”, sostuvo Vassallo.

Los recursos naturales que tiene la región para administrar de la mejor manera, carecen otros continentes. “Por el futuro de nuestros hijos y nietos, tenemos que lograr construir un desarrollo forestal sostenible en términos ambientales para aportar a mitigar los efectos del clima. No hay tiempo para seguir con discusiones estériles, hay que lograr incluir al país en la ayuda financiera internacional, porque necesitamos ese apoyo para desarrollar el potencial que tenemos, y estamos en las mismas condiciones naturales que Brasil”, remarcó Vassallo en la entrevista con ArgentinaForestal.com

 

 

“El Ordenamiento Territorial en las provincias permite pensar en reforestar en el país más de 4 millones de hectáreas. La Ley 26.331 estableció un freno a la deforestación del bosque nativo, y tenemos una imperiosa necesidad de restaurar áreas que fueron desmontadas en otras épocas, pero hoy sabemos las consecuencias. Pero realizar controles para su protección, ante situaciones que se presentan en las provincias del Parque Chaqueño (Chaco, Formosa, Salta, Santiago del Estero), demanda recursos económicos. Por lo tanto, el Estado Argentino debiera ya tomar esta reacción internacional de los países de la UE de ayudar a conservar la Amazonía brasileña para dar a conocer también la oportunidad que tiene nuestro país, con la actividad forestal en su conjunto, de aportar a mitigar el Cambio Climático. No podemos otra vez perder el tren, y quedarnos en la fila de espera. Tenemos que salir delante del tren, ahora”, reflexionó el directivo de la AFoA.

 

Afirmar las bases de financiamiento

El camino para desarrollar una Argentina forestal sustentable tiene algunas herramientas en marcha, y mucho por hacer pensando en el largo plazo. La ley 26.331, la Ley 25.080, el Fondo de Seguro Verde (PROSA-Agroindustria) se complementarían con otras herramientas de gestión, pero la limitante siempre fue el financiamiento para la conservación, y la toma de conciencia de prácticas sostenibles en la actividad, tanto de bosques nativos como de bosques cultivados.

“El lanzamiento del Seguro Verde, una iniciativa voluntaria en que unas 12 Compañías de Seguro destinan un 1% del valor de cada póliza digital de automotores a financiar la Ley 25.080 los aportes de la promoción de plantación y enriquecimiento de bosques nativos. Con este mecanismo, se ha logrado financiar la plantación de alrededor de 20 millones de árboles desde su vigencia, se han mantenido y generado alrededor de 10.000 empleos forestales y los automovilistas pueden reducir su huella de carbono”, valoró el directivo.

Aunque agregó que, “con errores y aciertos”, la realidad es que ante la reacción del mundo y la decisión del presidente de Francia (Emmanuel Macron) de movilizar a la comunidad internacional a comprometerse con apoyo financiero. “De forma inesperada se colocó a la Argentina en el mismo lugar de oportunidad que Brasil, y es nuestra responsabilidad aprovechar este momento para dar a conocer nuestro vital aporte, e informar al mundo que podemos aportar con la forestación al problema del clima”, planteó Vassallo.

Entre los países del Mercosur, la Argentina tiene mayores condiciones para comprometerse a plantar millones de árboles y restaurar áreas degradadas. “Tiene la posibilidad de dar respuesta a la imperiosa necesidad de aumentar la cantidad de árboles para no solo colaborar en la absorción de GEI (Gases Efecto Invernadero), sino para ser un proveedor confiable de madera para sus múltiples usos”, aseveró el directivo.

“Si logramos que esos créditos verdes a tasas bajas lleguen al país para forestar, puede cambiar el destino de nuestro país. Sin dudas, habrá que responder a determinadas auditorias con el cumplimiento de los máximos estándares de certificación de Manejo Forestal Sostenible (FSC, CERFOAR/PEFC), y bienvenido sea avanzar hacia este camino, ya que nos llevará a la inversión, al empleo genuino, al agregado de valor. Por primera vez la región está en la agenda de la Unión Europea, con nuestros productos para exportar como madera o pasta de papel, pero también con los recursos naturales que disponemos, podemos brindar soluciones ambientales por el bien del planeta. Podemos, juntos, construir una nueva Amazonía para la humanidad, desde el sur de América. Solo falta sentido común y políticas de Estado”, concluyó el directivo.

El financiamiento estable, ya sea con la continuidad del Seguro Verde o la posibilidad de fondos internacionales vinculados a la mitigación del cambio climático, serían las condiciones necesarias para ampliar la superficie forestal en el país.

 

 

 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest



Quizás tambien le interese...