Diego Moreno: “El Plan ForestAR 2030 será la plataforma que permitirá que la Argentina forestal logre ser una potencia a nivel mundial”

En dialogó con Misiones Online, el secretario de Políticas Ambientales y Recursos Naturales de la Nación, se refirió a las acciones que llevan adelante en la nueva plataforma gubernamental en proceso de construcción, discusión y articulación con el sector privado, académico y ambiental. Será la herramienta de planificación con la que pretenden incorporar las Políticas de Estado de largo plazo para el desarrollo de la cadena foresto-industrial, con una visión integral de desarrollo sostenible para los bosques nativos y las plantaciones forestales.

En el marco de su visita a la provincia, para el lanzamiento nacional de la convocatoria a la presentación de proyectos de conservación del yaguareté del Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD, y la presentación del Sistema de Administración, Control y Verificación Forestal (SACVeFor), actividades realizadas entre miércoles y jueves en Posadas, el secretario de Políticas Ambientales y Recursos Naturales de la Nación, Diego Moreno, explicó los avances en la planificación estratégica de toda la cadena foresto-industrial con el Plan ForestAR que se lanzó en 2018.

Este paso implicará integrar tanto a los sectores productivos como de conservación para orientarlos hacia inversiones sostenibles, con la construcción de una visión común de desarrollo sustentable, de mitigación de Cambio Climático y alineados hacia el cumplimiento de los compromisos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El Plan Forestar 2030 promueve en el sector forestal el valor y uso sostenible del bosque nativo, apunta a combatir la deforestación y promover la restauración de áreas degradadas, además de incentivar en el ámbito de la industria forestal el incremento de las plantaciones para el abastecimiento con maderas de origen legal y con prácticas de manejo sustentable en toda su cadena de valor en el largo plazo.

La iniciativa es liderada por la Secretaria de Ambiente de la Nación, bajo la coordinación interministerial y multidisciplinaria del rabino Sergio Bergman. Entre los sectores clave que participan se encuentra Agroindustria, Desarrollo Social, Trabajo, Educación, Producción, Ciencia y Tecnología, INTA, la REDFOR.ar (Red Argentina de Ciencia y Tecnología Forestal), entre cámaras empresarias, asociaciones civiles, gremios y ONG Ambientales.

“El ForestAR 2030 está en proceso. Con la plataforma se busca desde el Estado generar las bases para consolidar una política forestal a nivel nacional de largo plazo y, a partir de consensos con la sociedad, se puedan definir acciones que permitan convertir a la Argentina forestal en una potencia a nivel mundial en las próximas décadas”, precisó Moreno.

El funcionario expresó que el sector forestal en la actualidad tiene en la región de la Mesopotamia un rol relevante, pero “es aún mayor su potencial, va mucho más allá de lo logrado el que puede desarrollar tanto en el aprovechamiento sustentable de bosques nativos como en plantaciones forestales y toda la cadena de la foresto-industria. Este es un sector que tiene realmente un potencial muy grande respecto a lo que hasta ahora se ha logrado en el país, desde el aprovechamiento del territorio, el fortalecimiento de la cadena productiva en forma sustentable y de manera integral respecto a los recursos que proveen a la sociedad en general”, indicó.

En la actualidad, desde el ForestAR 2030 las autoridades se encuentran trabajando en búsqueda de adhesión y consenso del sector privado y sociedad civil, académicos, organizaciones ambientales, de manera de discutir en una mesa los alcances y metas de un Plan Nacional Estratégico Forestal que marcará el camino a seguir en el tiempo. “Todo está en un proceso de desarrollo, si bien hay varias iniciativas que se están instrumentando en este marco, como fue el haber logrado la puesta en marcha del instrumento financiero del Fondo de Seguro Verde, en el marco de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados o el Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos, cuya acciones también están alineadas”, precisó Moreno.

Este plan logró más fuerza en 2018 y con la adhesión del sector privado y la sociedad civil, desde Ambiente ya llevan unas 30 mil hectáreas en proceso de restauración entre las seis zonas prioritarias identificadas en el país: la Selva Misionera; Patagonia con un trabajo de recuperación en zonas afectadas por los incendios;la Región Chaqueña, Tucumán y Santiago del Estero; la Región de Cuyo de San Luis, San Juan, Mendoza, y la Región del NOA, en Salta y Jujuy.

Respecto al trabajo que llevan adelante en Misiones, sostuvo que apuntan a un enfoque mixto en zonas en las que se necesita la restauración de cuencas hídricas y también de masas forestales. “En la selva misionera la protección del agua y la conectividad de corredores biológicos son de vital importancia para la conservación de la biodiversidad”, explicó.

Visión estratégica integral

En una entrevista con ArgentinaForestal.com el secretario de Políticas Ambientales de la Nación consideró que el sector se encuentra ante una gran oportunidad con el Plan ForestAR 2030. “Uno de los aportes más importantes que hará esta plataforma es la visión integral forestal para avanzar hacia futuro y alineados al desarrollo sostenible. Siempre esta actividad productiva fue tratada con políticas separadas entre Bosques Nativos por un lado, y las plantaciones por otro. En la actualidad esto cambió y hoy se discuten a futuro otros criterios, el de una planificación estratégica integral”, adelantó Diego Moreno.

Desde el aspecto operativo, consideró que el segmento de explotación de Bosques Nativos deberá dar un paso necesaria que es hacia la integración del sistema productivo formal, y que genere realmente las bases de un desarrollo sostenible para muchas regiones forestales del país. “Uno de los principales problemas que tenemos en este segmento de la cadena es el alto grado de precariedad e informalidad de la industria, que se traslada a la comercialización y al empleo no registrado. Tampoco ha logrado en estos años alcanzar un desarrollo tecnológico y de mercado que permita generar el aprovechamiento de tiene en todo su potencial. Su funcionamiento actual, en un alto porcentaje, no le hace bien ni al sector ni al Bosque Nativo”, graficó el funcionario.

Por ello, consideró que integrando la visión productiva sustentable y mejorando sus cadenas de comercialización de los productos forestales, se podría dar un real salto de calidad en el aprovechamiento industrial maderero. “La idea es consensuar un plan de acción que permita a las micro y Pymes forestales mejorar su manejo productivo y de conservación de los Bosques Nativos de la Argentina”, indicó Moreno. “Del otro lado, respecto a las plantaciones forestales y la cadena de valor forestoindustrial, estamos trabajando en incorporar con mayor fuerza la mirada ambiental”, agregó.

En esa línea, mencionó que se avanza en la discusión de un proyecto de ley de promoción de industrias de celulosa, papel, tableros y bioenergía, pero también se analiza en paralelo desarrollar para acompañar este proceso, las bases relacionadas a las tecnologías y parámetros para establecer los mejores estándares para la industria forestal, celulosa y papel.

“Hay mesas de trabajo articuladas entre el Plan ForestAR y la Mesa de Competitividad, en las que se discute el desarrollo de protocolos y estándares de buenas prácticas, certificación forestal, mejores tecnologías disponibles para la industria, de manera de contar con parámetros de base de lo que exige el país para los nuevos proyectos, medidas de fondo de cara a políticas de largo plazo y del cual resulten en un Plan Estratégico”, concluyó el Secretario.

 

 

 

EP / PF / PE



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE