La foto que recorre el mundo: fue tomada en 1892 y exhibe dos niños con viruela, uno vacunado y el otro no

La foto que recorre el mundo: fue tomada en 1892 y exhibe dos niños con viruela, uno vacunado y el otro no

 

Durante más de 7.000 años de historia humana, se pudo erradicar una sola enfermedad: la viruela. Esta fotografía fue registrada hace más de cien años y se viralizó actualmente con el objetivo de concientizar sobre la importancia de las vacunas y dirigida al movimiento que está en contra de las mismas.

Una fotografía registrada en el año 1892 en Leicester, Inglaterra, muestra a dos chicos que han estado expuestos a la misma enfermedad: la viruela. Pero hay una diferencia entre ambos: uno está vacunado (el de la derecha) y el otro no (el de la izquierda), y se exhibe una notoria mejoría en la salud del primero antes que el otro.

Edward Jenner (1749-1823), médico rural de Berkeley (Inglaterra), es llamado “el padre de la inmunología”, y se dice que su trabajo ha salvado más vidas que el trabajo de cualquier otro hombre, debido a que su descubrimiento de la vacuna antivariólica tuvo trascendencia definitoria para combatir la viruela. En 1801, Edward Jenner esperaba que su descubrimiento de la vacunación no trajera nada menos que la aniquilación de la viruela. Su esperanza se hizo realidad en 1980, cuando la viruela fue declarada oficialmente muerta por la OMS.

Al observar el hecho comúnmente conocido de que las personas que ordeñaban vacas lecheras eran generalmente inmunes a la viruela humana, Jenner postuló que el contacto de estas personas durante el ordeño con el pus de las ampollas de las vacas (conteniendo el virus de la viruela bovina, una enfermedad similar a la viruela, pero mucho menos virulenta) las protegía de la viruela humana.

El 14 de mayo de 1796, Jenner probó su hipótesis inoculando a James Phipps, un niño de ocho años, hijo del jardinero de Jenner. Raspó el pus de las ampollas de la viruela en las manos de Sarah Nelmes, una mujer infectada de la viruela vacuna por una vaca.

Movimiento “antivacunas”

En 1998, el médico Andrew Wakfield publicó un estudio en The Lancet en que aseguraba que “la vacuna triple vírica estaba asociada a la aparición de autismo en los niños”.

Sin embargo una investigación periodística en 2007, reveló que el médico había manipulado los datos de los participantes para así obtener resultados para demandar a las farmacéuticas que fabricaban vacunas.

Este fue el inicio de un movimiento antivacunas que al día de hoy es un problema a nivel mundial. Enfermedades que ya estaban “muertas” y que se pueden controlar con vacunas comenzaron a renacer en países desarrollados: difteria, tos ferina, tétano, paperas, sarampión fueron algunas de las enfermedades que comenzaron a rebrotar y ser epidemia en diferentes localidades de Europa, Estados Unidos o Sudamérica por nombrar algunas.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE