Alexa

Tres tragos de caña con ruda para empezar agosto: la tradición regional que trasciende generaciones

A primeras horas de la mañana y en ayunas, cada primero de agosto, tres tragos de caña con ruda pasan por la garganta de misioneros, correntinos y paraguayos. El objetivo: alejar males y cumplir con la milenaria tradición, arraigada en la cultura guaraní.

 

Siete sorbos, tres tragos, uno largo, un vaso entero, y siempre en ayunas. Tomar caña con ruda el primer día de agosto es una costumbre que no pierde adeptos. Se cree que cumplir con este ritual atrae la salud y la suerte y aleja la envidia y los maleficios”, indican desde la secretaría de Cultura de la Nación.

 

Los puestos de Posadas venden la ruda.

 

La misma entidad gubernamental expresa que la costumbre está enraizada en el Norte argentino, y más específicamente en las provincias de Misiones y Corrientes.

 

Los orígenes de la tradición

 

La creencia se fundamenta en que en el mes agosto se producían muchas muertes en la población y el ganado, como consecuencia del crudo frío de julio. De ahí el famoso dicho “julio los prepara y agosto se los lleva”. Para poder sortear esos infortunios, los pueblos originarios crearon un remedio natural: la caña con ruda macho.

 

Así es la planta de ruda.

 

En Argentina y varios países de América Latina también el 1º de agosto se celebra el Día de la Pachamama, o de la madre Tierra. Se trata de una fiesta de agradecimiento que adquiere diferentes tipos de festejos. Uno de los más expandidos es tomar la caña con ruda.

 

En Posadas el primero de agosto también se ahuyentan los males

 

En la Capital misionera, la tradición no pierde vigencia. MisionesOnline habló con distintos posadeños que contaron cómo viven la tradicional experiencia. 

 

 

Mi padre nos hacìa formar una fila a mi y a mis 26 hermanos para darnos una cucharadita de caña a cada uno”, cuenta un abuelo que con nostalgia recuerda cómo aprendió a “espantar los males”. Es que, como todo elemento tradicional de la cultura, su vigencia se mantiene a través de la transmisión de generación en generación de el procedimiento y los fundamentos.

 

Es el caso de otro abuelo que contó que a él le enseñaron que la caña con ruda, para ser efectiva, debe ser preparada con un año de anticipación. Llegado el primero de agosto, antes de tomar los tres tragos en ayunas, primero hay que «azotarse» con la rama de ruda en las piernas y la espalda y luego de tomar la caña, hay que enterrar la botella. De esa manera será efectivo el rito.

 

La caña ya preparada y de fondo, unas ramas de ruda.

 

Yo no tomo, estoy en contra del alcohol y el tabaco, pero cada primero de agosto cumplo con la tradición”, afirma un posadeño que atribuye los poderes de la caña con ruda a un principio medicinal de la infusión, que deriva en el aumento de las defensas del cuerpo, en concordancia con quienes dicen que originalmente la bebida era usada para reforzar el sistema inmune ante de los fríos días de agosto.

 

Los “yuyeros” nutren sus puestos para hacer frente a la demanda

 

Los tradicionales vendedores de plantas medicinales se suelen encontrar en las esquinas de cualquier ciudad de la región y en la «Placita» de Posadas, específicamente. 

 

 

Ellos comentaron ante las cámaras de MisionesOnline que, lógicamente, durante esta época y de acuerdo con la tradición, aumentan las ventas de la ruda y de la caña y que inclusive ellos mismos preparan pequeñas “petacas” que luego son vendidas por 30 pesos. Una rama de ruda cuesta 50 pesos en esos mismos puestos.

 

 

 

Reconocen que en su mayoría son los adultos mayores quienes se mantienen más fieles a la tradición. Aunque sin dudas, este “rito” no reconoce de franjas etarias, ya que  -al margen de que no sea recomendado el consumo de bebidas de este tipo en menores de edad– algunos padres le dan la bebida, en pequeñas dosis, hasta a los niños.

 

Si es caña con ruda, es de Cachapé

 

En Garupá, más precisamente en el barrio Ñu Porá, está la fábrica de Bebidas Misioneras SRL, que produce la conocidísima Cachapé.

 

http://https://www.youtube.com/watch?v=jnPI3zDlcio

 

Nosotros arrancamos hace 30 años, una empresa familiar, con la tradicional Cachapé, luego fuimos diversificando. Pero arrancamos con la caña porque nos acercamos a la tradición porque también pertenecemos a ella”, contó Javier Vera, el dueño de la fábrica.

 

Bebidas Misioneras da trabajo de manera directa a 11 personas aproximadamente.

 

La caña con ruda tradicionalmente siempre fue preparada de manera casera, sin embargo, en los últimos tiempos muchos comenzaron a optar por el formato que ya incluye la hierba dentro de la bebida. A propósito de ésto, Javier Vera contó “acá en Posadas se vende bien este formato, no obstante, en el interior la gente sigue optando por preparar en casa la bebida”.

 

Hace 30 años que la fábrica produce caña.

 

La caña es una bebida hidroalcohólica hecha en base a caña de azúcar, nosotros hidratamos el alcohol, lo maceramos y eso tiene un tiempo de estacionamiento y luego se envasa en diferentes medidas”, contó Vera quien aseguró que también cumplirá este primero de agosto con la tradición.

 

DL / EP

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas