Alexa

Murió “Cachilo” Rodríguez, un hombre cuya marca quedará indeleble en la historia de los sindicatos de Misiones

En la madrugada de este lunes falleció el histórico dirigente que supo ser juez y parte durante los casi 14 años en los que fue presidente del directorio de EMSA mientras oficiaba de secretario general. Estuvo al frente del gremio durante más de 35 años.

Julio Héctor Rodríguez fue uno de esos hombres que consiguen imponer su apodo a su denominación de origen. Para todos fue simplemente “Cachilo”, el dirigente político y sindical peronista que estuvo al frente del sindicato de Luz y Fuerza por más de 35 años. “Cachilo” dejó su marca, no solo en el sindicato que supo manejar con mano de hierro, sino también en la empresa Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (EMSA), hoy rebautizada Energia de Misiones, de la que fue presidente del directorio por más de diez años. Además supo ser presidente del Partido Justicialista con la banca de una de las agrupaciones con más movilización, la 13 de Julio.

Con un estilo confrontativo, pero también hábil para negociar en el momento oportuno, “Cachilo” neutralizó sistemáticamente a posibles opositores que pretendieron desplazarlo de la conducción del sindicato al que llegó a principios de los años 80 en reemplazo del “Gordo” Rivero. Gestión tras gestión fue imponiendo su estilo y conducción, muchas veces apoyado mediante “lista única” y otras, compitiendo con algún que otro dirigente que se animó a alzar la voz en contra de su gestión.

En 1989, bajo el gobierno del peronista Julio César Humada, “Cachilo” consiguió llegar a ser la cabeza del directorio de EMSA. Luego de la gestión de Humada y con la llegada de Ramón Puerta a la Rosadita, el dirigente logró concentrar más poder. Fueron los años en donde además de ser el secretario general del sindicato, era la máxima autoridad de la empresa. “Es el que te echa del trabajo y después te tiene que defender”, se decía esos años como un secreto a voces.

Su carrera en la política comenzó con su desembarcó en la conducción del PJ misionero donde, durante los años 90 del siglo pasado, logró ubicar hombres de su entera confianza tanto en el Congreso partidario como en el Consejo provincial además de lograr bancas tanto en la Legislatura provincial como en los concejos deliberante de varios municipios. Incluso en 1999, su espacio consiguió ubicar a Juan Manuel Irrazábal como intendente de Posadas.

Su caída se produjo en el año 2003, cuando el entonces gobernador Carlos Rovira, decidió buscar su reelección con el armado del Frente Renovador de la Concordia y “Cachilo” optó por jugar dentro del peronismo como candidato a vicegobernador de Puerta. Antes de los comicios, Rovira decidió desplazarlo del cargo para ubicar a Esteban Cartago Lozina.

Como fue una constante en su derrotero político, cuando cambiaron los aires y la política pasaba por un lugar más distanciado del PJ, el veterano dirigente lucifuercista supo reacomodarse y pasó a transitar el sendero de la renovación. Ya durante el gobierno de Maurice Closs y luego de un enfrentamiento con el entonces presidente de EMSA, Héctor López Richi, consiguió que fuera reemplazado por Sergio “Pity” Ferreira con quien tejió una sólida relación que se mantuvo durante la gestión.

“Cachilo” Rodríguez falleció a los 73 años, un mes después de que el sindicato de Luz y Fuerza de Misiones cumpliera 71 años. «Cachilo» se convirtió sin dudas en uno de los referentes del sindicalismo misionero y peso pesado en la movilización política gracias a la Agrupación 13 de Julio, que hoy lo despide ya pensando en el hombre que continuará con su legado.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas