El Banco Central extendió el piso de tasa del 58% e incentiva a bancos a mantener el rendimiento de plazos fijos

El Banco Central extendió el piso de tasa del 58% e incentiva a bancos a mantener el rendimiento de plazos fijos

Las entidades podrán destinar a Leliq una porción mayor de los depósitos que tomen de los ahorristas. El FMI apoyó los cambios.

 

El Banco Central dispuso que mantendrá la tasa mínima de las Letras de Liquidez (Leliq) en 58% al menos hasta que el Indec publique el dato de inflación de julio, a mediados de agosto. Además, permitirá a los bancos destinar 3 por ciento más de los encajes de los depósitos a plazo fijo a Leliq, para que las entidades trasladen los rendimientos más altos a los ahorristas.

 

Ambas medidas, sumadas a un cambio en la manera en que se computa la integración de encajes bancarios para el bimestre julio-agosto, buscan garantizar el cumplimiento del programa monetario. El BCRA había expandido la semana pasada en unos $100.000 millones la base monetaria y tendría que haber subido la tasa de manera abrupta para alcanzar la meta mensual.

 

A la vez, al asegurar altos rendimientos en pesos a los bancos e incentivar a que estos los trasladen a los ahorristas, la entidad monetaria busca descomprimir la creciente demanda de dólares de cara a las elecciones. La divisa cerró el viernes en su mayor valor desde fines de junio e interrumpió una zaga de cinco semanas consecutivas a la baja.

 

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apoyó los cambios que anunció el Comité de Política Monetaria (Copom) este mismo lunes, pocos minutos después de la comunicación oficial. «El FMI apoya los ajustes técnicos del Banco Central de la República Argentina (BCRA) a su marco monetario que fueron anunciados hoy. Estos cambios garantizarán que la política monetaria se mantenga orientada a asegurar un camino continuo de disminución de la inflación y un buen funcionamiento del sistema financiero», sostuvo el vocero del Fondo, Gerry Rice.

 

Las medidas

El Banco Central, con el aval del FMI, decidió adaptar a un plazo bimestral la evaluación del cumplimiento de la meta de base monetaria en el periodo julio-agosto.

 

«En una actitud precautoria, los bancos están integrando encajes durante el mes de julio por un monto mayor al requerido para el bimestre, esperándose por lo tanto una integración menor en agosto», explicó el BCRA en el comunicado. «Con el fin de que el esquema no se vuelva excesivamente contractivo en julio y expansivo en agosto, el Copom ha decidido usar el promedio bimestral para determinar el cumplimiento de la meta de Base Monetaria de este período», prosiguió.

 

 

«El BCRA adapta el plazo de cumplimiento de la meta de base monetaria para no reflejar diferencias estacionales ente julio y agosto. Va en línea con los encajes. La resolución es muy oportuna porque el BCRA viene excedido en el promedio de base monetaria de julio y debería haber absorbido muchos pesos en los próximos días y haber convalidado mayores tasas de Leliq», explicó a TN.com.ar el economista Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital.

 

Además, «para garantizar el carácter contractivo de la política monetaria», el BCRA mantendrá la tasa mínima de las Leliq en 58% «hasta tanto se conozca el próximo dato de inflación». Ese piso regía hasta fines de julio, pero ahora se extenderá hasta el 15 de agosto, día en que el Indec publicará su Índice de Precios al Consumidor.

 

 

Y, para que esa tasa se traslade a los ahorristas, el directorio del BCRA elevó el viernes en tres puntos porcentuales la fracción de los encajes por los depósitos a plazo fijo que las entidades están habilitadas a integrar con Leliq.

 

Los encajes son los requerimientos mínimos de efectivo que los bancos deben tener líquidos, para atender cualquier requerimiento masivo por parte de los ahorristas. Se trata, por lo general, de dinero no remunerado, que no genera intereses. Al mantener esa plata a tasa 0, los bancos no trasladan de manera automática las altas tasas de las Leliq a los plazos fijos. «Los encajes no remunerados limitan el rendimiento de los depósitos porque generan una brecha entre la tasa de política monetaria y la que reciben los ahorristas», explicó la entidad que preside Guido Sandleris en el comunicado.

 

En depósitos a 29 días de plazo, por ejemplo, los bancos podían encajar el 14% en efectivo y 13% en Leliq. Ahora, podrán elevar a 16% la porción del dinero remunerada a una tasa del 58% o más (el viernes, la tasa promedio fue del 58,71%).

 

 

Con este tipo de medidas, el BCRA busca que las entidades financieras moderen la baja de tasas de los últimos días, que coincidió con la suba del tipo de cambio. Cuanto mayor sea el rendimiento de un plazo fijo, menor es el incentivo del ahorrista a dolarizar su cartera.

 

 

El viernes 19, la tasa promedio de los plazos fijos en bancos privados era del 46,15% anual, según datos del BCRA. Ese guarismo se mantiene más o menos estable desde comienzos de mes. Pero los bancos públicos, que ofrecían mejores rendimientos que los ahorristas ahora pueden aprovechar sin necesidad de ser cliente de esa entidad, bajaron las tasas. El Banco Nación, que hace un mes pagaba 55% para captar plazos fijos, llevó la tasa a 52% y, la semana pasada, la bajó a 49%.

 

En paralelo, el dólar recuperó vuelo. El tipo de cambio minorista promedio cerró el viernes en $43,62 y anuló la baja que había acumulado durante todo julio. Para contener esa suba, el Banco Central volvió a intervenir en el mercado de futuros con ventas a plazo.

 

FUENTE TN



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE