Rocío Santa Cruz valoró la contención de sus compañeras en el penal ante su depresión y dijo estar dispuesta a dialogar con la familia de Cabrera

La joven recuperó la libertad hasta tanto no haya sentencia firme y gracias a la aceptación de un cuarto pedido de hábeas corpus hecho desde su defensa. Pasó 155 días en el penal tras haber sido acusada por desobediencia cuando aparentemente salió del país mientras tenía restricción judicial. Esta fue dispuesta luego del accidente de tránsito donde atropelló y mató a Juan “Topo” Cabrera.

 

Rocío Santa Cruz – Canal 12.

 

En marco de la entrevista que brindó a Canal 12, hizo hincapié en la forma en que la vida cotidiana dentro de un penal puede modificar a las personas. Desde su caso particular indicó que inclusive se vio obligada a consumir psicofármacos para poder sobrellevar la depresión que le generó su estadía en el lugar. A pesar de ello, agregó que supo encontrar contención en la religión y también entre sus compañeras de encierro con las que estableció un vínculo.

 

“Mi intención nunca fue la de provocar un accidente ni chocar a Cabrera, mucho menos que falleciera. Todo eso me generó un trauma, no es que hoy puedo estar feliz. Me cambió la vida desde todos los puntos de vista. Fue un hecho lamentable, principalmente para su familia”, afirmó. Durante los cinco meses que pasó detenida aseveró que reflexionó acerca de numerosas cuestiones debido a que el estar distanciada de su familia y tener denegada la posibilidad de realizar sus tareas laborales influyeron notablemente sobre sus actitudes y modos de vivir.

 

“Tenes que convivir con personas que no conocés y no sabés cómo van a recibirte o si van a agredirte. Es un lugar desconocido donde sos despojada de todo y de todos. Las cárceles deben ser para resguardar la seguridad, no para provocar un castigo. Es una experiencia que me marcó y que cambió mi pensamiento al ver otras realidades que antes no conocía”, sostuvo.

 

En lo que a la contención respecta, Santa Cruz valoró la empatía que tuvieron sus compañeras para con ella mientras compartían espacio y aseguró que se llevaba muy bien con todas las internas. “Yo escuchaba las historias de las demás chicas y colaboraba con ellas en lo que podía: me preguntaban sobre sus causas y las asesoraba jurídicamente. El cariño que me dieron me ayudó mucho a sostenerme, además de mi familia y amigos”, añadió.
“No tuve contacto directo con la familia -de Cabrera- pero no fue porque no haya querido sino porque, obviamente, pensé que ellos no querían entablar ningún tipo de dialogo conmigo”, explicó Santa Cruz. A esto agregó que “soy una persona accesible y no tendría ningún problema en hablar con ellos. Lo que sucedió es que la cuestión mediática llevó a que la familia me tomara bronca, por eso no me acerqué”. Rocío expresó que se molestó con la prensa debido a que, desde su parecer, tergiversaron el caso en muchas ocasiones y la “rotularon”.

 

Rocío Santa Cruz decidió dialogar con la prensa por primera vez luego del accidente ocurrido en enero de 2016 cuando embistió con su automóvil a Cabrera, produciéndole la muerte. En ese sentido, prefirió no referirse al hecho en sí aunque se mostró abiertamente dispuesta a entablar comunicación con la familia de la víctima para pedir disculpas frente a frente. Tampoco esclareció sobre la supuesta salida del país a finales de 2018 y alegó que hablará sobre ello cuando finalice la investigación correspondiente.

 

A.B.V.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE