“Me parece muy positivo” dijo el Padre Barros sobre el “Servicio Cívico Voluntario”, sobre todo para quienes no estudian ni trabajan

“Me parece muy positivo” dijo el Padre Barros sobre el “Servicio Cívico Voluntario”, sobre todo para quienes no estudian ni trabajan

El sacerdote Alberto Barros, titular de Cáritas del Obispado de Posadas dijo que será una herramienta útil para los jóvenes que no están escolarizados o fuera del sistema laboral. Sobre las críticas que hacen referencia a un “Servicio Militar Obligatorio Encubierto”, dijo que con casi 40 años de democracia deberían dejarse en el pasado discursos ideológicos que dividen, no suman y corresponden a otras épocas.

Alberto Barros en Radio República.

 

 

Ayer la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich, anunció que a través de la resolución 598/2019 el Gobierno Nacional creó el “Servicio Cívico Voluntario en Valores”, que estará bajo la órbita de Gendarmería y tendrá como objetivo brindar “capacitación en valores democráticos y republicanos” a jóvenes de 16 a 20 años. La noticia causó revuelo en la opinión pública y detractores como quienes considera que se trata de una “buena idea”.

 

En ese marco el Padre Alberto Barros, sacerdote de la Diócesis de Posadas y actual titular de Cáritas, calificó a la decisión del Gobierno como “muy positiva”. Su análisis fue claro y sencillo. Sostuvo que claramente apunta a los chicos y chicas que están por diversas razones fuera del sistema laboral o educativo. “Es la oportunidad de formarse en algún oficio, aprender valores que le puedan ayudar a crecer y fortalecer en esa etapa de la vida. Hoy por hoy, fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas tienen estructuras para esto. Escuche las críticas pero me parece que ya no caben con casi 40 años de democracia. Los prejuicios que algunos puedan tener me paren más bien ideológicos y que no tienen nada que ver con el presente. Esto me parece un paso adelante una interesante idea”, sostuvo el sacerdote.

 

En esa misma línea dijo que los discursos que en las últimas horas hicieron referencia al regreso de un “Servicio Militar Obligatorio Encubierto”, contienen “resabios ideológicos”. “Cuando los prejuicios manejan la opinión de las personas, eso les achica la inteligencia y genera miradas inmaduras de la sociedad. Creo que es tiempo de  madurez y ubicarnos en la etapa que estamos y dejarnos de prejuicios infantiles. Esto se presenta como un desafío superador para dejar el pasado en el pasado con el aprendizaje que corresponde”, dijo.

 

Los “Ni –Ni” y el flagelo de las drogas

El principal argumento de la postura a favor del Padre Barros respecto a la puesta en marcha del Servicio Cívico Voluntario es que los chicos que ni estudian ni trabajan están expuestos al flagelo de la droga.

 

Dijo que es alarmante el aumento del consumo de estupefacientes en los jóvenes que no tienen perspectivas de futuro. “Esto les genera dolor y desesperación. Los expone al drama de la droga y a diario vemos como preocupación el crecimiento enorme del consumo de drogas y con ellas el ingreso a un círculo mortal. Cuando no tienen futuro, no trabajan, no estudian, hay crisis de valores y ahí la droga aparece como salida. Terminan arruinados. Todo lo que ayude a cambiar esta realidad es bienvenido. Yo considero que se trata de una iniciativa válida. Es bueno sacar a los chicos de ese no hacer nada y mostrarles que hay otras posibilidades, deportes, oficios, o actividades solidarias para darle sentido a su vida y recuperar valores. Mostrarles que la vida vale la pena, que tienen por y para qué vivir”, dijo Barros en Radio República.

 

GS



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE