comScore

Aseguran que el «Mal de la Tela» arrasó a más de 3.000 hectáreas de cultivo de yerba en Andresito

Aseguran que el «Mal de la Tela» arrasó a más de 3.000 hectáreas de cultivo de yerba en Andresito

Para el diputado y productor yerbatero, Julio Peterson, urgen políticas de protección para la producción nacional frente a esta plaga. Afirmó que trabajando articuladamente se pueden lograr beneficios para toda la cadena de producción.

Julio Peterson – Radio República

Para el dirigente, Julio Peterson, a pesar del contexto de crisis económica, la actividad yerbatera puede generarse en beneficio de toda la cadena.  “Se puede desarrollar la actividad con ganancias para todos, con el compromiso de trabajar bien y cambiar el paradigma de la familia yerbatera sin victimizarlo y al momento que nos paguen lo que debe ser”.

Explicó que unir al sector fue el principal paso para lograr cambios en la valorización del producto. “La forma de negociar y producir bien es trabajo de todos (…) debo empezar por el de abajo y por el de arriba para empezar a construir precios”.

Sobre las declaraciones de Carlos Ortt quién afirmó que faltan trabajadores en ese sector por que «no hay ganas de laborar»  afirmó “eso significa una gran responsabilidad de parte de los líderes para educar al sistema. Hoy hay que hacerle ver que el trabajo en blanco no le quita el plan, pero si tenés un plan por discapacidad, no puedes trabajar, no arriesgues el capital de un productor si el Estado te banca. Hay que mostrarle los beneficios a los trabajadores”.

Mal de la tela

Añadió que hace tres años empezó a notarse más este problema.   El “Mal de Tela” es una enfermedad que hace unos años se viene percibiendo en los yerbales misioneros y en el último tiempo se acrecentó fuertemente en el norte de la Provincia. Se trata del hongo “Rhizoctoniasolani”, que produce el secado de hojas, tallos y ramas de la planta de yerba mate, lo que lleva a que se produzcan mermas en el rendimiento de la producción, ya que los secaderos no reciben la materia afectada.

“Hace tres años no habían más de 50 hectáreas afectadas, pero a la fecha hay  más de 3.000 hectáreas que han sido afectadas, en especial que vienen arrasando a la zona norte donde se ha visto una reducción entre el 38% y 40% de la producción”. Precisó que hace tres años el fin de cosechas terminaba en setiembre, sin embargo este año se cerrará en la mitad de julio.

“Los secaderos que laboraban con 120 o 130 mil kilos diarios o laboran con 80, bajo mucho lam producción la recepción de producto y eso va a significar un problema social y económico”.

Añadió que de la mano del gobernador electo, buscarán cómo ayudar a toda la cadena: “Estamos luchando para que la interzafra sea compatible con el aporte (…) pasaría a ser una ayuda social. Queremos que sea compatible y que el trabajador no pierda su beneficio”.

Añadió que en Andresito se paga mejor la yerba a 13 pesos y esperan llegar a 13.50 o 14 y están esperando la apertura de precios del INYM “queremos que empecemos a responsabilizarnos dentro de nuestro producto, de nada sirve salir a promocionar si nuestras plantas se están muriendo dentro de casa”.

 

 

 

sPM

SPM-


Quizás tambien le interese...